Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/9/2016 5:38:00 PM

La segunda condena contra González del Río por ‘falsos positivos’

El uniformado deberá pagar 37 años de prisión por presentar a dos jóvenes como guerrilleros caídos en combate en Neira (Caldas). La primera sentencia en su contra fue de 30 años.

El coronel (r) Robinson González del Río es considerado el protagonista de uno de los mayores escándalos judiciales del país: las ejecuciones extrajudiciales. Una muestra de ello es que el pasado 19 de enero fue condenado a 30 años de cárcel por un juez especializado de Antioquia por estos hechos.

Pero al uniformado le quedaba una deuda pendiente, pues él había sido acusado de presentar a dos jóvenes como guerrilleros caídos en combate, en 2007, en el municipio de Neira (Caldas).

Por ello, un juez especializado de Pereira emitió una nueva condena en su contra: 37 años de cárcel por los delitos de concierto para delinquir, porte de armas de fuego, homicidio agravado y falsedad ideológica en documento público.

Además, fue inhabilitado para ejercer cargos públicos por 18 años y deberá pagar una multa de 4.580 salarios mínimos legales vigentes. A esto se le suman los 25.000 salarios mínimos que le impusieron como multa en la primera sentencia en su contra por su participación en 31 homicidios.

González Del Río recobró figuración nacional cuando SEMANA publicó decenas de conversaciones suyas en las que quedaba en evidencia que, pese a la gravedad de los delitos que cometió, desde su celda en una guarnición militar hacía negocios derivados de la contratación en el Ejército.

Luego, el oficial retirado confesó, en entrevistas a medios de comunicación, haber participado en decenas de crímenes. Y por ese camino involucró a altos mandos del Ejército. Sus declaraciones se desvanecieron y poco se sabe de las investigaciones contra esos oficiales.

En diligencias judiciales el alto mando militar se responsabilizó penalmente de estos delitos y aseguró que seguirá colaborando con las autoridades.

De acuerdo con los argumentos entregados por el fiscal del caso de la primera condena, González del Río -por medio de un denominado ‘reclutador’- citaba a personas con antecedentes judiciales y luego daba la orden de fusilarlos para hacerlos pasar como muertos en combate y sumar así positivos a su hoja de vida.

El oficial no sólo ha sido señalado por el caso de los ‘falsos positivos‘, sino también por ser parte de una red corrupta del Ejército sindicada de vender armas a los ‘Urabeños’, las FARC y las Autodefensas Gaitanistas, según la Fiscalía.

Es el mismo a quien le interceptaron decenas de llamadas donde conversaba con altos mandos y con empresarios donde servía de puente en millonarios contratos del Ejército. Así quedó registrado en una investigación de SEMANA.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1837

PORTADA

América Latina: la corrupción hace metástasis

La mitad de los presidentes y expresidentes recientes de América Latina está envuelta en grandes escándalos de corrupción. Lula no es más que el último.