Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/26/2011 12:00:00 AM

Estos son los uniformados fusilados por las Farc

Todos permanecieron durante más de diez años en cautiverio en manos de las Farc. Este sábado murieron. Fueron vilmente asesinados por esta guerrilla.

José Libio Martínez, sargento de la Policía
 
Era el integrante de la fuerza pública que más tiempo duró secuestrado por las FARC. La guerrilla lo plagió cuando era cabo, el 21 de diciembre de 1997, en el cerro de Patascoy (Nariño), donde prestaba seguridad a la base de comunicación que el Ejército tiene allí.
 
Doña Esperanza Estrada (su mamá) se enteró por las noticias de la toma guerrillera en el cerro donde estaba trabajando su hijo. Ella y José Fidencio, su marido, viajaron hasta Pasto para saber qué suerte había corrido José Libio. Se enteraron de que por fortuna estaba vivo, pero en manos de las FARC.
 
Cuando ocurrió la toma en Patascoy, Martínez tenía 21 años. Él nació en el municipio de Ospina, en Nariño, donde sus padres eran campesinos desde siempre. José Libio les ayudaba a trabajar la tierra a ellos y a sus vecinos. Por eso, todos los que lo conocieron pensaban que iba a dedicarse a su finca, pero terminó de suboficial del Ejército. 
 
Su hijo, el adolescente Johan Steven Martínez –a quien nunca conoció–, se convirtió en símbolo de esperanza para su ahora frustrada liberación.
 
Édgar Yesid Duarte, coronel de la Policía
 
Fue ascendido al grado de coronel de la Policía estando en cautiverio. Fue secuestrado cuando era capitán, el 14 de octubre de 1998, en el departamento de Caquetá, en un retén guerrillero.
 
Desde entonces sus familiares recibieron dos pruebas de vida, en la última solicitó al Gobierno concretar el denominado “intercambio humanitario” y se mostró en contra de un rescate a sangre y fuego.
 
Estaba casado en el momento del plagio y tuvo una niña que no pudo ver  crecer.
 
Elkin Hernández Rivas, mayor de la Policía
 
Fue secuestrado el 14 de octubre de 1998, cuando apenas tenía 22 años y era teniente, en un retén ilegal cuando viajaba hacia Florencia, en el punto conocido como 'la Y'.
 
Su familia declaraba hace algunos meses que Elkin habia dejado enterrados en la selva los mejores años de su vida. Recordaban el grado de su hermana Mayerly, que fue muy triste sin él.
 
También el viaje a San Andrés, donde su papá y su mamá conocieron el mar. De él, su familia conservó durante todos estos años una manilla que no se quitaban, a pesar de estar desleída por el tiempo.
 
Álvaro Moreno, intendente de la Policía 
 
El 9 de diciembre de 1999, integrantes del bloque sur de las FARC, bajo el mando de 'Joaquín Gómez', atacaron la estación de Policía del municipio de Curillo (Caquetá) y secuestraron a siete uniformados.
 
Entre ellos estuvo el intendente de la Policía Álvaro Moreno. De los siete plagiados, cinco regresaron ya a la libertad.

Tiene un hijo del que fue separado a los dos años de nacido y una hija que en ese momento bordeaba los tres. Ellos junto con su esposa esperaban su regreso en Medellín.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.