Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/10/2013 12:00:00 AM

Fiscalía borra dudas sobre general Patiño

Eduardo Montealegre dijo que por ahora no hay indicios graves contra el oficial en el caso del grafitero.

Como un “falso positivo urbano” calificó el fiscal general de la Nación, Eduardo Montealegre, el sonado caso por la muerte del grafitero Diego Felipe Becerra. La declaración la hizo en la Comisión Segunda del Senado que estudia el ascenso del general Francisco Patiño a quien la familia señala como participe en el encubrimiento de pruebas.

En la sesión el fiscal aclaró que hasta el momento el ente acusador no tiene pruebas o indicios que permitan imputarle cargos al alto oficial. En otras palabras, la investigación por la muerte del joven no impediría que se tramite el ascenso patiño.

Frente a los legisladores Montealegre dijo: “No podemos afirmar que existan indicios graves que comprometan la responsabilidad del general Patiño para inferir que formó parte de esa estructura delictiva”.

Tras la audiencia la comisión decidió aplazar nuevamente la decisión frente al ascenso del general.

Los ocho senadores a favor

En un hecho sin antecedentes recientes en la historia del Congreso, la Comisión Segunda del Senado adelantará en la mañana de este martes un auténtico juicio político contra un general de la Policía. Francisco Patiño, quien fue comandante de la Policía de Bogotá y hoy comanda la fuerza pública en las complicadas zonas de Cauca y Nariño, tendrá que despejar todas las dudas que lo han enredado con la investigación que se adelanta por el asesinato de Diego Felipe Becerra en Bogotá, a manos de agentes policiales.

“El único temor es que se vaya a convertir el Congreso en una audiencia de juzgamiento”, confiesa el vicepresidente del Senado, el liberal Édgar García Realpe, uno de los 13 senadores que decidirá si se aprueba o imprueba el ascenso del brigadier general Patiño a mayor general.

Ese temor se asiste, recuerda García, en que el pasado jueves, cuando se decidió llamar al fiscal general de la Nación, Eduardo Montealegre, y al procurador general, Alejandro Ordóñez, durante el fallido debate, “pudo haber hasta violación de la reserva sumarial”, porque los senadores Camilo Romero (Polo) y Myriam Paredes (Partido Conservador), hicieron públicas algunas pruebas procesales en la investigación que la Fiscalía adelanta por la muerte del grafitero, a quien la Policía pretendió señalar como un “atracador de busetas”. 

Romero reveló varias declaraciones, la del conductor de la buseta que interpuso la denuncia y la de un patrullero de la Policía que atendió dicha denuncia en el CAI del barrio 20 de Julio. Ambos testimonios señalan que el general Patiño se habría reunido con el conductor antes de que este radicara la acción judicial.

Por su parte, la senadora Myriam, quien también utilizó las pruebas procesales, aseguró que el conductor de la buseta puede estar mintiendo en sus confesiones a la justicia. 

Lo particular de la sesión de este martes es que la Comisión Segunda decidió declarar "sesión informal" el debate sobre este ascenso, esto, con el propósito de darles la palabra al papá del grafitero y al general Patiño.

“Sólo pretendo que se haga justicia en el caso de mi hijo, que no haya impunidad”, dice el papá de Becerra al aclarar que su propósito no es dañar la carrera del general. Por su lado, Patiño se declaró “dispuesto” a despejar “cualquier duda”.

Trece senadores serán los jueces de este inusual juicio político. Tres conservadores, Myriam Paredes, Carlos Ramiro Chavarro y Carlos Barriga; dos de La U, los senadores Juan Lozano y Roy Barreras, el presidente del Senado; dos liberales, el futuro presidente del Senado, Juan Fernando Cristo, y Guillermo García Realpe; dos del Mira, Alexandra Moreno Piraquive y Manuel Virgüez; uno de Cambio Radical, Carlos Fernando Motoa; uno del PIN, Édgar Espíndola; uno del Polo, Camilo Romero; y uno de la ASI, Marcos Avirama.

Semana.com constató que entre estos trece senadores el ambiente es ampliamente favorable al ascenso del general Patiño.

El debate arrancará con los tres votos a favor del ascenso por parte del Partido Conservador. Myriam Paredes asumió rendir la ponencia. Carlos Barriga se opuso a que el debate se aplace para escuchar al fiscal y al procurador, por lo que su intención es votar a favor del general. Chavarro no le va a poner trabas a sus dos colegas conservadores.

Camilo Romero votará negativo. “No es nada personal contra el general Patiño, podríamos estar ante un nuevo mejor policía del mundo. Pero el Senado tiene que asumir la responsabilidad política por un oficial que tiene una investigación en su contra por una grave violación a los derechos humanos, como fue la muerte de Diego Felipe Becerra".

Los liberales tienen un dilema. Juan Fernando Cristo dice que se dio la pela por incluir en la Ley de Víctimas el reconocimiento a las víctimas de agentes del Estado y que está obligado a priorizar los derechos de las víctimas. Sin embargo, su voto será a favor de Patiño. Primero, porque considera que este oficial no puede ser comparado con el caso de Mauricio Santoyo, quien fue ascendido a pesar de tener una sanción disciplinaria por violar los derechos humanos.

En ese sentido, aunque Cristo reconoce que en el caso de Patiño se conoce una investigación preliminar, aclara que aún no hay una vinculación formal a la investigación. El congresista admite que el país necesita que la justicia despeje prontamente cualquier inquietud, y añade que se puede sentar un precedente de que ningún funcionario público ejerza si tiene una investigación preliminar en su contra. "No me quedaría la conciencia tranquila si se trunca una carrera policial". García Realpe, el otro liberal, comparte estos argumentos, y su voto sería a favor de Patiño.

El otro voto fijo que tendría el general sería el del presidente del Senado, Roy Barreras, quien dijo que revisó exhaustivamente las hojas de vida, y reconoció la del general Patiño. “No es fácil ser el primero, y al general Patiño hay que felicitarlo por estar siempre en el primer lugar”. El argumento de Barreras es que “no se puede echar a la alcantarilla una hoja de vida impecable”, y que el ascenso no es motivo para “blindar” al general ante cualquier decisión judicial.

Juan Lozano, el otro de La U, aún no ha definido su voto. Más bien, promovió que este ascenso no se haga a puerta cerrada y la decisión se tome luego de escuchar al general. Hasta última hora, Lozano anunciará su decisión.

Los dos senadores del MIRA se han opuesto a varios ascensos. Hace tres años, Alexandra Moreno fue una de las que votó en contra de la promoción de Mauricio Santoyo. Esta vez, la congresista inclinará la balanza a favor de Patiño. 

Por su parte, Manuel Virgüez le reveló a Semana.com que si se niega el ascenso por una investigación, este episodio podría ser un mal mensaje que generaría una avalancha de denuncias, algunas temerarias, para torpedear el ascenso de oficiales que necesitan las Fuerzas. “El juicio político tiene límites”, explica. 

Además, en caso de que la justicia absuelva al general Patiño, y el Congreso hubiera negado su ascenso por esa razón, el Legislativo se vería enfrentado a varias demandas por haber generado daños y perjuicios.

Carlos Fernando Motoa, de Cambio Radical, será el encargado de presidir el debate, pues la presidenta de la Comisión será la encargada de proponer el ascenso. Su voto hace parte de los indecisos, al igual que los votos de Marcos Avirama, del ASI, y el de Édgar Espíndola, del PIN.

Con este sondeo de los partidos políticos, queda claro que más allá de los conceptos y las aclaraciones del fiscal y el procurador, el ambiente político en el Senado le favorece con amplitud al general Patiño, quien arranca en el debate con ocho votos a su favor, de los trece posibles.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.