Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/21/2011 12:00:00 AM

Firman acuerdo para saneamiento del río Bogotá

Hace 25 años se comenzó a hablar de este plan, pero apenas hoy se firmó el acuerdo que hará realidad el saneamiento del río Bogotá, uno de los más contaminados del mundo.

En un acto protocolario en la Casa de Nariño y con el presidente Juan Manuel Santos como testigo de excepción, se firmó por fin el acuerdo que busca construir las plantas de tratamiento y limpiar el río Bogotá, uno de los más contaminados del mundo.
 
Si bien desde hace 25 años se empezó a hablar de este plan y hace tres el entonces ministro de Ambiente, Juan Lozano, anunció que el acuerdo estaba listo, sólo ahora el Departamento Nacional de Planeación, la Gobernación de Cundinamarca, la Alcaldía Mayor de Bogotá D. C., la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá y el Ministerio de Ambiente firmaron un acuerdo de cooperación para la construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Canoas (fases I y II).
 
El costo total del proyecto es de 1,6 billones de pesos, de los cuales la ciudad pondrá el 22,87 por ciento; la Nación, el 6,57 por ciento; la Gobernación de Cundinamarca, el 1,85 por ciento, y la CAR, el 49,47 por ciento.
 
Los recursos de esta autoridad ambiental saldrán del 7,5 por ciento del impuesto predial que el distrito le transfiere a la entidad. Es decir, el grueso del proyecto lo financiarán los capitalinos.
 
“El río Bogotá es infortunadamente uno de los ríos más contaminados del mundo y es un río muerto. Lo que hoy hemos protocolizado es su recuperación. Eso va a tener un impacto muy importante en la calidad de vida y en el bienestar de muchísima gente. Este es un hecho histórico y la firma de este acuerdo hará realidad un sueño para millones de colombianos, bogotanos, cundinamarqueses, quienes hace 20 o 25 años vienen escuchando de la necesidad de recuperar el río Bogotá”, dijo el presidente Santos.
 
La construcción de la Planta de Tratamiento de Canoas, en Soacha, se realizará en cinco años y su primera fase se adelantará simultáneamente con la ampliación y la puesta en funcionamiento de la segunda fase de la Planta de Tratamiento de Salitre.
 
La Fase I del proyecto consiste en el tratamiento primario convencional de hasta 14 metros cúbicos por segundo de los caudales de aguas residuales de las cuencas de los ríos Fucha, Tintal, Tunjuelo y Soacha, y la construcción de su estación elevadora, de acuerdo con los resultados de los estudios técnicos respectivos.
 
La Fase II permite alcanzar el tratamiento secundario, una vez se concluya o liberen los recursos comprometidos por la CAR en la ampliación y la optimización de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Salitre.
 
“Se hizo el cierre financiero de la Planta de tratamiento de aguas residuales de Canoas, que es la cuenca media que es nuestra responsabilidad, ahora tendremos mejores condiciones, mejor agua, un parque lineal. La ciudad garantiza el 80 por ciento de los recursos, muchos años de discusiones, hoy esto es un gran avance en materia ambiental”, señaló el alcalde Mayor de Bogotá, Samuel Moreno Rojas.
 
De conformidad con el documento Conpes 3320 de 2004, el programa de saneamiento del río se desarrolla en dos componentes: el Saneamiento de los vertimientos del Distrito Capital y el saneamiento de los vertimientos de los 41 municipios de Cundinamarca ubicados a lo largo de la cuenca del río, que se adelantará en el marco del Plan Departamental de Agua de Cundinamarca, liderado por la CAR y la Gobernación.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.