Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/6/2012 12:00:00 AM

Exalcaldes lanzan SOS por su seguridad

Hasta hace dos meses, mientras ocupaban los despachos municipales, tenían un gran esquema de seguridad. No era para menos, estaban amenazados de muerte. Hoy, cuando dejaron de ser empleados públicos, el riesgo sigue siendo el mismo, pero sin protección.

Mauro Petevi dejó de ser el alcalde más intimidado del país para convertirse en el exalcalde más amenazado (y desprotegido). Aunque abandonó el despacho municipal hace poco más de un mes, su situación sigue siendo crítica.

Después de haber sido blanco de un ataque que acabó con la vida de su nieto y de vivir el secuestro de su hijo (aún no se tienen noticias de su paradero), casi al tiempo de posesionarse el alcalde de Puerto Asís (Putumayo), Petevi tuvo que devolver el esquema de seguridad, tal y como la ley lo determina. Sin embargo, él y otros exalcaldes del país piden al Gobierno que evalúe cada caso y, de ser necesario, regrese la protección a los exmandatarios que los requieran.

La Policía de Putumayo ya certificó que mi situación es difícil, tanto es así que ahora estoy teniendo protección por parte de ellos. Pedí al Ministerio del Interior que analice mis condiciones. Tuve que devolver la camioneta blindada y caminar por el pueblo es poner mi vida en riesgo”, cuenta el exalcalde, quien tuvo que exiliarse de su municipio mientras recibe una respuesta del Gobierno frente a su situación de seguridad.

Petevi no es el único. El exalcalde de Puerto Rico (Caquetá) Jaime Pinzón no sale de su casa desde hace casi una semana. Tiene miedo. Mientras fue alcalde tuvo un esquema de seguridad conformado por tres guardaespaldas y una camioneta. Ahora no tiene nada y aunque entiende que, como lo dijo el Andrés Villamizar, director de la unidad de Protección del Ministerio del Interior, no se cuenta con los medios para proteger a todos alcaldes entrantes y salientes al tiempo, pide que se analice cada situación y se tomen acciones.

“Es muy triste que tengamos que salir de nuestros pueblos por las amenazas. Hemos mandando cartas al Gobierno, hemos pedido por distintas formas que evalúen y se den cuenta de lo que estamos pasando”, dice Pinzón, quien recuerda que su antecesor en la alcaldía de Puerto Rico, Jorge Hernando Calderón, fue asesinado al poco tiempo de dejar el despacho municipal. “Eso es más que una advertencia. A mí me puede pasar lo mismo”, asegura el exmandatario.

La Federación Colombiana de Municipios (FCM) tiene estadísticas que demuestran el riesgo al que se enfrentan los exalcaldes. Desde el año 1998 hasta la fecha han sido asesinados 112 en el país. La FCM pide al Gobierno que no desproteja a los exmandatarios en situación de alto riesgo.

Las condiciones son, para algunos, tan difíciles que, por ejemplo el exalcalde de Doncello (Caquetá) Jaír Díaz ha tenido que contratar escoltas o pedirles a amigos que lo acompañen cada vez que debe salir de su casa. Por supuesto, nunca lo hace caminando. “Es imposible. Después de tener tres escoltas a no tener nada, no es fácil enfrentar la calle, sobre todo cuando las amenazas no paran”, dice.

Díaz recuerda que su hermano fue asesinado por las FARC y en su trayectoria política ha sufrido varios atentados. “Las amenazas advierten que dejar el cargo no significa que ‘las cuentas’ estén saldadas”, dice el exalcalde, quien reitera que se quedará en su departamento participando en la vida pública por lo que “necesita” que se le garantice su seguridad.

“Confío en que el anuncio que recibí hace pocas horas de recibir un apoyo del Gobierno que me permita sentirme seguro, sea garantizado”, aseguró Díaz.

El encargado de seguridad del Ministerio del Interior, Andrés Villamizar, aseguró hace apenas unos días que en casos especiales, si se logra demostrar que el mandatario saliente tienen un nivel alto de riesgo, se “podrá analizar la posibilidad de tomar medidas de protección, pero es necesario que devuelvan estos elementos y hagan una solicitud de protección como exmandatarios”. Todos los alcaldes amenazados esperan que el anuncio se haga realidad.

“Ojalá que el Gobierno no espere a que aparezca el primer exalcalde muerto para tomar una decisión frente a nuestra seguridad”,
aseguró uno de los exmandatarios consultados por Semana.com, quien además señaló que muchos “han tenido que refugiarse en Bogotá, al no encontrar un mínimo vital de seguridad en los municipios sobre los que hasta hace unos meses tenían soberanía”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.