Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2015/12/04 15:40

¿En qué va la investigación de la Fiscalía contra Luis Bedoya?

El ente acusador afirmó que tras la confesión del expresidente de la FCF no se descarta el inicio de investigaciones en el país contra otros directivos.

¿En qué va la investigación de la Fiscalía contra Luis Bedoya? Foto: A.P.

Todo parece indicar que la confesión del expresidente de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) Luis Bedoya ante las autoridades de Estados Unidos tendrá consecuencias de talla mayor en Colombia.

La Fiscalía, que ya adelanta un proceso por el delito de lavado de activos en contra del exdirigente deportivo, ya tiene listo el rastreo de bienes y de cuentas, con lo que iniciará un proceso para ubicar a las personas que ayudaron a Bedoya en este ilícito.

“A partir de esta colaboración seguramente vamos a tener información muy valiosa que nos va a permitir abrir nuevas líneas de investigación y tal vez vincular a otras personas colombianas a posibles hechos irregulares o de corrupción relacionados con lo confesado por Luis Bedoya”, señaló el vicefiscal, Jorge Fernando Perdomo.

Agregó Perdomo: "Estamos investigando integralmente el fenómeno de corrupción de la mano con Estados Unidos y lo que sea fundamental para Colombia, la Fiscalía lo tendrá en cuenta. Estaremos atentos a quienes quieran acercarse a contar irregularidades que sepan en este caso".

La acusación contra Bedoya

En la acusación que presentó la Corte del Distrito Este de Nueva York contra Luis Herberto Bedoya Giraldo, el risaraldense que surgió hasta ser el mandamás del fútbol colombiano. El indicment (escrito de acusación) de 23 páginas describe paso a paso los ilícitos que cometió Bedoya mientras estuvo en el poder de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF).
 
El nombre de Luis Bedoya aparece por primera vez en el punto 22 del escrito. Es presentado como presidente de la FCF, vicepresidente de la Conmebol y miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA. Estos cargos le conferían una responsabilidad esencial al interior del organismo que controla el fútbol en el mundo: las finanzas. El documento indica que Bedoya participó en varios comités organizadores de eventos de la FIFA realizados alrededor del mundo.
 
En el punto 29, el documento de acusación señala que “Luis Bedoya, junto con otros, conspiraron entre sí para utilizar sus posiciones dentro de la Conmebol y la FIFA para participar en esquemas de solicitud, oferta, aceptación, pago y recepción de pagos no revelados e ilegales”. La acusación señala que “el acusado” y sus cómplices “corrompieron la empresa mediante la participación en diversas actividades criminales, incluidos fraude, soborno y lavado de dinero, en la búsqueda del beneficio personal y comercial”.
 
El ente acusador señala que Bedoya hizo parte de un entramado de corrupción que se valía de “diferentes esquemas” para mover el dinero que recibían por cuenta de sobornos y comisiones entregados por las empresas que comercializaban los derechos de comercialización y televisación de los eventos deportivos que organizaba la Conmebol como la Copa América y la Copa Libertadores.
 
De acuerdo con la acusación, Bedoya y demás dirigentes se valían de “servicios de consultoría, testaferros y cuentas bancarias en diferentes partes del mundo para mover los dineros que recibían de los sobornos”.
 
La acusación señala que los sobornos comenzaron en el 2007: “El acusado y sus co-conspiradores y la recibieron pagos no revelados e ilegales, sobornos y comisiones ilegales en relación con la venta de los medios de comunicación y de comercialización de los derechos de los torneos de fútbol”.
 
Añade: “El acusado utilizó el sistema de los Estados Unidos para llevar a cabo los esquemas”. En este punto 31, el ente acusador no se atreve a dar una cifra exacta de cuántos millones de dólares recibió Bedoya por cuenta de los sobornos.
 
Dentro de sus investigaciones, los fiscales norteamericanos determinaron que Datisa, una empresa de propiedad de Torneos y Competencias, Traffic y Full Play, pagó los 100 millones de dólares para sobornar en 2013 a los directivos de la Conmebol.
 
Al entonces presidente del ente, el uruguayo Eugenio Figueredo, junto al fallecido Julio Grondona, presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), y a José María Marín, de la Confederación Brasileña de Fútbol (CFB), les habrían tocado 17 millones de dólares a cada uno. Y a los demás presidentes entre los que estaría Bedoya, 7,5 millones de dólares.
 
Luis Bedoya tendrá que entregarle a la justicia estadounidense todos los fondos que tenía en una cuenta bancaria en Suiza, más exactamente en el Bank of Swiss. Por ahora, no se conoce el monto que el exdirigente colombiano tenía en esta cuenta secreta.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.