Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/17/2013 12:00:00 AM

“Estudiar en el exterior fue más fácil de lo que imaginé”

Becarios de Chevening hablaron con Semana.com sobre sus experiencias y aseguran que para obtener una beca sólo hay que ser persistente.

Hasta el 15 de noviembre sigue abierta la convocatoria para aplicar a una beca Chevening, una oportunidad para que los colombianos puedan desarrollar estudios de posgrados en el exterior. El programa es liderado por el gobierno Británico y financiado por el Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido y organizaciones asociadas.

La revista Semana se unió a esta iniciativa como aliado, a través de un encuentro realizado en la mañana de este jueves 17 de octubre. El segundo secretario de la Embajada, Iain Gill, presentó la oferta académica a una veintena de ganadores de las iniciativas Los Mejores Líderes, Colombia Líder y premio Royal Salute. Líderes sociales, académicos, empresarios y artistas, conocieron esta posibilidad abierta para quienes buscan aportar al desarrollo del país.

Hasta la fecha Chevening ha enviado a 140 profesionales colombianos al Reino Unido para profundizar en sus estudios, entre ellos, el expresidente Álvaro Uribe, el exvicepresidente de la República Gustavo Bell Lemus y el exministro de Relaciones Exteriores Jaime Bermúdez.

Semana.com habló con Maria Paula Duque, exviceministra de comunicaciones (2002 - 2005) y becaria de Chevening en el año 2001. Duque cursó una maestría en Gerencia de comunicaciones en Londres y aseguró que aplicar fue más fácil de lo que pensó.

La experiencia de Duque fue particular, porque se inscribió tres años antes de que el programa existiera “fui a buscar becas en el Icetex y revisé carpeta por carpeta, estaba buscando en otra universidad y cuando fui a registrarme me dijeron que si quería aplicar a una beca Chevening que iniciaría en tres años, dije que sí y así empezó el proceso. Estudiar en el exterior fue más fácil de lo que imaginé”.

En ese momento Duque tenía ocho años de experiencia, estaba casada y radicada en Bogotá, pero junto a su esposo renunciaron a todo y se fueron a estudiar “creo que muchas personas no aplican a estudiar fuera del país porque les da miedo renunciar a lo que han logrado, lo que no se dan cuenta es que cuando alguien vuelve a Colombia con estudios en el exterior tendrán siempre más puertas abiertas”.

Es común que las personas que ocupan altos cargos han salido a estudiar fuera del país. Duque, quien estudio en 2001 dice que “vivir afuera y estudiar con gente de otras partes hace que la mente se abra, incluso, poner en perspectiva los problemas que tenemos en el país”.

Según la becaria haber estudiado en la universidad de Los Andes, no tuvo nada que ver en que fuera una de las escogidas, agrega que jamás le preguntaron de qué universidad había salido. Y que para ganarse una beca sólo se necesita “Constancia, persistencia, determinación y ganas, no tener plata”.

Son muy pocos lo becarios que salen del país, los que otorgan las becas le atribuyen la situación a que la gente desconoce los diferentes planes que ofrece el gobierno, que no buscan las oportunidades, que se ponen taras antes de empezar y que cuando empiezan a trabajar les cuesta dejar lo que tiene para ir a buscar algo nuevo.

Oscar Sánchez, secretario de educación de Bogotá y también becario Chevening, estudió una maestría en Poder participación y cambio social en Brighton en el 2007. Sánchez le dijo a Semana.com “me presenté online, hice el examen del inglés, saqué un puntaje muy bajito, pero me arriesgué y presenté todos los requisitos. Finalmente, la universidad tuvo en cuenta mi experiencia, mi perfil profesional, mi compromiso y me aceptaron”.

Uno de los principales obstáculos para que las personas decidan aplicar a las becas es que muchos no dominan el inglés o tal vez no pueden sostenerse fuera del país, Sánchez aclara que la beca le pagó el tiquete aéreo, matrícula, vivienda y le subsidiaba otros gastos varios que le permitieron vivir con lo necesario. Además, asegura que “lo que más debe tener un becario es compromiso”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.