Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/2/2012 12:00:00 AM

¿Falsos testigos en el caso Sigifredo López?

En su más reciente columna de SEMANA, el periodista Daniel Coronell señala que la Fundación Nueva Esperanza funciona como una ''fábrica nacional de testigos''.

El periodista identificó que “detrás de un un grupo de falsos testigos para implicar a inocentes con las FARC hay un nombre que se repite. Se trata de Gustavo Muñoz Roa”, el presidente de la Fundación Nueva Esperanza que se encarga de, según la misión de su página web, proteger los derechos de los secuestrados, possecuestrados y sus familias.

Alias el 'Cabezón’, un reinsertado de las FARC, asegura que fue presionado para declarar en contra de Sigifredo López por instrucciones del abogado Gustavo Muñoz, quien a cambio le ofreció un asilo político en el exterior.

Desde el 2007, el 'Cabezón’ empezó a declarar contra el exdiputado Sigifredo López acusándolo de haber participado en el secuestro de los otros 11 diputados del Valle que terminarían siendo fusilados por las FARC.
 
Coronell señala que el guerrillero ya se había desmovilizado, antes del asesinato de los diputados, con la ayuda de Gustavo Muñoz Roa.
 
El 'Cabezón' terminó por retractarse y puso como responsable del falso testimonio al abogado Muñoz, quien no cuenta con una tarjeta profesional.

“Fue un señor llamado Gustavo Muñoz que ayudó a desmovilizarme a mí y todo, me puso a decir unas cosas en un programa…sí, de Sigifredo y yo no sé con qué argumentos ese señor me puso a decir esas cosas y por eso yo estoy involucrado en ese proceso que está el señor Sigifredo”, dijo alias El 'Cabezón’ en entrevista con Herbin Hoyos.

Ahora Gustavo Muñoz Roa, miembro del Consejo Nacional de Paz del gobierno Uribe, fue denunciado por injuria y calumnia por el mismo guerrillero que presuntamente entrenó para involucrar a Sigifredo López.

En el pasado, Muñoz también acusó de tener relaciones con las FARC (por medio de otro testigo que resultó ser falso) al senador Luis Fernando Velasco y a la representante Gema López, quienes en su momento se opusieron al referendo reeleccionista. La justicia demostró que el guerrillero que los implicaba no tenía vínculo alguno con la guerrilla y el proceso se cayó.

“A pesar de esta seguidilla de falsos testimonios, a Muñoz no le ha pasado nada. Entra como ‘Pedro por su casa’ en instalaciones militares, visita presos y le gusta fotografiarse en demostraciones contra organizaciones defensoras de los derechos humanos a las que señala –sin necesidad de pruebas- como brazos legales de las FARC”, concluye Coronell en su última columna. Una arista más que le sale al polémico caso de Sigifredo López, quien fue detenido por la Fiscalía el pasado 16 de mayo y cumple hoy detención domiciliaria en Cali desde el 23 de junio.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.