Jueves, 19 de enero de 2017

| 2016/05/24 12:34

Valiente defensa de Chaves en el Giro

El holandés Steven Kruijswijk, Lotto Jumbo, se afianzó en el liderato de la ‘Corsa Rosa’ tras una vertiginosa etapa en la que el vencedor fue Alejandro Valverde. Chaves sigue segundo.

Valiente defensa de Chaves en el Giro Foto: AP

Como Prometeo encadenado se quedó Esteban Chaves luego del asalto al Passo della Mendola, a más de 57 kilómetros de la meta. Nibali, Valverde, Zakarin, Kruijswijk, Jungels, Fuglsang, Kangert, más otro puñado de gregarios, decidieron llevar a cabo su plan “separatista” a lo largo de esos bosques y valles camino a Andalo, en el Tirol italiano que alguna vez fue escenario del reino de los Habsburgo, durante el Imperio Austrohúngaro. El damnificado en aquella “Primavera de los pueblos” fue Chaves, quien se quedó atado al pavimento viendo cómo se alejaban sus rivales en medio de ese deslumbrante paisaje de pinos y cipreses.

El bogotano no se desesperó y como pudo instó a su “caballito metálico” a cabalgar sobre aquel terreno quebradizo que de vez en vez dejaba ver la próxima montaña, para luego ocultarla tras horizontes plomizos o valles de interminables viñedos rodeados por estructuras barrocas que asemejan esa parte de Italia a Salzburgo o Innsbruck.

El viento sopla, la montaña envía mensajes y Chaves, el “niño” de la gran sonrisa y los ojos de esmeralda, se tensa sobre su bicicleta y pedalea en un 52/13, más o menos, invirtiendo más de 190 vatios de potencia. Neil Stephens le habla por el intercomunicador, le dice cuánto pierde y cuándo debe regularse o acelerar. El hijo de Carolina y Jairo hace caso y mantiene su ritmo. Sabe que el terreno empinado está cerca y que los casi 40 segundos que tiene de desventaja los puede reducir a la mitad.

El Cannondale de Rigoberto Urán le echa una mano en la persecución, mientras por delante el estonio Tanel Kangert tira de la “cometa”, mientras Steven Kruijswijk le da una palmadita en el hombro a Valverde, como cerrando un siniestro trato.
La desventaja sube y baja entre los dos trenes. El del líder se asoma a la Paganella mientras el de Chaves y Urán todavía lidia con el terreno sinuoso de Svinc. Di Denno.

Pero la ayuda no es suficiente y Chaves se ve obligado a empujar su Scott. Se pone en punta y muy pocos pueden seguirlo. Majka, otro de los damnificados del ataque Nibali-Valverde, al igual que Pozzovivo, se ubican detrás del sillín del bogotano, como lastres. Urán se queda retrasado, perdido en una de tantas curvas, dejando a Chaves solitario en el campo de batalla.

Cuando el joven colombiano, quinto de la Vuelta a España 2015 y campeón del Tour del Avenir de 2011, trata de alcanzar la punta, los ataques del tártaro Ilnur Zakarin y de Valverde lo vuelven a alejar. Sin embargo, los embates de los fugados hacen que Nibali pierda terreno. El ‘Tiburón de Messina’, ya sin Kangert y sin Fuglsang para llevarlo, se queda sin fuerzas. Se forma un trío en la vanguardia: Kruijswijk, Zakarin y Valverde, tres capitanes dispuestos a unir fuerzas para destrozar al resto de los combatientes.

Lo logran con Nibali, pero no con el valiente Chaves, quien tiro y tira de su bicicleta, como un náufrago que de repente ve tierra a la vista y mueve sus brazos como pesadas aspas de molino para no morir en la soledad del océano.

Tras dejar atrás Fai della Paganella, los tres líderes de la etapa se lanzan sobre Andalo. Chaves, quien ya ha alcanzado a Nibali, continúa con su ritmo, sin perder el control, pero sin recibir ayuda. El colombiano deja tirado a su gran rival italiano y disminuye la diferencia con la punta. Ulissi, David López, Firsanov, Jungels y Majka siguen a su rueda, como hienas esperando a que muera para devorarlo. Pero Chaves no muere, vive a cada pedalazo, aunque no sonría. La concentración del colombiano es imperturbable y su ilusión es indestructible. Sabe que no llegará a la punta pero que aún puede menguar la catástrofe, reducir el daño. Juega con la calculadora, al igual que el frío holandés del Lotto Jumbo, quien no se inmuta para nada; no suda, no sufre, no da señas de debilidad.

En el embalaje final Valverde saca ventaja y cumple una de sus promesas: ganar una etapa en su primer Giro de Italia. Kruijswijk, más líder que nunca, pasa segundo y, sin levantar los brazos o sonreír demasiado, se va a los rodillos, como un soldado que acaba de cumplir una misión más. Zakarin termina tercero.

Chaves, que puede ser cuarto, se queda sin combustible y es sobrepasado por las “sanguijuelas” que van a su rueda. Tan sólo Majka permanece a su lado. Ambos pasan por la meta respirando por la boca, cansados, abrumados por el trepidante ritmo de la etapa. Saben que el camino se acorta, que no queda mucho terreno para vencer al holandés y, que para colmo, la diferencia en tiempo es cada vez mayor.

Sin embargo, mientras haya montaña hay esperanza, y eso se aferra ‘Chavito’, quien tras culminar la durísima etapa vuelve a sonreír, tenuemente, como diciéndoles a los colombianos: “crean en mí, todavía estoy vivo”.

Mañana, entre Molveno y Cassano d’Adda, sobre 196 kilómetros, se corre la etapa 17. Un día, supuestamente, para los sprinters. Sin embargo, como está el Giro, no se puede descartar alguna sorpresa.

Resultados

Etapa 16: Bressanone Brixen – Andalo, 132 kilómetros.
1. Alejandro Valverde (ESP-Movistar) 2:58:54.
2. Steven Kruijswijk (HOL-Lotto Jumbo) mt.
3. Ilnur Zakarin (RUS-Katusha) a 8 segundos.
4. Diego Ulissi (ITA-Lampre) a 37.
5. Bob Jungels (LUX-Etixx) a 37.
6. David López (ESP-Sky) a 38.
7. Sergey Firsanov (RUS-Gazprom) a 38.
8. Esteban Chaves (COL-Orica) a 42.
9. Rafal Majka (POL-Tinkoff) a 50.
10. Domenico Pozzovivo (ITA-Ag2r) a 1:47.
11. Vincenzo Nibali (ITA-Astana) a 1:47.
12. Nicolas Roche (IRL-Sky) a 3:20.
13. Rein Taaramae (EST-Katusha) a 3:20.
14. Jakob Fuglsang (DIN-Astana) a 3:20.
15. Hubert Dupont (FRA-Ag2r) a 3:20.
16. Sebastián Henao (COL-Sky) a 3:20.
17. Darwin Atapuma (COL-BMC) a 3:20.
25. Rigoberto Urán (COL-Cannondale) a 5:28.
109. Daniel Martínez (COL-Wil. Southeast) a 17:21.
163. Carlos Betancur (COL-Movistar) a 18:19.

General:
1. Steven Kruijswijk (HOL-Lotto Jumbo) 63:40:10.
2. Esteban Chaves (COL-Orica) a 3:00.
3. Alejandro Valverde (ESP-Movistar) a 3:23.
4. Vincenzo Nibali (ITA-Astana) a 4:43.
5. Ilnur Zakarin (RUS-Katusha) a 4:50.
6. Rafal Majka (POL-Tinkoff) a 5:34.
7. Bob Jungels (LUX-Etixx) a 7:57.
8. Andrey Amador (CRC-Movistar) a 8:53.
9. Domenico Pozzovivo (ITA-Ag2r) a 10:05.
10. Kanstantsin Siutsou (BIEL-Dimension) a 11:03.
11. Jakob Fuglsang (DIN-Astana) a 11:21.
12. Rigoberto Urán (COL-Cannondale) a 13:53.
13. Darwin Atapuma (COL-BMC) a 20:47.
14. Hubert Dupont (FRA-Ag2r) a 22:13.
15. Sebastián Henao (COL-Sky) a 22:14.
16. Giovanni Visconti (ITA-Movistar) a 26:58.
17. Stefano Pirazzi (ITA-Bardiani) a 29:06.
18. Matteo Montaguti (ITA-Ag2r) a 30:11.
19. Maxime Monfort (BEL-Lotto Soudal) a 30:26.
20. Andre Cardoso (POR-Cannondale) a 31:36.
66. Carlos Betancur (COL-Movistar) a 2:07:31.
98. Daniel Martínez (COL-Wil. Southeast) a 2:37:14.

Bob Jungels es el líder de los jóvenes, con más de 14 minutos sobre Henao, que es segundo. Damiano Cunego (Nippo Vini Fantini), es líder de la montaña con 134 puntos. Atapuma es tercero con 69. Giacomo Nizzolo, del Trek, es líder de los “embaladores”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.