Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/7/2013 12:00:00 AM

Este es el sargento que se le voló al Ejército

Es Leonardo Herrera, un peligroso militar condenado a 48 años por secuestro extorsivo y lesiones personales.

La cúpula de Ejército no lo podía creer. A los recientes escándalos por cuenta de los desórdenes en el centro de reclusión militar de Tolemaida revelados por SEMANA, se sumó otro hecho bochornoso en una de sus batallones: la fuga del sargento Leonardo Herrera, condenado a 48 años de prisión por secuestro extorsivo y lesiones personales, ocurridos en junio de 2008.

Cuando aún arden las cenizas por el escándalo de los privilegios de los militares en Tolemaida, se revela otro grave caso ocurrido en otra prisión militar. El pasado lunes, el sargento Leonardo Herrera Navarrete se fugó de la cárcel militar que se encuentra en el batallón de Artillería, en el sur de Bogotá. El uniformado había sido condenado a 48 años en septiembre de 2012.

Herrera y otro cómplice secuestraron en zona rural del municipio de Planadas -sur del Tolima- a varias personas, entre ellas algunos menores de edad por quienes exigían 700 millones de pesos. Los militares, que se hicieron pasar por integrantes de las Águilas Negras, hirieron a una de sus víctimas y posteriormente fueron capturados. Tras ser condenados hace algunos meses, Herrera fue recluido en la cárcel militar del batallón de Artillería, en donde tenía algunos privilegios a pesar de su elevada condena.

La fuga se dio el pasado lunes y durante cuatro días los militares guardaron silencio acerca de esta irregularidad que se sumó a la larga lista de irregularidades que ocurren en las cárceles militares. Solo el jueves pasado, cuando Semana.com reveló el hecho, el Ejército emitió un comunicado reconociendo la fuga y afirmó que se adelantan las investigaciones.

Este episodio tiene un agravante: no es claro si, como era obligación, el Ejército interpuso una denuncia en la Fiscalía por fuga de presos además que el Inpec nunca fue notificado de esta fuga según estableció Semana.com. Ahora es muy probable que quienes conocieron el asunto y no lo pusieron en conocimiento de las autoridades pueden verse sometidos a una investigación por omisión de denuncia.

Otro asunto que hasta ahora se está evaluando es por qué un uniformado condenado a 48 años de prisión por un delito tan grave como lo es el secuestro de varias personas -entre ellos menores de edad- se encontraba detenido en una instalación militar y no en una cárcel común, con todas las medidas de seguridad correspondientes. Semana.com estableció con fuentes del batallón de Artillería que el sargento prófugo disfrutaba de privilegios similares a los denunciados en el batallón de Policía Militar No. 13 y en Tolemaida (revelados por la Revista SEMANA en abril del 2011 y abril del 2013).
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.