Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/28/2016 6:26:00 PM

Fiscal Montealegre insiste en blindar el proceso de paz antes de irse

Presentó un recurso ante la Corte Constitucional que evitaría que el plebiscito dé al traste con las negociaciones.

Fiscal Eduardo Montealegre insiste en blindar el proceso de paz antes de irse Eduardo Montealegre. Foto: León Darío Peláez / SEMANA

Como último esfuerzo de su labor al frente de la Fiscalía, el jefe de esa entidad, Eduardo Montealegre, presentó en recurso jurídico ante la Corte Constitucional que impediría a cualquier autoridad desconocer los acuerdos alcanzados en La Habana.

Por ello, presentó una demanda ante esa corporación judicial, en la que exige que los actos que dieron lugar a las conversaciones con la guerrilla de las FARC sean reconocidos como un tratado de paz, lo que complicaría que ante un eventual cambio de Gobierno o una transformación de las mayorías en el Congreso pudiera ir en contravía de esa negociación.

En el 2012, la administración de Juan Manuel Santos emitió una serie de acuerdos que les permitieran a los equipos negociadores del Estado colombiano y de la insurgencia establecer unos compromisos para superar el conflicto armado.

Eduardo Montealegre no quiso irse de la Fiscalía sin antes tratar de establecer una coraza en contra de cualquier iniciativa legislativa o administrativa que pudiera apartarse de lo que allí se negocie.

Por eso, interpuso una demanda ante la Corte Constitucional, a fin de que ese alto tribunal declare condicionalmente exequibles esos acuerdos.

Para él, la corporación debe establecer que esas actuaciones son acordes a la Carta Política de 1991, solo en la medida en que los pactos celebrados entre la guerrilla y el Gobierno deben ser reconocidos como un tratado de paz.

En caso de que las pretensiones prosperen, los resultados de esas negociaciones pasarían inmediatamente a ser un mandato constitucional.

Eso implica que ni el Congreso ni el Gobierno podrían reversar ninguna de las medidas que hagan parte de lo que se logre acordar en Cuba. Por eso mismo, de tener cabida esa tesis, ni un plebiscito ni un referendo tendrían la capacidad de hundir los acuerdos.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com