Lunes, 20 de febrero de 2017

| 2016/10/19 08:02

"No pedimos amnistía, pero sí seguridades judiciales"

Así lo manifestó José Jaime Uscátegui, hijo del general Uscátegui, y explicó por qué los familiares de militares presos quieren reunirse con el presidente Santos.

"No pedimos amnistía, pero sí seguridades judiciales" Foto: Archivo SEMANA

En un momento donde la Reforma Tributaria se está robando toda la atención del Gobierno, varios familiares de militares presos piden ser oídos por el presidente Juan Manuel Santos para presentar sus reparos al acuerdo de paz con las FARC y pedir seguridad jurídica para los uniformados que se encuentran tras las rejas. 

En la carta, radicada el pasado viernes, firman el hijo del general Uscátegui, José Jaime Uscátegui; la esposa del general Arias, Martha de Arias; la esposa del general Torres, Liliana Cantillo; el hijo del coronel Mejía, Hernán ALberto Mejía; la esposa del sargento Hernández, Libia Ruth Ordóñez, y la esposa del cabo Montoya, Leidy Johana Buendía.

"Como familiares de militares privados de la libertad sin las debidas garantías judiciales, solicitamos una reunión con usted para exponerle nuestras inquietudes frente al futuro del país y la situación de nuestros seres queridos", escribieron al mandatario.

Pero ellos no son los únicos. Según José Jaime Uscátegui, aunque los seis firmantes han hecho una lucha pública, conocen decenas de casos de familiares de militares de las Fuerzas Militares que quieren ser oídos por el presidente.

"Todo el mundo habla del tema, pero nadie lo siente como nosotros. (...) Nosotros queremos hacerle entender al Gobierno que no todos los militares pueden ir en la misma bolsa. Algunos son víctimas del litigio estratégico de las FARC. Un litigio que tiene nombre propio y es el colectivo José Alvear Restrepo. Ellos se han encargado de alimentar los procesos con falsas víctimas, falsos testigos y falsas pruebas. Lo han hecho para recibir indemnizaciones políticas y desprestigiar a las Fuerzas Militares", expresó a Semana.com. 

Para Uscátegui, ellos son sólo un grupo, pues también están -según manifestó- los casos de militares que eran obligados a dar resultados y por eso terminaron cometiendo graves errores. Y por último, aclaró, se encuentran los que sí utilizaron el uniforme para delinquir. 

"Ellos necesitan un tratamiento diferencial. No estamos pidiendo amnistía, pero sí seguridades judiciales. Votamos No porque nos pareció un chantaje que una semana antes del plebiscito el ministro de Defensa dijera que si queríamos ver a nuestros familiares libres teníamos que decir Sí. Las garantías judiciales no nos las puede dar las FARC, sino un Estado de derecho", recalcó.

Uscátegui aseguró que tiene la esperanza de tener una respuesta del presidente esta misma semana, pues quieren contar personalmente cada uno de los casos que, desde hace años, esperan una respuesta de la justicia.

"Los militares que negociaron en La Habana negociaron que a ellos no los envíen a la carcel, pero no velan por los que están detenidos. Mandan a cualquier militar a negociar, pero ellos no están presentando fórmulas verdaderas. Por eso pedimos un diálogo directo", remató. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.