Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/20/2011 12:00:00 AM

Evacuación de habitantes en ribera del río Negro

Existe el riesgo de que el río Negro se desborde y afecte nuevamente a la población de este municipio. La alarma es preventiva.

Los habitantes del municipio de Útica que viven en las riberas del río Negro fueron evacuados preventivamente ante la amenaza de una nueva avalancha, esta vez, por los altos niveles que presenta este afluente y que también cruza por los municipios La Peña y Tobia.
 
Según Jaime Matiz, coordinador de la Unidad de Desastres de Cundinamarca, en el sector las lluvias continúan y con ellas el aumento del cauca de los afluentes del departamento.
 
Útica es uno de los municipios más vulnerables, por allí no sólo pasa el río Negro, sino también la quebrada Negra, la misma que causó la avalancha de lodo la noche del lunes de esta semana y que afectó al 85 por ciento del casco urbano.
 
El gobernador del departamento, Andrés González, confirmó que cerca de 2.000 habitantes de este municipio están damnificados. Estas personas fueron ubicadas en dos refugios adaptados en las zonas seguras del municipio.
 
Este miércoles, el presidente Juan Manuel Santos visitó la zona afectada, donde prometió reubicación y nuevas viviendas. “El inventario que me han hecho hasta ahora es que más o menos se han perdido cerca de 300 viviendas, y lo que yo les puedo decir en este momento es que vamos a hacer unos estudios para reubicar esas 300 viviendas y las vamos a financiar”, explicó Santos.
 
Agregó que miembros de las fuerzas militares se encuentran en la zona y ayudarán a la reubicación y reconstrucción de las viviendas. “Son pelotones de ingenieros para ayudar en todo el proceso”, agregó el mandatario.
 
La alarma que se decretó la tarde de hoy (miércoles) se suma a la alerta de la noche del martes que obligó a evacuar el caso urbano de Útica, ante una nueva amenaza de avalancha por un represamiento de agua en la parte alta del municipio.
 
El Gobierno analiza si es necesario reubicar la población. De acuerdo con Carlos Iván Márquez, director de Gestión de Riesgo del Ministerio del Interior y de Justicia, por el momento se cumple con la fase de la estabilización de las personas y se presta apoyo sicológico, alimenticio y social.
 
Los efectos del desastre son evidentes en la zona urbana del municipio. La creciente de la quebrada Negra dejó marcas de lodo en las viviendas de hasta 1.70 metros de altura.
 
"El colegio, las escuelas, la estación de bomberos y el jardín infantil son hasta ahora los lugares que resultaron con mayor grado de afectación", informó el secretario de Planeación del municipio, Ricardo Guerrero.
 
Según González, el plan de evacuación funcionó con éxito y se "evitó la pérdida de centenares de vidas". Según los testimonios de los damnificados, las campanas del templo que anunció la emergencia hicieron posible que los habitantes evacuaran a tiempo. Sin embargo, una mujer de 77 años, quien vivía en un hogar geriátrico, perdió la vida.
 
De acuerdo con las autoridades, tras el salvamento oportuno, la tarea ahora es reconstruir las casas y tapar los huecos por donde la quebrada Negra sigue fluyendo.
Según los testigos, las calles de Útica están "llenas de lodo, barro y la gente está angustiada".
 
De acuerdo con el gobernador, "la escuela y muchas viviendas están totalmente afectadas, incluso una sala de computadores que hace tres meses habíamos instalado quedó totalmente arrasada".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.