Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/11/2017 10:09:00 AM

Las explicaciones que aún debe Rafael Uribe Noguera

Este miércoles inicia la audiencia de acusación en contra del asesino de Yuliana Samboní. Pese a que la Fiscalía ya tiene una teoría del caso, aún hay varias preguntas en el aire.

En la tarde de este miércoles, cuando el juez le pregunte a Rafael Uribe Noguera si acepta haber sido el autor de los delitos de feminicidio, secuestro, acceso carnal violento y tortura, tendrá la oportunidad de hablar.

Aunque es muy posible que no entregue una declaración extendida durante la audiencia y se limite simplemente a asentir o a negar los cargos que la Fiscalía sustente, hay varias explicaciones que Uribe le debe a la justicia.

Le puede interesar: La dura y desconocida vida de los Samboní antes de la tragedia

El ente acusador cuenta con material probatorio suficiente como para pedir una condena de 60 años de cárcel. Y aún así quedará en el aire un sinnúmero de cuestionamientos que los mismos familiares de las víctimas quieren que se resuelvan. Se trata de preguntas legítimas sobre la actuación de Uribe en un crimen atroz e irreparable que conmocionó al país y que permitirían nada menos que llegar hasta el fondo de los hechos.

1. ¿Por qué Yuliana? ¿Por qué Uribe Noguera fue precisamente a Bosque Calderón a raptar a la menor?

Luz Velasco, una de las tías de Yuliana Samboní, no ha dejado de preguntarse un solo instante por qué Rafael Uribe Noguera fue hasta el barrio Bosque Calderón el 4 de diciembre para secuestrar a la niña. Es una pregunta recurrente que la familia de la víctima se sigue formulando, en medio del dolor en el que están sumidos.

Puede leer: La hora de los hermanos Uribe Noguera

Según el escrito de acusación que este miércoles sustentará la Fiscalía, a las 9:00 a. m. de aquel día, Uribe salió de su apartamento rumbo al barrio donde vivían los Samboní. Siendo las 9:12, el hombre se llevó de manera violenta Yuliana, un hecho del cual fueron testigos dos niños que a esa hora jugaban con la menor. Esta pregunta tiene relación directa con lo que en derecho penal se denomina móvil del crimen. Y aquí es donde cobran relevancia los argumentos de la Fiscalía en torno al delito de feminicidio y al hecho de que Uribe Noguera se aprovechó de la condición de completa indefensión de una menor de 7 años, además mujer y residente en una zona marginal de Bogotá: “El homicidio se cometió contra una mujer por el hecho de ser mujer, quien además se encontraba en condición de vulnerabilidad dada su condición de desplazamiento, así como su corta edad, víctima a quien el autor identificó, asedió y estudió previamente y a quien posteriormente logró agredir ejerciendo su superioridad y dominación”, dice en el escrito de acusación.   

2. ¿Cuál es la verdad sobre la actuación de los hermanos de Rafael Uribe?

Francisco y Catalina Uribe Noguera fueron imputados por los delitos de favorecimiento y ocultamiento de material probatorio. Si alguien sabe exactamente qué ocurrió durante el tiempo en que Francisco y Catalina estuvieron dentro del apartamento en el que estaba oculto el cadáver de Yuliana, ese es Rafael. En este aparte las preguntas persisten dadas las diferentes versiones. Francisco, por ejemplo, aseguró que sólo cuando estaba dentro de un taxi rumbo a una clínica, su hermano le confesó haber asesinado a Yuliana. Pero la Fiscalía cuenta con pruebas que determinarían que los hechos habrían ocurrido de otra manera. Las explicaciones que dieron los hermanos demuestran inconsistencias, según el ente acusador, si se comparan con las llamadas, mensajes y chats efectuados durante las horas en las que el Gaula intentaba dar con el paradero de Yuliana. Según Francisco, en el apartamento su hermano le habría dicho inicialmente que la niña se había bajado en la avenida circunvalar. Pero resulta sospechoso para la Fiscalía que Francisco no lo hubiese informado inmediatamente a las autoridades, aun cuando ese dato hubiese favorecido a su hermano en un momento en el que lo buscaban por secuestro.

3. ¿Cuál fue la participación del vigilante del Equus 66 en el crimen?

En las declaraciones brindadas a la Fiscalía, Fernando Merchán, portero del Equus 66, aseguró que Uribe Noguera no quiso parquear en los lugares que le correspondían sino que lo hizo en el sótano. También dijo que él nunca había parqueado ahí y aclaró que en el sótano no había cámaras pero que existía un ascensor que subía directamente a los apartamentos de los propietarios. No dijo si vio a Yuliana o no.

Le recomendamos: "Los hermanos ayudaron a Rafael": hija de celador de Equus 66

Pero su versión no convenció al ente acusador. Días después de que Merchán se quitó la vida, el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, aseguró que él coparticipó en el crimen pues, supuestamente, “tenía conocimiento de lo que estaba ocurriendo en ese momento con Yuliana”. Además, advirtió que Merchán no habría dicho toda la verdad de los hechos a la Fiscalía y que las anotaciones que hizo en el libro de ingresos no corresponden a la verdad.

El vigilante se quitó la vida cinco días después del crimen, pero aún no se tiene certeza sobre su supuesta responsabilidad en los hechos y sólo Rafael Uribe podría aclarar si él supo cuando Yuliana fue llevada al apartamento.

4. ¿Se drogó Rafael Uribe antes o después de ver a sus hermanos?

Francisco Uribe dijo que su hermano le contó ya en el apartamento del edificio Equus 66 que con anterioridad había consumido “una botella y media de aguardiente y mucha cocaína”. Y agregó: “Él en ese momento no estaba en este mundo y se notaba que todo eso era verdad. (…) Estaba blanco, lleno de sudor y decía que no podía respirar”. Es relevante saber si Francisco dice la verdad o miente, pues en este caso la hora en que su hermano consumió sustancias está estrechamente ligada con un posible intento de engañar a las autoridades. Un informe de ingreso a la Clínica Cardiovascular Navarra, emitido a las 9:19 p. m. del domingo 4 de diciembre, dice que la ingesta de tres bolsas de cocaína se hizo unas cinco horas antes de elaborado el documento. El registro que Fernando Merchán, vigilante del Equus 66, hizo de la entrada de Francisco al edificio, consigna como hora las 3:40 p. m., es decir, en el filo de unas cinco horas de diferencia con respecto al informe de la clínica. ¿Rafael consumió antes o después de que sus hermanos llegaran? Ese esa será la incógnita que tendrá que resolver la Fiscalía.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1834

PORTADA

Peligro inminente

La bomba del Andino deja claro que terminada la guerra con las Farc aún quedan otros grupos violentos. ¿Cuáles son y qué peligro representan?