Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/2/2013 12:00:00 AM

El falso funcionario que extorsionaba a nombre de la DEA

A una sola víctima le exigía un millón de dólares para no extraditarlo junto con su hijo.

En el mundo de la ilegalidad se había visto de todo. Pero este último caso sorprendió a las autoridades porque el delincuente simuló ser, durante meses, funcionario de una de las agencias más importantes del mundo: el Departamento Antidroga estadounidense (DEA).

Se trata de Lucas Ochoa Restrepo, un paisa de 29 años, quien durante meses se dedicó a extorsionar a colombianos bajo el argumento de tener contra ellos pruebas que los vinculaban con grupos de narcotraficantes.

Su más reciente víctima fue un comerciante de 67 años, quien desde hace dos semanas comenzó a recibir correos electrónicos dirigidos por un supuesto funcionario de la DEA que identificaba como Peter Colerson.

En los mensajes, aseguraba tener en su poder correos electrónicos, fotos y audios, con los cuales lo metería en problemas si no accedía al multimillonario pago, pues supuestamente podría demostrar una alianza con una organización dedicada al lavado de activos, tráfico de estupefacientes, ‘correos humanos’ y encomiendas internacionales. A cambio de no denunciar la situación el falso agente le solicitaba a este comerciante un millón de dólares.

Para sembrar más temor en su víctima Ochoa le indicó al comerciante que contaba con información aportada por personas que purgan condenas en Estados Unidos, quienes supuestamente entregaron información a las autoridades a cambio de beneficios jurídicos.

Ante la contundencia de las supuestas pruebas el falso funcionario le decía a su víctima que no le quedaba más remedio que pagar para que la información desapareciera o enfrentarse a la justicia por una multiplicidad de delitos.
El comerciante no dudó en interponer una denuncia ante el grupo antisecuestro de la Policía Gaula, quienes montaron una operativo para dar con el delincuente.

En dos semanas lo identificaron y le hicieron seguimientos. Prepararon una escena donde le tenderían una trampa donde su actual víctima le entregaría el millón de dólares. En el momento en que lo recibía, varios agentes lo detuvieron. Ochoa cargaba un carné de color azul en el que se lee: Foreign agent con número de identificación 906678342 de Miami Fl.

El comandante del Gaula, general Humberto Guatibonza, aseguró que Ocho, quien no presentaba antecedentes judiciales, persuadía a sus víctimas a tal punto que los hacía pensar que en realidad podía estar involucrado en problemas con la justicia. Las autoridades ahora investigan sobre otras potenciales víctimas de este ingeniero que también utilizaba grabaciones con voces de extranjeros donde le decía a sus víctimas el monto de dinero que debía entregar a cambio de no revelar sobre sus supuestos problemas judiciales.

De esta manera cayó este antioqueño a quien le espera un buen tiempo tras las rejas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.