Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/6/2017 10:55:00 AM

“Fue nuestro primer 31 en paz”: coordinador de las FARC en Conejo

Ante el retiro de los observadores de la ONU, las FARC también se retiran del componente del Mecanismo de Monitoreo y Verificación local. Piden que retornen los mismos con los que ya habían construido una relación de confianza.

Elión Durán es el coordinador por parte de las FARC en el mecanismo de verificación del componente tripartito en los Puntos de Preconcentración Temporal (PPT) en Conejo, Fonseca, en La Guajira, donde estaban la noche del 31 de diciembre cuando las guerrilleras sacaron a bailar a los observadores de la ONU en medio del festejo de Año Nuevo. Ese baile apareció durante breves momentos de un video de la agencia EFE.

Como consecuencia de la divulgación de las imágenes, miembros de oposición compartieron un video editado con el fragmento del baile, pidieron explicaciones y la desvinculación de los verificadores que compartieron con los guerrilleros, pues consideraron que su comportamiento ponía en riesgo la imparcialidad de la misión. Colombia también se quejó formalmente ante la ONU, y la organización los retiró como miembros del componente del comité tripartito.

A las FARC no les parece razonable que la ONU haya cedido a la presión de la oposición colombiana. Durán, el coordinador de la guerrilla en Conejo, habló con Semana.com sobre lo que ocurrió esa noche.

Semana.com: ¿Qué pasó la noche del 31 de diciembre? ¿Oyeron vallenatos? ¿Qué comieron, qué tomaron?

Elión Durán: Fue una noche de alegría, fue nuestro primer 31 en paz, fue la primera noche en muchos años que los guerrilleros podían pasar con sus familiares. Fue un 31 en el que no estábamos pensando en que nos iba a caer una bomba o una noche de tiros, fue un 31 de diciembre especial en muchos años. Hubo buñuelos y natilla, cerveza, música y el baile de los miembros de la ONU con las guerrilleras. Estaban bailando el disco de Diomedes Díaz ‘Pidiendo pista’, bailamos salsa y reggaetón. A media noche hubo un sancocho, fue una fiesta como las que se hacen en Colombia, nosotros no somos diferentes al resto de los colombianos.

Le puede interesar: FARC se retiran de mecanismo de verificación en zona de concentración de La Guajira

Semana.com: ¿Ustedes venían en un proceso de integración con la comunidad de Conejo? ¿Cómo se están relacionando con la población?

E.D.: Ha sido tan fácil la integración con la comunidad que entre el 15 y el 22 de diciembre, la Alcaldía de Fonseca nos invitó a unas olimpíadas por la paz, con toda clase de juegos y eventos. También invitaron a las autoridades de varios municipios con alcaldes y secretarios. Hubo un foro por la paz con los alcaldes de San Juan del Cesar y de Barrancas, también invitaron a la ONU y a los miembros del mecanismo de monitoreo. Ahí jugamos fútbol, por la noche participaron agrupaciones de vallenato, salsa y reggaetón. Todo eso fue apoyado por la Alcaldía y la Gobernación y le llamamos las olimpíadas por la paz. Tenemos que integrarnos, ahí están los partidos grabados.

El único día que La comunidad de Conejo ha estado triste es este jueves 5 de enero por la decisión de la ONU. En Conejo dicen que si hay que hacerles algún juicio a los integrantes de la ONU, entonces que le permitan al pueblo de Conejo hacerlo desde su punto de vista, pero que no hagan un juicio ciego desde Bogotá.

Semana.com: Mas allá del incidente de la noche del 31 de diciembre, ¿cómo ha sido el proceso con el Ejército, qué tan avanzada es la confianza que habían adquirido?

E.D.: Las relaciones con las Fuerzas Militares que están en la zona es buena, hay un clima de entendimiento y de respeto. El 31 de diciembre amaneció una patrulla del Ejército dentro de los límites establecidos por el PPT, y hablamos de manera normal. A mí me corresponde por las FARC encargarme del Mecanismo de Verificación y Monitoreo, y lo que hicimos fue hacer unas recomendaciones. Después por la tarde la patrulla se encontraba todavía dentro del perímetro, no se había retirado, pero como era la fiesta del 31 de diciembre, fui allá a invitar al comandante del PPT a que nos acompañara en la comida.

Entonces le dijimos al coordinador de la ONU que nos acompañaran un rato, lo llamamos y ellos accedieron y mandaron a tres muchachos del componente. Llegaron como a las 10:30 de la noche más o menos. Ellos miraban cómo bailaban los guerrilleros, la música sonaba y ante la insistencia de nuestras guerrilleras, porque no fue que ellos llegaron a bailar, los invitamos, salieron a bailar y un periodista filmó el baile, lo montó y lo envió. Pero el periodista envió un video de casi dos minutos donde muestra a una guerrillera pelando un puerco, matando gallinas, haciendo los pasteles, preparándose para la fiesta.

Puede leer: Gobierno se queja ante la ONU por baile de verificadores con FARC

Semana.com: ¿O sea que a lo largo de estos días habían tenido un buen entendimiento con los otros miembros del comité de verificación?

E.D.: Esta es la primera zona en donde además ha existido buena relación entre las Fuerzas Militares, las FARC y el gobierno nacional. Acá en La Guajira es donde más avanzados íbamos. Imagínese que aquí había misiones de evacuación de enfermos, movimos 40 guerrilleros en trayectos de 50 kilómetros acompañados por el Mecanismo, hemos hecho una cantidad de cosas que nos llevaron a tener confianza no sólo con los de la ONU, (también) con el Gobierno y la fuerza pública, ellos han estado muy comprometidos en todo este proceso.

No entendemos por qué la ONU no hizo una reunión con los miembros del comité tripartito para decir: ‘Miren aquí va a pasar esto, aquí va a quedar como coordinador fulano de tal’, sino que los mandaron a evacuar y quedaron solo dos funcionarios de la ONU que llegaron el martes en la tarde. Ante eso nos comunicamos con el cuerpo de mando acá en la zona del Bloque y acordamos que levantábamos nuestra sesión mientras la ONU nos explica por qué tomaron esa decisión. Estamos pidiéndole a la ONU que nos aclare por qué un baile ha generado esta polémica.

Todos los integrantes de la ONU aquí son militares, qué tal que hubieran bailado con los del Gobierno o con alguien del Ejército. Ellos se ponen firmes ante los oficiales de las patrullas colombianas: ‘Mi coronel, me presento sin ninguna novedad’. Yo pudiera interpretar que ando con un comandante de las Fuerzas Militares y que en caso de un incidente él va a defender a sus tropas, pero ni eso nos ha preocupado a nosotros, sabemos que son militares que están cumpliendo un papel y han sido muy profesionales.

Semana.com: ¿Cuando se conoció el video, cómo reaccionaron los miembros de la ONU? ¿Alcanzaron a hablar del tema y sus repercusiones?

E.D.: Ellos no están conformes. La pregunta es: ¿Bailar es malo? ¿Integrarnos es un delito? Cómo quieren que nos reincorporemos a la vida civil, que tengamos confianza y creamos en este proyecto ante esta actitud. Ellos están extrañados de que digan que la actitud de ellos no fue normal. Supongamos que vienen otros, yo me atrevería a pensar –como encargado del monitoreo acá– que va a haber una lucha tremenda y que van a llegar los que la derecha quería que llegaran. Queremos que traigan a los integrantes de la ONU con los que teníamos confianza. ¿Cada vez que el uribismo se invente otro escándalo van a volver a cambiar a los miembros de la ONU? ¿Cómo quieren que andemos hacia la vida civil? ¿Qué quieren? ¿Que la gente no se integre con nosotros? ¿Eso es lo que pretenden?

Semana.com: ¿Cómo los afecta el hecho de que la ONU haya retirado a esos cuatro miembros?

E.D.: Ante esa decisión nosotros decidimos levantarnos y pedimos que nos aclaren por qué se llevaron a esos integrantes de la ONU haciéndole caso a un video en el que claramente hay un montaje donde se dice que hay unos delegados de la ONU bailando con terroristas de las FARC. La ONU tomó la decisión haciéndole caso a un video en donde nos siguen tratando de terroristas, nos siguen tratando como a la ultraderecha le da la gana. ¿Qué confianza podemos tener de la neutralidad de la ONU en este proceso si le hace caso al uribismo?

Semana.com: ¿Qué piden para que esto siga sin traumatismos?

E.D.: Quien tiene que prepararse y dar el paso hacia una nueva forma de vida es la insurgencia. Lo del 31 de diciembre fue un acto de cariño y comprensión, pedimos que no nos discriminen por haber sido una organización luchadora. Es increíble que hayan terminado haciendo todo este montaje porque unas guerrilleras y unas muchachas de la población civil hayan bailado con los miembros de la ONU.

Le puede interesar: Los que se tomaron con humor el baile de los verificadores de la ONU

Semana.com: Este incidente puede ser visto como una enseñanza de lo que debe pasar en las semanas que vienen. ¿Cuáles deberían ser los protocolos en el trato entre ustedes y los otros miembros de la comisión tripartita?

E.D.: En la visión de nosotros debe continuar el trato que se venía dando, un trato de amistad, cordialidad y confianza. No podemos estar de acuerdo con quienes quieren que nos miremos de reojo, que no compartamos un pastel o un pudín y cada loro en su estaca. Esto no sería un proceso de paz sino un proceso de guerra. El uribismo quiere que nos miremos con odio, así ¿qué paz vamos a construir?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.