Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2015/08/05 17:00

Irónica acusación de ‘Matador’ contra la Procuraduría

El caricaturista Julio César González dijo que fue tal la presión del Ministerio Público para evitar la eutanasia de su padre, que terminó precipitándola.

Archivo particular Procuraduría. Foto: Archivo particular Procuraduría.

El caricaturista Julio César González -más conocido como ‘Matador’-, hijo de Ovidio González, el hombre que recibió la primera eutanasia legal practicada en Colombia, hizo serias acusaciones contra la Procuraduría General de la Nación y la cabeza de ese organismo, Alejandro Ordóñez.

Los reclamos tuvieron lugar en el foro ‘Eutanasia en Colombia, ¿un verdadero derecho?’, organizado por la Fundación Buen Gobierno. Allí el dibujante satírico manifestó que Ordóñez ha puesto su despacho al servicio de los opositores de la muerte asistida y que, al tratar de impedir la de su papá, terminó por precipitar el procedimiento.

Para ello 'Matador' trajo a la memoria la columna que Daniel Coronell escribió en SEMANA acerca del caso de don Ovidio, 'El derecho al pecado’. En ella, el periodista resaltó que dos procuradores regionales, subalternos de Ordóñez, intentaron evitar que González recibiera el procedimiento para poner fin a su vida y a su sufrimiento.

El caricaturista reveló que su progenitor quiso tomarse tres días más antes del procedimiento pero, “al ver esta presión tomó la decisión de irse el mismo día”.

Ordóñez, lejos de negar las acusaciones, reconoció a la salida del foro que había hecho actuaciones para evitar la muerte de Ovidio, “en defensa de la ley, en cualquier otra ocasión lo volveré a hacer porque estamos actuando en el complimiento de nuestros deberes constitucionales”.

Poco más de 30 minutos no fueron suficientes para que el procurador general pudiera explicar a fondo en el evento su posición frente a la eutanasia o" muerte dulce" como la llamó de manera irónica.

A nombre propio

El jefe del Ministerio Público apretó tuercas al decir que el debate hasta ahora empezaba y que la sociedad corría múltiples riesgos al aprobar la eutanasia. Entre ellos, que se estableciera para niños de 12 años, personas solas, ancianos o para pacientes con enfermedades que no estuvieran en estado terminal.

Ordóñez fue más allá y presentó una particular tesis en la que dejó claro que hablaba a nombre propio y no como jefe máximo del Ministerio Público. “(…) en ese sentido la Procuraduría, más que la Procuraduría, es mi posición personal, es que la eutanasia no se puede considerar un derecho”, reconoció ante un auditorio lleno de estudiantes y profesores de la Universidad del Rosario.

Luego explicó que la eutanasia no podría ser una conquista legal porque quitarle la vida a una persona es “despojarlo de su derecho a existir”.

Lo cierto es que algunos de los asistentes recordaron las intervenciones legales para evitar que se aplique la muerte por piedad. En otras palabras, trajeron a la memoria cómo Ordóñez ha usado su cargo para intervenir en el espinoso tema.

En marzo, procurador general tomó una polémica decisión cuando le solicitó al Consejo de Estado que suspendiera la resolución del Ministerio de Salud que reglamentó la eutanasia en el país. Ese día, dijo que esa cartera no tenía competencia.

Otros, como el senador Armando Benedetti, consideran que es clara la contradicción del procurador Ordóñez, quien ha cambiado sus posiciones ya que la primera vez que fue elegido por el Senado para el cargo que hoy ostenta se comprometió a dejar de lado sus creencias. “El procurador quiere coger su visión religiosa y meterla dentro del Estado”.

En dos sentencias: la C- 239 de 1997, que determinó que se debería reglamentar el homicidio por piedad, y la T-970 de marzo del 2015, que le dio al Gobierno un plazo de 30 días para definir los trámites administrativos para realizar la solicitud, quedó expuesto el tema y el procurador debería respetar esos fallos, recordó el senador.

¿Cómo debería actuar Ordóñez? La posible respuesta la dio el exmagistrado de la Corte Suprema Jaime Arrubla, quien señaló que Ordóñez tiene el derecho de pensar de acuerdo con su conciencia, “pero la Procuraduría como institución republicana tiene que defender la Constitución y la ley”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.