Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/22/2017 8:13:00 PM

"La deuda de Roberto Prieto con nosotros es un taxímetro que sigue creciendo"

Un pleito laboral de 23 años persigue al exgerente de la campaña Santos. Con una sentencia en firme de la Corte Suprema, los demandantes aseguran que algún día recuperarán lo que les deben.

Roberto Prieto y su familia fueron absueltos por la justicia de un proceso penal, con el que dos exempleados intentaron cobrarle una millonaria indemnización que les fue reconocida por la Corte Suprema de Justicia. Para los demandantes, Juan Manuel Ortíz e Ivonne Patricia Hernández, el exgerente de la campaña Santos se declaró en insolvencia para evadir el pago.  

Ahora, que por cuenta del escándalo de Odebrecht ha salido a la luz pública que Prieto no tiene ningún bien en Colombia, ambos decicieron hablar. Ortíz y Hernández denunciaron a Prieto por el delito de fraude procesal con el argumento de que la compañía Market Medios, que reemplazó a otra grande de la publicidad -Radiodifusores Unidos S.A. (ambas de la familia Prieto Uribe)- se creó para evadir el pago de la sentencia que los beneficiaba. La Justicia no les dio la razón pues el fallo laboral no había quedado en firme en ese momento.

Por esto, 23 años después, en medio del escándalo político que generó la compañia brasileña, cuestionan a Prieto. 

Semana.com: ¿Cómo se inició este pleito, por qué decidieron demandar a Prieto?

Juan Manuel Ortiz: Éramos los vendedores estrella, pero nos echaron. Como fue sin justa causa, entonces se constituye en una falta grave. Además, la liquidación no tuvo en cuenta nuestros derechos como son las comisiones; eso no quedó dentro de la liquidación, tampoco las vacaciones, cesantías, todo a lo que tiene derecho un empleado. Fuimos liquidados con un sueldo básico mínimo, no se ajustó con las comisiones que por venta legalmente teníamos derecho. Cuando vimos que esto no se dio de manera legal, tomamos la decisión de demandar la empresa.

Le recomendamos: La inexplicable pobreza de Roberto Prieto

Semana.com: ¿Qué explicación les dio Prieto?

Ivonne Patricia Hernández: Le dediqué cinco años de mi vida a esa empresa y salí por la puerta de atrás siendo una de las mejores vendedoras. Roberto me llamó a su oficina, me echó. Al otro día llamó para que yo no me fuera, pero después de una echada ya no hay nada qué hacer. La esposa de él, una señora muy querida, no estuvo de acuerdo, me llamó dos o tres días para que volviera, pero ya no había nada qué hacer. Nos quitaron los clientes, nos prohibieron que los compañeros nos hablaran, no nos pagaron las comisiones, nos tuvieron a presión con un sueldo básico y no nos pagaron las comisiones. Nunca nos las pagaron. 

Semana.com: ¿Cómo falló la justicia en este caso laboral?

I.P.H.: Fue un proceso laboral como cualquier trabajador que tenga derecho lo puede adelantar en Colombia para cobrar una deuda. Le dimos poder al abogado Enrique Martínez, que trabajó en el caso por el transcurso de 10 años. Nosotros ganamos este proceso incluso en casación ante la Corte Suprema de Justicia. Allí esta dice que nos tienen que pagar.

Puede leer: Los contratos de Roberto Prieto con el Estado

Semana.com: ¿Por qué no se ha podido cobrar?

J.M.O.: La sentencia no se pudo cobrar porque Radiodifusores Unidos, contra quien se dictó el fallo, desapareció del universo jurídico. La liquidaron precisamente para eso. En consecuencia, nosotros alegamos el fraude a resolución judicial porque es una maniobra oblicua para sustraerse de la responsabilidad de la sentencia. Liquidaron esa empresa y la hicieron aparecer después como otra en el mismo medio económico y social, con las mismas personas, los mismos clientes, en la misma notaría, trasladaron todo para hacer lo mismo. Es como cambiarse de vestido pero seguir siendo el mismo.

¿Qué pasó cuando se dieron cuenta de que Prieto no iba a pagar?

J. M. O.: De eso no nos dimos cuenta sino cuando salió la decisión de la Corte Suprema de Justicia. No sabíamos que él había tomado esa decisión. Fue una sorpresa encontrarnos con que la Sala de Casación Laboral lo estaba conminando a pagarnos nuestras prestaciones y nuestra liquidación correctamente y nos encontramos con que había liquidado la empresa. Que había montado otra empresa donde él no figuraba, pero tenía el mismo objeto comercial y social, en la misma sede.

Puede leer: Director de la Dian asegura que nunca conoció de dineros de Odebrecht

Semana.com: En este momento decidieron iniciar el proceso penal...

J.M.O.: El delito que se constituye se llama fraude a resolución judicial. La Corte Suprema de Justicia dictó una sentencia en donde condena a la empresa Radiodifusores Unidos S. A. Si ellos liquidan la empresa con anticipación a la sentencia, entonces están cometiendo un fraude. Ellos debieron pagarnos antes de liquidar la compañía.

Semana.com: En medio de este proceso, ¿tuvieron contacto posterior con Roberto Prieto?

J.M.O.:
Sí, estuvo reunido con nosotros en el OMA de la 42 con 15. Nos ofreció una plata mínima, nos ofreció el 10 % de lo que nos debía. Ahora esa deuda puede ser de 3.000 millones de pesos entre los dos.

Semana.com: ¿Qué les decía Prieto? ¿Qué les decía a la justicia?

I.P.H.: Hasta el día de hoy Roberto Prieto no tiene plata, está muy pobre. Quisiera verle la declaración a ver cuánto ha declarado en Colombia. Sigue siendo socio, por alguna parte, de Market Medios. En varias entrevistas de televisión y radio ha reconocido que Market Medios es su empresa. En el proceso siempre dijo que no tenía con qué pagar, en la parte penal, los hermanos también dijeron que estaban muy pobres. El abogado nos contó que ellos casi lloran porque no tenían con qué pagar.

J.M.O.: Siempre dijo que estaba quebrado. Que lo habíamos engañado, que nos habíamos robado la información de la empresa. No teníamos información de cómo se ordenaba pauta ni a quién. Éramos vendedores, vendíamos a las emisoras que ellos tenían en su portafolio de ventas pero no teníamos acceso a tarifas de operación o a los pagos. Pero él decía que nosotros lo habíamos estafado en su buena fe porque le habíamos robado la información. Eso no pasó.

Semana.com: ¿Por qué el juez terminó absolviéndolo en el proceso penal?

I.P.H.: Desafortunadamente la justicia en Colombia es esa. No tenemos plata para hacer nada, ellos tenían muy buenas relaciones, muy buen abogado, Ricardo García, y salió a su favor. Nosotros lo único que sabemos en el fondo es que él nos debe plata. Yo tengo mi cabeza en lo alto. Puedo ir a que me den contratos, sigo con mis ventas, con mi maletín en la calle.  
 
Le recomendamos: "Es una realidad": Prieto sobre la entrada de dinero de Odebrecht a la campaña de Santos

Semana.com: Después de ser absuelto, el proceso penal prescribió, pero no la deuda, que además está en firme en un fallo de la Corte. ¿No piensan insistir?

J.M.O.: La deuda no prescribe, sigue como un taxímetro, creciendo. El delito por el cual lo denunciamos es fraude a resolución judicial y ese pudo haber prescrito. Pero ellos no pueden pasarse por la galleta un fallo de la Corte y haremos lo que sea posible para cobrar.

Cronología del caso: 

2002: Juzgado Laboral de Bogotá ordena a la empresa Radiodifusores Unidos S. A., cuyo representante es Roberto Prieto y sus tres hermanos, a pagar a los dos exemplados lo adeudado. 

2002: Roberto Prieto vende la empresa Radiodifusores Unidos S. A.

2003: Tribunal Superior de Bogotá confirma la sentencia que condenó a Radiodifusores Unidos S. A. a indemnizar a sus empleados.

2004: La Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia resuelve en casación dejar en firme la sentencia laboral contra la firma de Roberto Prieto.

2011: Demandantes comienzan en el juzgado 49 penal de circuito de Bogotá un proceso penal en contra de Prieto y sus hermanos por el delito de fraude a resolución judicial.

2015: El juez 49 penal de circuito decide absolver a Prieto y sus hermanos del delito de fraude procesal. 

2015: El Tribunal Superior de Bogotá declara prescrita la acción por el delito de fraude procesal.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?