Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2015/11/10 12:00

Del caso Carolina Sabino a la despenalización del aborto

Dos meses después de que la Fiscalía anunció la imputación de cargos a la actriz por un caso de aborto, el fiscal Montealegre propone un proyecto para despenalizar cualquier interrupción de embarazo.

Carolina Sabino y el fiscal, Eduardo Montelagre. Foto: Archivo SEMANA

El pasado 11 de septiembre la Fiscalía sorprendió al país al anunciar imputación de cargos contra la actriz Carolina Sabino, quien está vinculada por un presunto caso de aborto. Una decisión que encendió un álgido debate en la opinión pública. Hoy, dos meses después de aquella controvertida decisión, el fiscal general, Eduardo Montealegre, anunció un proyecto de ley que pretende despenalizar el aborto.
 
A simple vista se puede tratar de un caso de incoherencia. Sin embargo, cuando se produjo la decisión contra la reconocida actriz colombiana, el propio Montealegre admitió un manejo inadecuado alrededor de esa decisión. Esa noticia se produjo en medio del escándalo que capoteaba el fiscal general por sus cuestionables contratos externos, uno de ellos el de la politóloga Natalia Springer.
 
El caso de Carolina Sabino casi se ha convertido en una pesada cruz que el fiscal ha tenido que cargar a cuestas. Pero este martes, cuando fue invitado a un debate sobre el aborto legal, a instancias de la fundación Buen Gobierno, Montealegre pareció librarse de ella al fijar su postura hacia la defensa del aborto, más allá de las tres causales reconocidas por la Corte Constitucional: cuando hay riesgo para la salud de la madre, cuando se trate de una violación o cuando se evidencien malformaciones congénitas que afecten la vida del feto.
 
El proyecto con el que el fiscal propone reabrir el debate sobre el aborto en el Congreso permite que cualquier mujer pueda interrumpir el embarazo sin que medie ninguna condición hasta la semana 12 de gestación (tres meses de embarazo). Tiempo después, se aplicarán las tres causales establecidas por la Corte.  
 
Según Montealegre, la sentencia de la Corte Constitucional que permitió el aborto en tres casos específicos aún es deficiente para garantizar los derechos de la mujer. Con el proyecto, dice el fiscal general, se garantizarían plenamente los derechos a la autonomía de la mujer, al libre desarrollo de la personalidad y a la autodeterminación reproductiva.
 
Montealegre explicó que el término propuesto, el de las 12 semanas de gestación, no obedece a ningún capricho sino que a la luz del derecho comparado es el tiempo que se ha establecido en el mundo en el que los nascituros empiezan a tener signos vitales y el feto aumenta sus expectativas de vida.
 
La idea del fiscal tomó por sorpresa al Gobierno. Aunque el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, prefirió tener cautela y pronunciarse sólo después de conocer en su integridad el proyecto (el fiscal dijo que lo presentará la próxima semana), lo calificó de “innecesario”. “Con los avances jurisprudenciales de la Corte Constitucional, el país no tienen que esperar ningún proyecto de ley para seguir avanzando hacia el aborto legal. Ya la Corte Constitucional abrió esa puerta y esta sociedad debe recorrer ese camino”.
 
Pese al concepto del ministro Gaviria, lo cierto es que en la actualidad hay una preocupante radiografía sobre la legalidad o no del aborto. Por ejemplo, dijo que en cinco años se pudieron haber presentado cerca de 120.000 casos de abortos ilegales. Sin embargo, para el fiscal Montealegre, la cifra puede superar 200.000 casos.
 
Gaviria, en el mismo foro, denunció que hay una campaña de desinformación y responsabilizó a la Procuraduría sobre los casos de aborto que se permiten a la luz de las sentencias de la Corte Constitucional. También aseguró que varias prestadoras de servicio de salud se escudan en la objeción de conciencia para no practicar interrupciones de embarazo en los casos legalmente permitidos.
 
Mónica Roa, una de las principales defensoras de los derechos de la mujer, comparte la tesis del ministro Gaviria. Considera que más allá del proyecto, la discusión que posiblemente generará en el Congreso podría crear mayor desinformación, pues considera que actualmente no hay condiciones para el aborto y que el proyecto del fiscal puede producir la concepción contraria.  

Pero mientras se produce el debate sobre la despenalización total del aborto que contempla el proyecto de ley anunciado por el fiscal, Montealegre también dijo tener lista una directiva que enviará a todas las dependencias de la Fiscalía para explicar los alcances de la actual legislación en materia de aborto.
 
Esa directriz, prometió Montealegre, contempla la interpretación respecto a los tres causales del aborto y hace énfasis en la primera de ellas, la del riesgo para la salud de la madre.
 
Según la directriz, el criterio sobre la salud de la mujer debe ser integral, incluso contemplar las circunstancias sociales, económicas y educativas de la mujer, y sobre todo si el embarazo produce una afectación al proyecto de vida establecido para cada una de ellas. Se aclara que no son necesarios certificados de medicina legal y que se aplicara la presunción de buena fe de la mujer tanto del médico tratante. “Los fiscales no pueden introducir mayores obstáculos” a la decisión de la mujer de practicarse un aborto.
 
Esa directriz, que el fiscal expedirá la próxima semana, también podría suponer un giro en el caso de la actriz Carolina Sabino y con ella, dijo Montealegre, la fiscal del caso va a adoptar una decisión.
 
Dos meses después de que la Fiscalía anunció la imputación de cargos de la actriz por haberse practicado un aborto, el fiscal general ahora le propone al Congreso un proyecto que, a todas luces, podría conducir a la despenalización total del aborto.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.