Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/23/2014 12:00:00 AM

El drama de un cadáver en Argentina

Esta es la historia de un colombiano asesinado en ese país hace 43 días, pero su familia no lo puede repatriar. ¿Por qué?

Peor que perder a un ser querido víctima de las balas de los delincuentes y en un país lejano es que sus parientes no puedan cumplir el duelo de llorarlo y sepultarlo.
 
En ese dilema se encuentra una familia valluna que ya completa 43 días intentando repatriar el cadáver de su pariente, en un proceso que se desvanece entre trámites legales y los costos altísimos de la operación.
 
Ese es el drama que se vive en el hogar de Diego Alejandro Grillo Posada, un joven bachiller de 21 años que nació en Ansermanuevo, Valle, un pequeño municipio localizado al norte de ese departamento. Desde junio del 2013 viajó hacia Buenos Aires, Argentina, en busca de mejores oportunidades.


Foto: Archivo Particular

Pero en ese país se topó con la muerte. En la tarde del pasado 9 de agosto fue atracado y ultimado a tiros por un joven pandillero argentino considerado el terror en la provincia de San Martín, de la capital gaucha.
 
Todo parece indicar que al delincuente no le gustó que durante otro atraco días antes, “Diego lo haya reconocido y por eso lo mató”. Esa es la versión de los familiares del joven colombiano.
 
Lo cierto es que Diego Alejandro fue asesinado a mansalva mientras realizaba la acostumbrada ruta de cobro de los cacharros que vendía puerta a puerta en Buenos Aires. Ya llevaba varios meses en esa rutina laboral junto a su cuñado Norbey Marín Loaiza, su compañero de aventura.
 
La noticia de su muerte, como era de esperarse, conmocionó a toda la familia en el Valle, pero el verdadero viacrucis vino después, cuando intentaron repatriar el cadáver y darle santa sepultura en Colombia.
 
Según cuenta Jenny Grillo, hermana del difunto Diego, el primer golpe que recibieron fue cuando les informaron que traer el cuerpo sin vida de su hermano costaría cerca de 5.500 dólares, “allí empezó otro sufrimiento porque somos una familia humilde; nuestro padre trabaja en el campo y mi mamá en la casa”, explicó la mayor de cuatro hijos.
 
Reveló que el otro drama surgió cuando se enteraron de que el cadáver de Diego está “guardado”, más no enterrado, en un cementerio local “porque su cuerpo sigue bajo custodia del juez que lleva el caso y hasta que no avance la investigación judicial, no podemos disponer de él”, explicó.
 
Al ser consultada sobre este caso en particular, la Cancillería colombiana respondió un cuestionario donde aclara varios aspectos que dan luces sobre el problema.
 
“El día 12 de agosto el Consulado de Colombia en Buenos Aires fue informado por la comisaría que llevaba el caso, del presunto homicidio del colombiano Diego Alejandro Grillo Posada. En la misma fecha se atendió a través del área de asesoría jurídica y asistencia social del Consulado al señor Norbey Marín Loaiza, quien indicó ser cuñado del fallecido”, informó la Cancillería a través de un documento oficial en respuesta al Derecho de Petición.
 
Además, advierte que en este caso, por tratarse de un presunto homicidio, el cuerpo sin vida queda a disposición de las autoridades a cargo de la investigación, por ser prueba material, y son ellos quienes autorizan la destinación final de los restos.


Foto: Archivo Particular

“Para el caso particular, la Fiscalía Interviniente informó el 12 de septiembre al área de Asesoría Jurídica del Consulado, que a la fecha no estaba autorizada la repatriación del cuerpo y que probablemente en los próximos días se podría autorizar”, explica la Cancillería en su respuesta.
 
Desde ese ministerio también alegan que parte de los inconvenientes surgidos en este caso, se debe a que los dolientes no allegaron oportunamente los documentos requeridos que los acrediten como familiares de la víctima.
 
En cuanto a las ayudas económicas que pueda brindar el consulado para repatriar a connacionales aún en condiciones excepcionales como la del joven Diego Grillo, la Cancillería aclaró que no existe un rubro presupuestal para brindar dichas ayudas.
 
“No obstante lo anterior, a través del Fondo Especial para las Migraciones, el Ministerio de Relaciones Exteriores en los últimos dos años ha brindado ayuda para la repatriación de cuerpos y cremación de restos mortales de colombianos en el exterior, previo cumplimiento de los requisitos para presentación de los casos al Comité Evaluador de dicho Fondo”.
 
Lo cierto es que entre costos, trámites y una investigación judicial, el cadáver de Diego sigue en Argentina, a la espera de ser repatriado y enterrado por sus familiares.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.