Jueves, 27 de noviembre de 2014

| 2013/05/20 00:00

Este es el congresista que apaleó a su exesposa

El representante José Rodolfo Pérez ha sido señalado de nexos con ‘paras’ y de haber golpeado a un juez.

El representante José Rodolfo Pérez ha sido señalado de nexos con ‘paras’. Foto: SEMANA

Zully Mejía rompió seis años de silencio. Se atrevió a denunciar públicamente las "golpizas” que durante ese tiempo le propinaba su exesposo, José Rodolfo Pérez, nada más ni nada menos que uno de los representantes del Casanare en el Congreso de la República.

La mujer relató, en la emisora La FM, la brutalidad de las golpizas del congresista, incluso, en una ocasión los puños y patadas que recibió del político llanero le hicieron perder un bebé que tenía en gestación.

No es la primera vez que Pérez es noticia, pero por cosas muy distintas a sus obligaciones como servidor público. Pérez llegó al Congreso en el 2010 gracias a que el movimiento Apertura Liberal, que, según se comprobó en aquella campaña, era la plataforma política con la que cercanos a David Murcia Guzmán, el creador de la captadora DMG, pretendían recoger los votos de los seguidores que tenían en el sur del país, especialmente en Putumayo.

Pérez consiguió el aval de este partido y obtuvo en aquella elección 13.931 votos, un caudal electoral que heredó de su hermano, el exgobernador de Casanare Miguel Ángel Pérez Suárez, quien se hizo famoso en un video donde aparece recibiendo 500 millones de pesos de manos de un paramilitar, una de las pruebas con la que la Corte Suprema de Justicia lo condenó por sus nexos con alias ‘Martín Llanos’, jefe paramilitar de esa región.

Con ese lastre llegó al Capitolio, donde su protagonismo ha sido poco. Incluso en el año 2012 la revista digital Kien y Ke lo ubicó en el tercer lugar del escalafón de los representantes que no asisten a las sesiones plenarias de la Cámara de Representantes. De las 24 sesiones que hubo en el semestre pasado, Pérez no estuvo en 17, más del 70% de las sesiones. Pérez justificó sus inasistencias con un certificado médico que daba cuenta de su recuperación de una operación en la columna.

Pérez, además, es uno de los 17 representantes que conforman la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara de Representantes y allí hizo parte del primer trío de congresistas que se encargó de investigar al expresidente Álvaro Uribe por los seguimientos ilegales que desde el extinto DAS se ordenaron a magistrados, periodistas y dirigentes de oposición al Gobierno.

Hace dos años, en abril del 2011, a José Rodolfo Pérez le apareció un testigo que dice tener las pruebas de sus presuntos nexos con ‘paras’. El cabecilla, Darío Leguízamo, alias el 'Boyaco’, señalado de ser el jefe político de la organización de ‘Martín Llanos’ en una carta que hizo pública dijo estar dispuesto a revelar el apoyo de los paramilitares a la candidatura de este dirigente político. Pérez no tiene ningún requerimiento judicial.

Pérez también fue noticia hace 20 años por una golpiza, según lo recordó en julio del 2011 el columnista Daniel Coronell. En 1993 Pérez era secretario general del gobernador de Casanare, Óscar Leonidas Wilches. Ese gobernador había sido sancionado por celebración indebida de contratos por el juez Félix Gilberto López. Un buen día, el indefenso juez fue agredido a golpes por cuatro hombres, entre ellos José Rodolfo Pérez.

Datos de una hoja de vida que ahora tienen un nuevo elemento: la golpiza que le dio a su exmujer Zully Mejía.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×