Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2015/11/27 00:00

FARC piden reducir el tamaño de las Fuerzas Militares

Entre las exigencias de la guerrilla para garantizar el fin del conflicto incluyen el desmonte del paramilitarismo y una redefinición de la política de seguridad del Estado.

Pablo Catatumbo leyó el pronuncimiento de las FARC en el que piden un giro a la política de seguridad del Estado.

La guerrilla de las FARC exigió al gobierno colombiano redefinir la política de seguridad del Estado como una de las condiciones mínimas para garantizar el fin del conflicto y una paz estable y duradera. Consideran que a partir de la firma de un acuerdo final, se generarán otras condiciones en el país que obligan a adecuar las instituciones a la etapa que se ha denominado el posconflicto.

Pablo Catumbo, uno de los voceros de las FARC en La Habana, leyó un comunicado en el que la guerrilla consideró que tras las nuevas condiciones que se deriven de la firma de un acuerdo final, “la política de seguridad deberá desproveerse de todo tratamiento militar, represivo o de orden público y de estrategias de militarización de la vida social”.

Señalan que el proceso de redefinición de la política de seguridad del Estado debe privilegiar un concepto de “seguridad humana integral”, que dé protección y garantías a la población en el ejercicio de sus derechos civiles y políticos, así como en el reconocimiento y la materialización de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales.

También deberá conducir a un proceso de “reconversión de las Fuerzas Militares y de policía en fuerzas para la construcción de la paz y la protección de las fronteras patrias, lo cual incluye aspectos relacionados con su tamaño y su estructura, con la propia asignación de gasto público, así como con la superación de la doctrina de “seguridad nacional” y de cualquier práctica de terrorismo de Estado”.

Las FARC incluso proponen revisar leyes, como la de seguridad ciudadana y la de inteligencia, para garantizar de manera efectiva y superar las restricciones actuales al ejercicio de los derechos civiles y políticos, especialmente en lo concerniente a la movilización y la protesta social.

Así mismo las FARC piden al Gobierno el reconocmiento de la existencia de estructuras paramilitares y el desmonte de las mismas. “La perspectiva de un Acuerdo final y la transformación integral de las FARC-EP tienen como condición necesaria e indispensable a la vez el desmonte de las estructuras criminales de contrainsurgencia, especialmente de carácter paramilitar y/o narcotraficante y mafioso, entendido ello como el desmonte de la relación de poder de facto que ellas representan, y la amenaza en que se constituyen para la implementación de los acuerdos pactados, la no repetición y la reconciliación nacional. El desmonte corresponderá a un proceso concertado con las FARC-EP”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.