Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/15/2017 12:36:00 PM

Los líos de Jaramillo por ajudicación, adición y cesión de Transmilenio III

El exrepresentante de la firma Conalvías está detenido por irregularidades en la malla vial. Deberá responder por cinco nuevos delitos.

En el búnker de la Fiscalía, el exdirector de Conalvías Andrés Jaramillo recibió la noticia de la imputación de otros cinco delitos por las irregularidades que rodearon la cesión y la ejecución de las obras para la construcción de la fase III de Transmilenio.

Lo señalan de ajustar de manera irregular el pliego de condiciones, de haber ofrecido el 6 por ciento para tener una millonaria adición y de obtener, sin tener la capacidad, la cesión a través de un consorcio en el que Conalvías tenía el 98% de participación. En este nuevo capítulo contra Jaramillo, la Fiscalía le imputará cohecho por dar u ofrecer, contrato sin cumplimiento de requisitos legales, interés indebido en la celebración de contratos y peculado por apropiación.

Puede leer: Con tutela, Conalvías busca volver al ruedo de la contratación

El ejecutivo, que fue apartado de la representación de la firma, fue el encargado de auspiciar un "pacto criminal", según lo asegura la Fiscalía. Con ello no solo logró quedarse con la cesión y la adjudicación de contratos, sino que además habría logrado apropiarse de cuantiosas sumas del Estado.

Para la Fiscalía es clara la influencia que Jaramillo ejerció en el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) en los años 2007 y 2009, tiempo en el cual la entidad estuvo bajo la dirección de Liliana Pardo. La exdirectora está prófuga de la justicia y es buscada con circular roja de Interpol en cualquier parte del mundo.

Basados en testigos claves del ‘carrusel‘ de la contratación en Bogotá, la Fiscalía cuestiona que Jaramillo logró quedarse con el contrato 138 de diciembre de 2007 a través de maniobras ilegales. Es así como se tiene documentada una supuesta reunión con el exconcejal José Juan Rodríguez para entregarle al parecer un listado de los aspectos a cambiar en la licitación pública para la fase III de Transmilenio.

El exconcejal, quien fue capturado por el caso y dejado en libertad por vencimiento de términos, habría sido la persona encargada de convencer a quien era su amiga, Liliana Pardo Gaona, para que a través del equipo directivo de la entidad realizara más de 78 modificaciones que terminaron por favorecer a la empresa Sociedad Futura de Andrés Jaramillo.

Una vez consiguió el contrato, el expresidente de Conalvías habría tramitado y celebrado la adición del contrato por un valor de $35.118 millones, sin que se cumplieran los requisitos de selección objetiva. En esa adición fueron incluidas obras de valorización que no eran de la naturaleza de la fase III.

Le puede interesar: El coletazo de la corrupción en España llega a Colombia

"Para lograr la modificación del pliego de condiciones, Jaramillo López habría ofrecido y entregado el 6% de la adición que recibió por el contrato de $35.118 millones", dice el ente investigador. Esto lo habría logrado a través del también contratista Emilio Tapia y el dinero habría tenido como destino a los hermanos Samuel e Iván Moreno y Liliana Pardo.

Al ver el incumplimiento del grupo Nule en la construcción y entrega de un tramo de la troncal de Transmilenio de la calle 26, de manera "premeditada" constituyó el grupo Vías de Bogotá SAS, en el que Conalvías, empresa de la que era director, tenía una participación de 96%.

Este grupo fue el que se terminó quedando con la cesión del contrato, sin que el grupo Vías de Bogotá SAS cumpliera con la capacidad legal y financiera, ya que Conalvías tenía a su cargo otros tramos de Transmilenio y no podía avanzar simultáneamente en dos proyectos.

En total, calcula el ente de control, Jaramillo se habría apropiado de $28.081 de los $85.751 que inicialmente el IDU había entregado a los Nule. Posteriormente a la cesión del contrato, el grupo de Jaramillo recibió 190.270 millones de pesos por costos adicionales para la terminación de la obra.

Jaramillo está preso en los calabozos de la Fiscalía por presuntas irregularidades en un contrato de mejoramiento de la malla vial en Bogotá. Además de estar vinculado a la investigación por presuntas irregularidades en la adjudicación del tercer carril de la obra Bogotá - Girardot.

Le recomendamos: Capturan a Andrés Jaramillo, expresidente de Conalvías

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.