Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/27/2014 12:00:00 AM

Falso testigo de caso Colmenares pagará condena en su casa

José Wilmer Ayola fue sentenciado a ocho años de detención domiciliaria.

José Wilmer Ayola, el mismo testigo que un día se convirtió en la esperanza para conocer la verdad tras la muerte de Luis Andrés Colmenares, fue condenado este viernes por el juez 29 de conocimiento de Bogotá, a una pena de ocho años de detención domiciliaria a través de vigilancia electrónica, después de haber aceptado que mintió.

Ayola fue acusado por la Fiscalía de haber hecho caer a diferentes funcionarios en error. No solo del ente investigador, sino también a jueces que basados en sus afirmaciones decidieron privar de la libertad a Carlos Cárdenas, recientemente absuelto por la muerte del universitario.

Pese a que todos los sujetos procesales, con excepción de la defensa, pidieron que la condena fuera en la cárcel, el juez, luego de un análisis minucioso estimó que Ayola podrá estar en su casa mientras cumple su sentencia. 

“Tiene un hijo, padres y hermanos, pero no vive con ninguno de ellos. Su compañera Viky Florido es la única que ha estado al frente de su situación procesal. No tiene arraigo y se podría ir a cualquier parte si la condena no es intramural. No tiene trabajo fijo y le gusta la buena vida. No tiene capacidad económica”, dijo la fiscal al juez en el momento de pedir la detención carcelaria. 

Para la Fiscalía el falso testigo le mintió a la justicia en diferentes oportunidades, en cuatro ocasiones rindió versiones ante el ente investigador, en las que aseguró que él había visto cómo golpearon a Colmenares y que después de ello quisieron sobornarlo para callarlo. 

El condenado también llegó a un acuerdo con la Dirección Nacional de Protección, para reintegrar el dinero que esa dependencia le entregó al brindarle seguridad como testigo del caso Colmenares. La suma supera los 6 millones de pesos, de los cuales canceló la mitad. El resto lo pagará en cuotas mensuales durante un año. 

Ayola, actualmente detenido en la cárcel La Modelo, ha denunciado amenazas y que su vida corre peligro en ese lugar, por lo que la Fiscalía y la Pocuraduría habían pedido, que fuera recluido en La Picota en caso de darle medida carcelaria. 

El falso testigo deberá cancelar además una multa de 77 millones de pesos y está inhabilitado para ejercer cargos públicos durante 116 meses y 67 días. 

Ayola consiguió un preacuerdo con la Fiscalía y aceptó los delitos de fraude procesal, fraude a subvención y falso testimonio. 
 
Además se convierte en el tercer testigo condenado por mentir en el proceso por la muerte de Luis Andrés Colmenares. Primero fue sentenciado Jesús Albeiro Martínez Durán a siete años de cárcel y luego Jonathan Martínez a seis años y nueve meses de prisión.  

La versión mentirosa de Ayola 

José Wilmer Ayola se acercó a la Policía para contar detalles inéditos sobre lo que supuestamente vio en la noche de Halloween del 2010 cuando murió Colmenares. 

El testigo afirmó que la primera vez que vio al grupo de jóvenes fue a la salida de la discoteca Penthouse, al norte de Bogotá, cuando él y un compañero suyo vendían licor en la zona rosa. Ayola aseguró que la segunda ocasión que vio a los estudiantes fue en el parque El Virrey. 

"Veo un grupo de jóvenes, cinco en total, cuatro hombres y una mujer que están reunidos a un lado de una camioneta color oscura, esta está parqueada en sentido sur-norte. Tenía apagadas las luces, dentro de ella había una persona del lado del conductor", dijo el fiscal 11 de la Unidad de Vida, Antonio Luis González, en la audiencia donde se le imputaron cargos a Carlos Cárdenas. 

Ayola relató cómo, según él, el grupo de jóvenes insultó y golpeó a Colmenares. "Con el tiempo supe que se llamaba Luis Colmenares. Casi no se podía sostener de pie. Lo veía que estaba como borracho. No alcanzó a correr sino a unos cinco metros de donde estaba el grupo antes mencionado de la camioneta, se tropieza y cae el suelo. Cuando se estaba levantando llegaron los otros que estaban con él en ese momento y lo levantaron a patadas en el suelo. Luis Colmenares no gritó. 
La mujer que estaba en esa reunión se acercó, le arrebató el celular de la mano y le dio una cachetada en la cara". 

El testigo añadió que "Luis Colmenares estaba arrodillado. Los que estaban con él lo insultaban, todo el mundo hablaba al tiempo. Lo que yo vi fue que Luis Colmenares trató como de hablar y la persona que estaba dentro de la camioneta se baja con una botella en la mano y le da un golpe en la cabeza". 

"Luis Colmenares estaba arrodillado en el sitio donde cayó primero, de espaldas a la camioneta. Yo vi cuando cayó, no dijo nada, y sonó duro cuando le dieron el botellazo. No sé si la botella se rompió", precisó. 

El testigo señaló que el agresor que golpeó con una botella al estudiante lo llamaron en ese momento "Carlitos". "Cuando el muchacho le pegó el botellazo a Luis Colmenares, uno de los que estaba ahí lo llamó por el nombre, "Carlitos", al agresor. Luis Colmenares se desplomó". 

Ayola indicó qué sucedió tras la golpiza al universitario. "Cuando esto pasa comenzaron a mirarse entre ellos. Lo movieron con el pie y lo llamaban. Este no respondió. Uno de los muchachos que estaba ahí lo cogió por el cuello y lo levantaron, pero Luis Colmenares estaba desplomado. Lo cogieron entre los que estaban ahí, lo alzaron y se lo llevaron hacia la camioneta para montarlo por el otro lado del conductor. Cuando eso estaba pasando nos vieron y la mujer que estaba ahí comenzó a tratarnos mal", aseguró. 

El testigo dijo que hacia las 4 de la mañana llegaron "dos sujetos" que llamaron al compañero que estaba con él esa madrugada. 

"Como a las 4 de la mañana llegaron dos sujetos y llamaron a mi amigo Cristian aparte. Vi que le pasaron algo. En el momento no supe qué era. Estos (las personas que llegaron), antes de irse, le dicen a Cristian que me diera algo a mí. Se fueron a pie. Cuando yo le digo a Cristian que me iba a ir, este me dice que le habían dado 400.000 pesos y me dio 200.000 pesos. Este me dijo que lo que habíamos visto era una pelea entre ellos". 

El fallo de este viernes fue apelado por la Fiscalía, la Procuraduría y las víctimas.Quienes no estuvieron de acuerdo con que Ayola cumpla su condena en casa. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.