Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/16/2013 12:00:00 AM

Caso agente de la DEA: “Debe ser EE.UU. el que juzgue a taxistas”

Montealegre solicitó a la Corte Suprema de Justicia que avale la extradición.

Una petición salida de lo común fue la que le hizo el fiscal general Eduardo Montealegre a la Corte Suprema de Justicia, frente a la extradición hacia los Estados Unidos de los siete taxistas implicados en la muerte del agente de la DEA James ‘Terry’ Watson. El jefe del ente acusador solicitó que se dé vía libre al trámite para que los implicados vayan a ese país a responder por el hecho ocurrido en junio pasado. 

“Por estos hechos la justicia norteamericana solicitó la extradición a siete implicados. Como fiscal general de la Nación le solicité a la Corte Suprema de Justicia para que se dé la extracción, para que sea la justicia norteamericana la que investigue, acuse y juzgue la muerte de James ‘Terry’ Watson”, indicó.

Montealegre explicó que jurídicamente es procedente la extradición porque pese a que los hechos se cometieron en Bogotá, la víctima contaba con una protección especial por ser un agente diplomático. 

“El fundamento principal que hemos tenido en cuenta es el artículo tercero de la convención sobre la prevención y el castigo de delitos contra personas internacionalmente protegidas. Según este tratado, cuando se comete un delito contra un agente diplomático en territorio extranjero, se confiere jurisdicción al estado de donde es natural la víctima, en este caso a los Estados Unidos”, dijo el jefe del ente acusador. 

La noticia tomó por sorpresa a muchos, puesto que no es común que un fiscal general se involucre en este tipo de trámites que tratan el entregar o no a un ciudadano colombiano para que sea juzgado en otro país. 

“Es la primera vez que un fiscal General de la Nación interviene directamente con un concepto ante la Corte Suprema de Justicia para solicitar la extradición de ciudadanos colombianos ante una autoridad extranjera. Tuvimos en cuenta el artículo 35 de la Constitución Colombiana que solo prohíbe la extradición de nacionales en dos casos, cuando se trata de delitos políticos y cuando se trata de delitos cometidos antes de la vigencia del acto legislativo que restableció la extradición en Colombia”, explicó Montealegre. 

La Fiscalía actualmente tiene al frente del caso un funcionario de la Unidad de Derechos Humanos del más alto nivel, que junto con las autoridades estadounidenses trabajan para conseguir las pruebas que demuestren la culpabilidad de los conductores implicados. 

Aunque la última palabra la tendrá la Corte Suprema de Justicia y el presidente de Colombia, es muy diciente el hecho que el fiscal entregue su aval para que los siete implicados vayan a Estados Unidos. 

Estos serían los extraditados 

El pasado 26 de junio y en una carrera contra el reloj, la Policía colombiana y agentes de la DEA hicieron las primeras cuatro capturas. De ese grupo hacen parte Héctor Leonardo López, alias ‘Bavario’, quien, según la Fiscalía, era el conductor del carro de placa VDL424, del cual bajaron los dos hombres (‘Payaso’ y ‘Garcho’), quienes atacaron a Watson. Para realizar su detención, las autoridades contaron con los datos de otro taxista que hoy está protegido. Él fue quien suministró los primeros datos.
 
Ese mismo día fue detenido Edwin Gerardo Figueroa, alias ‘Garcho’, a quien se le sindica de ser la persona que le propinó un contundente golpe a la víctima durante el hurto. En tercera medida está Ómar Fabián Valdés, alias ‘Gordo’. Este no aparecía claramente en el video de las cámaras de seguridad que se constituye en la principal prueba en contra de los capturados, porque su papel durante el robo y posterior homicidio fue presuntamente ser el copiloto de Héctor Leonardo López.

Otro que cayó por esos mismos días fue Édgar Javier Bello, alias ‘Payaso’. Es quizá la persona más comprometida con el homicidio. La Fiscalía lo sindica de ser el autor material del asesinato del extranjero. Aunque oficialmente era el conductor del vehículo que tomó Watson, ese día lo habría entregado a otro de sus compañeros para él hacerse cargo del asalto. 

La captura de ‘Payaso’ se dio luego de que un informante, al igual que los otros casos, entregó información detallada de su lugar de residencia en Ciudad Bolívar y de la forma como estaba vestido el día de los hechos. Pese a esto no fue capturado en esa zona de Bogotá, sino en Villavicencio. Hasta la capital de Meta habría llegado para esconderse en la casa de un amigo de su mamá. La progenitora de Bello dijo a Semana.com que su hijo aceptó el error que cometió y que ahora lucha porque no lo extraditen.

Otro de los comprometidos en el asesinato de Watson es Wilson Daniel Peralta. Fue a él a quien una juez dejó en libertad en momentos en que la Fiscalía le imputaba cargos. Según la funcionaria judicial, la fiscal del caso no presentó pruebas contundentes. Peralta sonrió y respiró tranquilo. Pero la dicha duró poco porque fue puesto de nuevo tras las rejas. 

La recaptura lo hizo estremecer porque esta vez estaba de por medio una solicitud de extradición, igual a la de sus compañeros de tragedia. Peralta es señalado de prestarle el carro a alias ‘Payaso’ para cometer el hurto. También tiene en su contra evidencias según las cuales había intentado borrar las pruebas en el automotor donde fue atacado el extranjero, hechos que están registrados en un video.

También está Julio Steven Gracia, de quien la Fiscalía dice que fue la persona que recogió a Watson en su taxi de placa VEN144. Esto en el Parque de la calle 93 en el norte de Bogotá. Se le sindica de permitir que subieran ‘Payaso’ y ‘Garcho’ para cometer el robo. 

El tema no terminaría allí. Días después en la localidad de Bosa, Andrés Álvaro Oviedo, alias el 'Flaco’ también fue capturado. De este hombre no se tenían mayores noticias. Semana.com logró establecer que fue el elemento distractor la noche de los hechos. Él iría en un tercer taxi que, según fuentes de la Fiscalía, se encargó de impedir el tránsito de los demás vehículos para que no se aproximaran a los dos taxis durante el hurto. 

También tenía al parecer la función de recibir luego de los ‘paseos millonarios’ los elementos de los que eran despojados las víctimas, para ser vendidos o repartidos entre la banda en algún lugar de Bogotá. En su trabajo no dejaba mayores huellas. 

De esta manera, los siete involucrados están a punto de convertirse en los primeros colombianos en ser extraditados por un delito del que son víctimas cientos de colombianos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.