Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/18/2013 12:00:00 AM

Las FARC atacan a Humberto de la Calle

Iván Márquez le dice al representante del Gobierno que no “especule” sobre “falsos positivos informativos”.

Iván Márquez, jefe del equipo negociador de las FARC en los diálogos de La Habana, rompió una norma de oro para la buena marcha del proceso: insultar verbalmente a su contradictor. Hasta ahora, las partes se dirigían a su oponente con respeto y evadían cualquier juicio de valor personal.

El guerrillero le dijo a Humberto de la Calle, jefe del equipo negociador del Gobierno, que no “especulara” sobre “falsos positivos informativos” e incluso fue más allá y le pidió que se dedicara a “mantener viva la esperanza de la opinión nacional en este proceso”.

La sorprendente declaración de Márquez fue hecha al periodista Jorge Enrique Botero, del portal las2orillas.co, quien le indagó sobre un supuesto atentado de esta guerrilla contra el expresidente Álvaro Uribe Vélez. Márquez respondió que recibieron la versión del hipotético plan “con sorpresa porque después de haber llegado a un punto tan alto, casi de irreversibilidad, el Gobierno -a través del MinDefensa y del director de la Policía- se encargó de empañar semejante logro”.

A reglón seguido, Márquez valora, sin embargo, que “lo peor fue oír al doctor De la Calle tejiendo especulaciones sobre este falso positivo informativo que luego fue desmentido por el señor general Barrera, comandante de las Fuerzas Militares”.

El miembro de las FARC le dice, además, a De La Calle que “el jefe de la delegación de paz del Gobierno debería dedicarse más bien a mantener viva la esperanza de la opinión nacional en este proceso para la terminación del conflicto, y no a atizar dudas a la marcha indefectible de Colombia hacia la reconciliación”. Luego asegura que “no podemos aceptar que chismes extra mesa interfieran en el avance del proceso”.

Pero ¿qué fue lo dijo De La Calle que provocó esta reacción de Márquez? Cuando trascendió la versión de un posible atentado de las FARC contra el expresidente Uribe y el fiscal general de la Nación, Eduardo Montealegre, el jefe del equipo negociador del Gobierno argumentó que en caso de que esa hipótesis fuera verdad, “destruiría por completo la viabilidad del proceso”.

¿Por qué? De la Calle explicó que precisamente lo que se discute en Cuba es que estas cosas no ocurran más en el país: “Si en La Habana hemos hablado de tolerancia, pluralismo, garantías, lo estamos hablando en serio. Las FARC deben brindar garantías de no agresión y no estigmatización y no sólo exigirlas”. Para el representante de la administración Santos en La Mesa, “el propósito de las conversaciones es lograr que estas amenazas desaparezcan de la faz de Colombia”.

En la entrevista de Márquez con el periodista Botero, en cambio, se mostró elogioso con el fiscal Montealegre: Es, dijo “un hombre que le ha apostado generosamente a la paz como derecho síntesis no puede más que merecer la confianza y el aplauso de los colombianos. Eduardo Montealegre ha sabido enfrentar con argumentos políticos y jurídicos incontestables la insania del procurador, quien se cree la mismísima reencarnación de Tomás de Torquemada. El señor fiscal ha hecho una lectura correcta al reafirmar su vocación de paz”.

Márquez también se refirió con dureza a Óscar Ivan Zuluaga, candidato presidencial del Uribe Centro Democrático. Ante la pregunta de cómo les pareció su designación, respondió: “Fue una decisión cantada del sector más retardatario de la derecha colombiana, encabezado por Álvaro Uribe Vélez. Esa designación reafirmó las dudas sobre las maniobras truculentas y mafiosas que reinan en el Uribe Centro Antidemocrático. Esa candidatura nació muerta, pues el pueblo colombiano no va a seguir jugándole a la guerra”.

También se refirió a Francisco Santos: “Una amarga lección recibió Pachito, quien tuvo que vivir en carne propia el extendido refrán popular que dice: “Así paga el diablo a quien bien le sirve”. La deslealtad y la traición es el estilo del uribismo y de los poderes gangsteriles que este sector representa. No nos extrañemos si Uribe cambia a Zuluaga cuando vea que su candidatura no despega”.

Y finalmente habló de la foto del catamarán. “Esa foto es del primer ciclo. A estas alturas es una imagen borrosa en nuestra memoria. Esta isla donde dialogamos y trabajamos sin pausa por la paz de Colombia es un lugar privilegiado de nuestra América; parece hecha por Dios para el deleite de toda la humanidad. Cómo no gozar de su sol perpetuo, de sus playas y su mar. En lugar de armar escándalos frívolos, los directores de los medios deberían venir de vez en cuando a disfrutar de La Habana y de toda Cuba”, puntualizó.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.