Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2016/02/23 08:10

Las dudas tras el asesinato del exministro Rodrigo Lara Bonilla

La Fiscalía ordenó exhumar el cuerpo por falta de certeza en los análisis que hizo Medicina Legal en su momento.

Las dudas tras el asesinato del exministro Rodrigo Lara Bonilla Foto: Lope Medina

A mediados de mayo de 1984, el país fue testigo de la ‘cruzada relámpago’ que el presidente Belisario Betancur adelantó contra el narcotráfico tras el asesinato de su ministro de Justicia, Rodrigo Lara Bonilla.

Han pasado tres décadas desde del asesinato y el caso no está resuelto. Aunque en principio todo apuntaba a Pablo Escobar, dos nuevas hipótesis aparecieron. La primera plantea que un mafioso antioqueño “de peso mediano” habría maquinado el plan, la otra apunta a Carlos Lehder como el gran cerebro de la operación.

Sus familiares reclaman justicia. Pese a que todo, en un principio, indicaba que los responsables eran los miembros del cartel de Medellín, las autoridades ya no están tan seguras de que eso haya sido así.

Un fiscal de la Unidad de Análisis y Contexto de la Fiscalía ordenó para este martes la exhumación de los restos del asesinado ministro de justicia.

Las razones del ente acusador se basan en un informe que presentó el exdirector del Instituto de Medicina Legal Máximo Duque, quien con sus estudios puso en duda la trayectoria de los proyectiles que provocaron la muerte de Lara Bonilla.

La versión oficial señala que los disparos fueron hechos por sicarios que desde una motocicleta atacaron al ministro por la parte de derecha, sin embargo, según los resultados forenses, al menos un disparo fue en sentido contrario y a corta distancia.

De igual forma, para los investigadores no es claro por qué el conductor y el escolta del ministro de Justicia salieron ilesos del atentado sabiendo que encontraron rastros de balas en sus asientos. A pesar de que no se descarta que el carro no estuvera en movimiento cuando se cometió el crimen.

Las nuevas pistas deberán ser despejadas por un grupo de investigadores del CTI de la Fiscalía que este martes se tomará un cementerio de Neiva para realizar la exhumación del cuerpo.

De estos estudios depende si el narcotráfico sigue siendo el responsable del asesinato del ministro de justicia, Rodrigo Lara Bonilla, o, por el contrario, serán señalados nuevos responsables.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.