Martes, 17 de enero de 2017

| 2009/05/18 00:00

Ex funcionarios del DAS niegan haber recibido órdenes de la Presidencia

La Casa de Nariño desvirtuó versiones de prensa que aseguran lo contrario y dice que causan “gravísimos daños” a funcionarios del gobierno mencionados en investigaciones de ‘chuzadas’.

Fernando Tabares y Jorge Lagos, ex funcionarios del DAs involucrados en las investigaciones por las 'chuzadas'.

La Casa de Nariño negó en un escueto comunicado que el ex jefe de Contrainteligencia del DAS, Jorge Alberto Lagos, haya declarado ante la Fiscalía que funcionarios del Gobierno estaban implicados en las interceptaciones ilegales hechas por el DAS.
 
La reacción del Palacio se da después que el canal RCN y La Fm radio revelara pruebas en las que se escuchan las grabaciones hechas a varias personalidades políticas durante el año 2006 y asegurara que altos ex funcionarios del DAS recibían las órdenes de parte de funcionarios de Palacio.
 
La procuraduría abrió investigación contra algunos de los mencionados por La Fm  (Bernardo Moreno, Secretario General de Presidencia, César Mauricio Velásquez, Secretario de Prensa, Jorge Mario Eastman, asesor en comunicacioes, entre otros) el pasado viernes.
 
Sin embargo, el periódico El Tiempo de hoy, 18 de mayo, publica algunos facsímiles de las declaraciones del ex jefe de Inteligencia del DAS, Fernando Tabares, y de Contrainteligencia, Jorge Lagos, en las que niegan haber recibido órdenes por parte de funcionarios de la Casa de Nariño para hacer seguimientos a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, aunque admiten haber pedido información de algunos de los magistrados a la Unidad de Información y Análisis Financiero de la Fiscalía, Uiaf.

Según cita el diario, ambos funcionarios pidieron esta información para “confirmar o desvirtuar si existía alguna penetración por parte de Ascencio Reyes”, el empresario de quien se sospechaba tenía vínculos con el narcotráfico y que acompañó a los magistrados en un viaje a Neiva en noviembre de 2007.

La declaración de Lagos que cita El Tiempo admite que estuvo en dos oportunidades en la Casa de Nariño para hablar de la investigación ‘Paseo’, como se bautizó a este seguimiento. La primera vez, dice, se entrevistó con el secretario de Prensa César Mauricio Velásquez para entregarle los resultados de la investigación del viaje a Neiva. La segunda vez lo hizo en compañía de la ex directora del DAS, María del Pilar Hurtado, y de Fernando Tabares. Los tres se encontraron con el secretario general de la Presidencia, Bernardo Moreno, para reconocer en una fotografía al empresario Reyes.

“Lagos dijo que en ambas reuniones el ex asesor presidencial José Obdulio Gaviria entró y salió”, pero “nunca recibió instrucciones de ninguno de ellos para hacer seguimientos a magistrados o interceptaciones a sus comunicaciones”, dice el diario.

Sin embargo, otros apartes de la indagatoria conocidos por SEMANA.COM dan cuenta de inconsistencias en la versión entregada por el ex jefe de Contrainteliegencia. Por ejemplo, cuando la Fiscalía le pregunta por la autorización de salida de cajas repletas de papeles, al parecer con información de los seguimientos a personajes de la vida pública que sacó personal de su oficina (fotografías reveladas por la revista SEMANA en su edición 1408), Lagos dice: “las autorizaciones se deben realizar a través de la oficina de Protección, hecho que omití, tal vez por el tiempo que llevaba en esa oficina en donde se me había convertido casi en mi segundo hogar (sic)”.

Así mismo, dice que los papeles que sacó eran personales. Lo extraño es que su trasteo haya durado una semana entera y que seis horas de grabación de estas salidas hayan sido borradas del sistema.

Sobre el tema, este lunes José Obdulio Gaviria dijo en La Fm que “Lagos y sus compañeros nunca confesaron delitos, ni acuerdos indignos con funcionarios del Gobierno”. 
 
Minutos después, la Casa de Nariño publicó en su página web un comunicado de cinco puntos en el que señala que las versiones de medios de comunicación sobre las órdenes para ‘chuzar’ a los magistrados le hicieron “gravísimos daños” a funcionarios del gobierno y perturbaron la armonía entre las instituciones.

“La trasmisión del Canal RCN produjo gravísimos daños a la integridad moral de los funcionarios calumniados y de sus familias, a la armonía entre las instituciones del Estado colombiano y a su Gobierno”, dice uno de los puntos del comunicado (Vea el texto completo).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.