Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1998/07/06 00:00

FERNANDO LONDOÑO

FERNANDO BOTERO NO SE VA A PRESENTAR

FERNANDO LONDOÑO

Hace pocos dias la Fiscalía General inició una nueva investigación contra Fernando Botero y Santiago Medina, gerente y tesorero de la campaña Samper Presidente, esta vez por presunto enriquecimiento ilícito en beneficio propio. El abogado del primero habló sobre el tema con SEMANA.
Semana: ¿Se va a presentar Fernando Botero a indagatoria?
Fernando Londoño: El doctor Fernando Botero no puede presentarse a rendir indagatoria ante un fiscal que, deshonrando al país con la investidura que ejerce, está actuando, como lo ha hecho desde hace mucho tiempo, en su calidad de abogado actuante en el proceso 8.000.
Semana: ¿Qué insinúa?
F.L.: No insinúo nada. Me permito recordarle al país que el doctor Alfonso Gómez Méndez fue el abogado del doctor Rodrigo Pardo hasta el día que lo hizo absolver por los funcionarios de la Fiscalía que a la mañana siguiente pasaron a ser sus subalternos. El doctor Rodrigo Pardo, como ustedes recordarán, fue denunciado por el doctor Botero por la comisión de un delito que nadie quiso investigar jamás y cuya extraordinaria gravedad había bastado para que se cayera un gobierno en cualquier otro lugar del mundo. El doctor Pardo gastó en la campaña presidencial del doctor Ernesto Samper enormes sumas de dinero que venían encubiertas en operaciones trianguladas, en apoyos en especie o en otras figuras fraudulentas. El abogado de ese personaje es hoy Fiscal General de la Nación.
Semana: Los detractores del ex fiscal Alfonso Valdivieso dicen que el origen de esta investigación fue que éste le dio largas al asunto
F.L.: Las cuentas del doctor Fernando Botero en el exterior fueron implacablemente examinadas por los fiscales que adelantaron la investigación. Fueron muchas horas las que se invirtieron en la Escuela de Caballería, revisando uno a uno los extractos bancarios y revisando la manera como cada uno de los dólares que componían aquellas partidas ingresaron a la campaña del doctor Ernesto Samper.
Semana: La actual Fiscalía considera que una tercera parte de las cuentas, particularmente el aporte del Grupo Santo Domingo, fue muy bien investigada y dos terceras partes no lo fueron suficientemente. Concretamente estas últimas son las que se refieren a lo que el doctor Botero llamó negocios particulares de ventas de tierras y de arte.
F.L.: Esas explicaciones se dieron en su momento en la medida que fueron solicitadas. En esa misma medida el proceso concluyó, hizo tránsito a cosa juzgada y ningún juez de la República, que no decida cometer delito de prevaricato, podrá reabrirlo. Ya no es hora, ni lo será jamás, para averiguar si las indagaciones estuvieron bien o mal hechas y si las respuestas fueron o no satisfactorias. Estoy dispuesto a demostrar, en el debate público al que se me cite para ello, que en las cuentas de Fernando Botero nunca hubo un dólar de procedencia dudosa. Pero no voy a aceptar que para absolver al presidente Samper de los delitos que cometió, y para absolver al doctor Horacio Serpa de los suyos, se monte una persecución política contra Fernando Botero, oculta tras el disfraz de una investigación judicial.
Semana: La contabilidad es una ciencia exacta. ¿Cuál es el problema de explicar unas transacciones que, según la Fiscalía, es lo único que trata de establecerse?
F.L.: Ninguno. Sólo que esa explicación otorgada, no ante un juez imparcial sino ante el abogado de la contraparte, no tiene más destino que el fracaso. Para que usted entienda mi punto de vista, imagínese por un solo momento que pudiera reabrirse el caso de los doctores Serpa y Pardo y que yo fuera el fiscal investigador. Le anticipo que mi conclusión es obvia, porque tengo el pleno convencimiento de que esas dos personas cometieron el mismo delito por el que mi cliente confesó, fue condenado y pasó dos años y medio en prisión. Teniendo en cuenta que reconozco este prejuicio me declararía impedido, que es lo que están en mora de hacer el doctor Gómez Méndez y el doctor Bernal Cuéllar, actual procurador y quien fue el abogado de Horacio Serpa para todo lo concerniente al proceso 8.000.
Semana: ¿Está diciendo que si se declaran impedidos Gómez Méndez y Bernal Cuéllar su cliente se presentaría a indagatoria?
F.L.: Esa sería una medida saludable e imprescindible pero no suficiente. El doctor Botero no se presentará a un proceso que sigan los subalternos de sus contrapartes judiciales.
Semana: El argumento de la Fiscalía por el cual el fallo contra el doctor Botero no ha hecho tránsito a cosa juzgada es que una cosa es el enriquecimiento ilícito a favor de terceros y otra el enriquecimiento ilícito a favor personal_
F.L.: Quisiera pensar que SEMANA está interpretando mal al fiscal Gómez Méndez. Porque no quisiera perderle respeto intelectual, además de la pobrísima idea que tengo de él en otros campos. Esa tontería no resultaría admisible en un estudiante que viera por primera vez el Código Penal. Una investigación penal cubre los hechos examinados desde toda la perspectiva del Código Penal. Examinados que sean y concluida la investigación y cerrado el juicio, no cabe sino recitar con los viejos latinistas: res judicata pro veritate habetur .
Semana: También existe el argumento de que se le envió a otro fiscal distinto el expediente de las cuentas en el exterior, por tanto no fueron incorporadas en el fallo que condenó a Botero por enriquecimiento ilícito a favor de terceros. Usted debe conocer ese fallo de memoria.
F.L.: En ese fallo no se mencionan las cuentas de Fernando Botero porque en el proceso quedó plenamente establecido que por ahí no entró el elefante a la campaña. El elefante salió de Cali en cajas primorosamente empacadas, que Alberto Giraldo y Eduardo Mestre llevaron a la casa de Santiago Medina. Ahí fueron reempacadas en sobres de manila, que por orden del doctor Horacio Serpa Uribe se repartieron entre los tesoreros regionales. Esa fue la verdad que no puede ocultarse ahora con esta vulgar estratagema que están utilizando el Presidente de la República y su servidor en la Fiscalía, el doctor Alfonso Gómez Méndez.Es bueno recordar que, como quedó plenamente establecido en el expediente, las tesorerías regionales fueron del manejo exclusivo del doctor Serpa Uribe. Fernando Botero no vio uno de esos billetes ni conoció ninguna de esas cajas.
Semana: Si el doctor Botero es llamado a indagatoria y no se presenta es inmediatamente reo ausente. ¿Qué le espera?
F.L.: A cada día le basta su afán. Por ahora yo no puedo recomendarle al doctor Botero que comparezca a esta mueca de proceso, que no es una investigación judicial sino una fórmula de persecución política. Ya se verá lo que venga después.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.