Jueves, 23 de febrero de 2017

| 1995/03/20 00:00

'ESTE PAIS TIENE PROBLEMAS MUCHO MAS SERIOS QUE EL HOMENAJE A RAAD'

ENTREVISTA: CONTRALOR GENERAL, DAVID TURBAY

'ESTE PAIS TIENE PROBLEMAS MUCHO MAS SERIOS QUE EL HOMENAJE A RAAD'

EL CONTRALOR GENERAL DE LA REPUBLICA ha sido objeto de controversia por su presencia en el homenaje al ex director de la aeronáutica civil Alvaro Raad que condujo a la destitución del funcionario. Sobre este y otros asuntos habla con Semana.


SEMANA: Algunos comentaristas han criticado su presencia en Cúcuta en el homenaje a Alvaro Raad. ¿Sí es válido que usted haya asistido a ese acto social con un pasaje de la Contraloría pagado con el dinero de los contribuyentes?

DAVID TURVAY: Mire, dejemos de decirnos pendejadas. Este país tiene problemas demasiado graves para que pasemos un mes discutiendo quién fue al homenaje de Raad. Aquí todos los que participamos en la vida pública vamos todo el tiempo a homenajes. Todos son hartísimos. Allá nos encontramos todos: políticos, magistrados, periodistas, reinas y curas. Eso no menoscaba nuestra independencia ni nos hace deshonestos. Yo no tengo sesgos morales. Lo inmoral sería dejar la independencia en los cocteles.
SEMANA: Y el pasaje, ¿quién lo pago?

D.T.: A Cúcuta viajé a cumplir durante la jornada laboral funciones propias de mi cargo. Ahí están las certificaciones. Pero dejémonos de hipocresías. Si el homenaje hubiera sido en Tunja, ¿estarían discutiendo si viajé en el carro de la Contraloría? Además yo no me fui en un avión de la Contraloría, ni me regaló nadie el tiquete. La Contraloría pagó un tiquete en Avianca. ¿Cuál es el drama? Como consta, estuve en cinco reuniones de trabajo que me tomaron todo el día.

SEMANA: Pero, independientemente del pasaje, ¿usted ejerce control fiscal sobre la Aeronáutica?

D.T.: Claro que sí, y el que ejerzo es en serio. La prueba de ello son los informes cuestionando la inseguridad aérea que hice antes y después del homenaje. Todos los que se preocupan por mi pasaje nunca leyeron mis informes y a todos ellos se los envié.

SEMANA: Se ve que este episodio lo dejó muy bravo....

D.T.: No es este episodio. Es que a mí me indigna la doble moral que abunda en este país. Cuatro opinadores de escritorio dividen al país entre buenos y malos, dependiendo de si son sus amigos o no. Y si uno no está en esa rosca no hay mérito que cuente. Yo fui el mejor bachiller de mi promoción, Colegial de la Universidad del Rosario, profesor universitario, trabajo todos los días hasta las 10 de la noche y me esfuerzo por hacer una buena Contraloría. Me he dado cuenta que eso a nadie le importa; las investigaciones tampoco, salvo cuando afectan a los allegados del club de opinadores.

SEMANA: ¿Se refiere usted a Agudelo Villa?

D.T.: Sí, entre otros. Tengo el mejor concepto de Hernando Agudelo, fue amigo de mi padre y es amigo mío. Sin embargo, como Contralor, debo certificar los nombres de las personas sobre las cuales pesen fallos definitivos de responsabilidad fiscal. Sobre Agudelo pesan dos. Ello no quiere decir que sea un corrupto, pero sí quiere decir que jurídicamente es responsable ante el fisco por sus acciones u omisiones. Por ello está en la lista de responsables fiscales de la Contraloría, y no incluirlo sería un delito de mi parte. Pero hasta por cumplir con la ley le caen a uno.

SEMANA: ¿Quién le ha caído?

D.T.: Hasta el propio Presidente, quien mandó una carta de respaldo a Agudelo a pesar del listado de la Contraloría. Todos los funcionarios públicos, a diferencia de los opinadores de escritorio, tenemos la obligación de que la ley sea para todos, sean amigos o enemigos. Admiro la actitud de Ernesto Samper como amigo. No comparto su actitud como Presidente de la República en este caso.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.