Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/22/2017 5:55:00 PM

Fiscalía envía a la cárcel al presunto violador serial en Barranquilla

El expolicía Levith Rúa Rodríguez fue acusado de la violación y asesinato de Gabriela Romero, una joven estudiante del SENA. Otras nueve mujeres han afirmado que el hombre también habría abusado de ellas.

El mismo día en el que la familia de la joven estudiante barranquillera Gabriela Romero lloraba su partida en su sepelio, un juez envió hoy a una cárcel de la ciudad a Levith Rúa Rodríguez, expolicía acusado de haberla violado y asesinado después de prometerle trabajo en la temporada de vacaciones.

La detención de Rúa, llamado por medios locales como la "Bestia del matadero", ya había sido ordenada el pasado viernes acusado de secuestro agravado atenuado y hurto agravado en otro caso que involucra a una menor de edad de nacionalidad venezolana que fue violada.

Gracias al testimonio de la venezolana, en el que contó que un hombre la había llevado a un potrero cerca a la zona de Malambó para violarla, las autoridades dieron con el cuerpo de Gabriela, quien había sido reportada como desaparecida el 24 de noviembre. Ante la desaparición de la estudiante, las autoridades ya habían determinado que Rúa podría estar involucrado y lo citaron a declarar pero no tenían material probatorio suficiente para retenerlo. Sin embargo, su declaración fue grabada y fue clave para que la joven venezolana lo reconociera.

De acuerdo con el testimonio entregado al ente investigador por la joven, el hombre la habría citado en una plazoleta de comidas en el centro de la ciudad y luego la llevó a una zona remota de Malambo. Allí habría sido violada. Ella indicó el lugar a donde el hombre la habría llevado y las autoridades fueron allá para buscar material probatorio. Allí se encontraron con otra sorpresa: estaba el cuerpo decapitado de Gabriela, la estudiante del Sena.

Por el caso de Gabriela, el exuniformado fue acusado de feminicidio agravado, acceso carnal violento agravado, desaparición forzada agravada y hurto calificado agravado. Al parecer, Rúa citaba a las jóvenes vía Facebook bajo la promesa de ayudarles a conseguir un trabajo de temporada. El exoficial acordaba una reunión en un lugar concurrido, normalmente la plazoleta de un centro comercial, y luego de la charla las llevaba a Malambo, zona rural de Barranquilla, para abusar de ellas. 

Durante la audiencia de este viernes contra el expolicía, el fiscal 11 de la Unidad de Reacción Inmediata (URI), Rodrigo Restrepo, facilitó detalles de la forma cómo este abordó a la joven a través de la red social Facebook, ofreciéndole trabajo como cuidadora de un niño. 

El texto de la conversación por el chat de la red social, revelado durante la audiencia, muestra cómo Rúa Rodríguez contactó a la estudiante nueve días antes y la convenció de encontrarse con él en un centro comercial el 24 de noviembre, día en el que ella desapareció.

Al exuniformado, quien se declaró inocente de los cargos imputados, le fue dictada medida de aseguramiento intramural y fue trasladado a la cárcel del Bosque, en donde permanecerá mientras continúa el proceso judicial en su contra.

Rúa Rodríguez ya había purgado una condena de siete años por violación en la ciudad de Valledupar e incluso hay una denuncia de que atacó a una menor en el municipio de Ponedera, en el departamento del Atlántico cuando se encontraba de permiso carcelario.

Durante la audiencia se conoció la versión de que mientras estuvo en el Centro Penitenciario de Valledupar, Rúa Rodríguez estuvo en contacto con Luis Alfredo Garavito, considerado el mayor asesino y violador de niños en Colombia.

La directora de las Fiscalías en Atlántico, Ángela Bedoya Vargas, había declarado hace varios días que Rúa Rodríguez habría violado entre 9 y 10 mujeres en Valledupar y los departamentos de Sucre y Atlántico. 

“Tenemos que decir que fue policía y que perdió su puesto en 2010 porque fue condenado en Valledupar por un delito sexual, por una violación y un asalto a una dama, a quien afectó física, moral y sexualmente. Salió de la cárcel en mayo de 2017 por cumplir esa pena y desde allí viene atacando a las mujeres del Atlántico”, explicó Bedoya en ese momento.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?