Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/3/2016 9:43:00 AM

FARC niegan que el 'Enfermero’ milite en sus filas

Además, aseguran que el aborto es un derecho de sus mujeres y no un castigo. La Fiscalía, por su parte, dice que al negarse podían ser fusiladas.

Desde hace casi un mes, los medios de comunicación vienen haciendo eco de los abortos forzados a los que un médico habría sometido a las guerrilleras de las FARC por años. Se trata de Héctor Albeidis Arboleda Buitrago, detenido en Madrid (España) hace algunas semanas como presunto responsable de estas conductas. Sin embargo, la insurgencia acaba de hacer público un pronunciamiento en el que niega tener algún vínculo con el galeno, conocido con el alias del 'Enfermero’.

El estado mayor central de esa organización guerrillera dio a conocer el contenido de un comunicado en el que asegura que Arboleda Buitrago no hace parte de ninguno de sus frentes. Además, indicó que el aborto es un derecho y no un instrumento de castigo a sus integrantes.

Según las FARC, no es cierto que este hombre haya hecho parte de los bloques 7º y 49. Por eso, califican de montaje judicial las versiones que apuntan a la práctica de 500 abortos supuestamente ordenados por mandos rebeldes y que habrían sido ejecutados por el 'Enfermero’ entre 1998 y el el 2000. Insisten en que este médico no hizo parte de sus filas y niegan forzar a sus mujeres a abortar.

El grupo armado no niega la existencia de estrictas normas de planificación. En el comunicado se advierte que es deber del personal, pues una mujer gestante es un riesgo de muerte para el bebé y su progenitora. Entre los métodos para impedir que las guerrilleras den a luz, dicen, el aborto es la última salida. No obstante, insisten que en ninguno de los casos las interrupciones de los embarazos tienen lugar sin el consentimiento de la madre.

“(…) Las FARC-EP hemos ido precisando nuestra línea frente a las condiciones y tiempos para practicar la interrupción de embarazo. Este derecho de las combatientes es ahora cobijado por reglas que prohíben cualquier intervención sin el consentimiento de la guerrillera y determinan un tiempo máximo de tres meses para su realización”, dice la comunicación.

Finalmente, la guerrilla pide no ser estigmatizada como una organización que viola los derechos de género de sus propias militantes. “Por respeto a las víctimas de este conflicto, exigimos de la Fiscalía, la Inteligencia Militar, la Defensoría y los medios de comunicación, seriedad y ética en sus investigaciones. La paz no se construye sobre calumnias, se cimenta en la verdad”, advirtió.

Las investigaciones

Sin embargo, el material probatorio con el que cuenta la Fiscalía dice otra cosa. Según datos recopilados por el organismo investigador, las guerrilleras que se negaran a que se les practicaran abortos podían ser fusiladas. De ahí las centenares de intervenciones que se le adjudican alias el 'Enfermero’.

Aunque en diciembre las autoridades españolas lograron dar con la captura del supuesto insurgente, su detención se frustró. Un juez madrileño lo dejó en libertad teniendo en cuenta la situación de salud que enfrentaba. Además, el operador puso en duda la justificación de la extradición del médico hacia Colombia, en vista de la prescripción de varias de las conductas que se le imputaban.

No obstante, Héctor Albeidis Arboleda Buitrago debe seguir respondiendo por su supuesta participación en estos crímenes. Se verá quién tiene la razón.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.