Martes, 21 de octubre de 2014

| 2013/04/25 00:00

“Estoy decepcionada porque no se aprobó matrimonio gay”

Navi Pillay, alta comisionada de la ONU para los DD.HH, habló también del fuero militar.

Navi Pillay, alta comisionada de la ONU para los DD.HH. Foto: SEMANA.

La surafricana Navi Pillay, alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, atendió a la prensa colombiana en Ginebra.  Aprovechó para reiterar su apoyo al proceso de paz que adelanta el gobierno con la guerrilla de las Farc, pero hace una aclaración. El proceso no puede concluir con amnistías ni indultos para las graves violaciones a los derechos humanos.

Pillay también aprovechó para mostrar su “desilusión” por dos de las decisiones más controvertidas asumidas por el Congreso colombiano. La reforma al fuero militar y la negativa para aprobar el matrimonio entre parejas del mismo sexo. Dice que los homosexuales están siendo criminalizados por el hecho de amarse.

Semana: La ONU apoya el proceso de paz. ¿Pero admitiría indultos o amnistías incluso para graves violaciones de derechos humanos, como se discute en Colombia?


Navi Pillay: De acuerdo con el derecho internacional, no se pueden otorgar amnistías para crímenes de guerra, genocidio y  graves violaciones a los derechos humanos y que están listados en el Estatuto de Roma. Y no son admitidas porque las víctimas tienen derecho a la justicia y la verdad. La gente no se olvida de lo que les pasó. La gente quiere paz y justicia, no se pueden separar las dos. No se puede decir primero la paz y la justicia después vendrá. Es claro que en estos diálogos de paz con las Farc tiene que haber una solución para tener en cuenta ese pedido. En negociaciones de paz la gente termina llegando a soluciones que a veces incluyen amnistías, pero no para los crímenes de guerra ni las graves violaciones a los derechos.

SEMANA.COM: ¿Sigue preocupada por la reforma al fuero militar que el Congreso colombiano aprobó el pasado mes de noviembre?

N.P.: Tengo que reconocer que estoy muy desilusionada con esa reforma. Es un retroceso. Le dije en mi carta al presidente Santos que esta reforma va a debilitar y socavar los esfuerzos que el gobierno había comenzado para asegurarse que las violaciones a los derechos humanos cometidas por los militares sean debidamente investigadas y que los responsables sean llevados a la justicia. Los tribunales militares no tienen el conocimiento, la experiencia y la capacidad que los tribunales civiles para adelantar estos procesos. También me preocupa la independencia de la justicia con esta reforma. En Colombia la justicia penal militar está bajo el poder Ejecutivo, a pesar que en todas partes del mundo hay un principio muy antiguo que es el de la separación de poderes, precisamente para que las victimas tengan confianza en el sistema de justicia.

SEMANA.COM: ¿No cree en la Justicia Penal Militar?

N.P.: La preocupación no es que existan tribunales militares, porque eso existe en muchas partes del mundo. La cuestión es  hasta qué grado los tribunales militares se ajustan a los estándares internacionales, sobre todo que estén separados de la cadena de mando. Creo que el personal militar será acusado y va a ser acusado por sus pares. Es una afrenta al principio de separación e independencia de la justicia. Hay un conflicto de intereses en que los militares se investiguen y se juzguen a sí mismos. Y no soy la única que está preocupada. Esta preocupación la comparten 11 relatores especiales del Consejo de DD.HH de la ONU, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la alta representante de la Unión Europea para asuntos exteriores y políticas de seguridad, la Oficina del Fiscal de la Corte Penal Internacional, y el martes, en el Examen Periódico Universal, nueve países señalaron sus inquietudes sobre esta reforma.

SEMANA.COM: ¿Confía en que el gobierno y el Congreso la corrijan con el nuevo proyecto que estudiará el Congreso?


N.P.: Si el gobierno quiere seriamente que haya justicia y una paz duradera no debía haber sido aprobada. El problema de esa reforma es que las ejecuciones extrajudiciales se identifican como homicidios y están atadas a disposiciones anteriores del código penal militar y no están tipificadas como crímenes de guerra o graves violaciones de derechos humanos.

SEMANA.COM: El Congreso colombiano se opuso al matrimonio de parejas homosexuales. ¿Considera una forma de violentar a esta minoría?

N.P.:  Estoy decepcionada de que el Congreso colombiano haya votado en contra del matrimonio igualitario. Lamento mucho que la población LGTBI sea sujeto a discriminación y a violencia porque se enamora. Por el hecho de enamorarse están siendo tratadas como criminales. Hemos hecho un estudio donde se ve que todos los países se ha aprobado el matrimonio y se nota que tan feliz esta la gente justamente al haber tenido ese derecho.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×