Viernes, 24 de octubre de 2014

| 2013/06/12 00:00

Fiscalía: Julio Gómez no debe dinero de ‘carrusel’

Así se plantea en el preacuerdo que será presentado ante un juez el próximo 26 de junio.

En el documento de 34 páginas conocido por Semana.com, la Fiscalía explica las razones por las cuáles el preacuerdo es viable. Foto: SEMANA

Tras la polémica que se generó en torno a conceder acuerdos por parte de la Fiscalía que le permiten a algunos procesados por el ‘carrusel’ de contratos, beneficios a cambio de colaborar con la Justicia, y pese a que muchos consideran que no han devuelto el dinero apropiado, la entidad volvió a firmar un preacuerdo con el polémico excontratista Julio Gómez.

En el documento de 34 páginas, conocido por Semana.com, la Fiscalía explica las razones por las cuales el preacuerdo es viable, puesto que se considera por parte de la entidad que el excontratista -a quién el Tribunal Superior de Bogotá le anuló un primer proceso- ya reintegró el monto del cual se apropió.

En el informe detallado de la Fiscalía de la manera como ya supuestamente se devolvieron los dineros está en primer lugar el contrato 137 de 2007, suscrito entre el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) y la Unión temporal Transvial, cuyo objeto era la construcción de la fase III de TransMilenio en la calle 26.

Allí se habla que la empresa Costco S. A., contratada por Julio Gómez, presentó oferta mercantil ante Transvial y subcontrató con dicha Unión Temporal una parte de la obra.

“Esa oferta mercantil se suscribió por cerca de 5.833 millones de pesos y para iniciar, la Unión Temporal giró a Costco S. A. 1.750 millones de pesos como anticipo”, por lo anterior, la Fiscalía le imputó Gómez un peculado por apropiación.
 
Aclara el ente investigador que la ejecución de la obra logró “amortizar la oferta mercantil, con dineros del Grupo Nule (imputados por los mismos hechos), a través de la misma Unión Temporal Transvial”, por lo que se considera que Gómez no debe nada en dicho contrato.

Así mismo, se da cuenta que el excontratista reintegró además 297 millones de pesos como parte del acuerdo que lo llevó a ser condenado a cinco años de cárcel, pero que finalmente el Tribunal terminó por tumbar al considerar que no se establecía la forma como Gómez repararía el daño ocasionado, además de existir irregularidades en la rebaja de la condena que recibió como beneficio.

“A partir de los elementos de prueba señalados, se demuestra que los dineros de los anticipos girados a Costco en cuantía de 1.750 millones de pesos sí fueron invertidos en la obra. Sin embargo, teniendo en cuenta que el IDU sólo recibió la obra hasta por la suma de 1.452 millones de pesos, se efectuó un reintegro por la diferencia y un excedente, razón por la cual, a la fecha se tiene un reintegro total de la suma imputada”, señala el preacuerdo.

Respecto al contrato 071 de 2008, suscrito entre el IDU y la Unión Temporal GTM por 87.399 millones de pesos, con el cual contrataba obras de malla vial para el suroriente de Bogotá y que finalmente fue elevado a 93.386 millones de pesos por cuenta de dos adiciones, la Fiscalía indicó que del anticipo que se pactó en esa ocasión sólo se pagaron dos cuotas: la primera por cerca de 8.388 millones de pesos y la segunda por 2.516 millones de pesos, para un total aproximado de 10.905 millones de pesos. El acuerdo fue modificado en el 2010, para hacer una cesión de participación del 40 % a Translogistic S. A., del Grupo Nule, lo que dio origen a una nueva unión temporal.

Por esto hechos, la Fiscalía le imputó a Gómez un peculado por una suma aproximada de 6.678 millones de pesos, los cuales fueron reintegrados, según la entidad, mediante la inversión de la obra, en primer lugar, porque se saldó el anticipo, en valor de 5.409 millones de pesos.

Además se indica que en el control financiero se pudo establecer que en las obras se invirtieron 34.245 millones. Que se incurrió en costos de estudios y diseños por 823. 475 millones de pesos, diaágnostico por 1.412 millones de pesos y el valor global del plan del manejo de tránsito, señalización y desvíos por 1.277 millones de pesos.

“Así las cosas, la inversión de obra supera con creces el monto del anticipo que quedó por amortizar, pudiéndose concluir que se encuentra reintegrado el dinero”, indicó la Fiscalía.

Otro de los contratos en los que Gómez recibió dinero según la Fiscalía es el 072 de 2008, suscrito entre el IDU y la Unión Temporal Vías de Bogotá 2009, cuyo fin era la ejecución a precios unitarios de las obras y actividades para la malla vial arterial, intermedia y local del Distrito en la zona sur de la ciudad, por un valor de 100.487 millones de pesos aproximados, en el cual el IDU debía entregar a título de anticipo al contratista el 20 % del valor total de lo acordado, lo que equivale a un valor aproximados de 20.097 millones de pesos.

Dicho contrato fue modificado en el 2010 al realizarse una cesión por parte de la Unión Temporal Vías de Bogotá 2009, al Consorcio Vías del Distrito, del cual hace parte la empresa Inca Ltda. (controlada por Julio Gómez en el 60 %). Ante el endoso, se considera que fue la última empresa la encargada de ejecutar el contrato.

“La Fiscalía imputó a título de peculado la suma de 4.222 millones de pesos, suma que no fue invertida en obra y corresponde al anticipo girado a la Unión Temporal Vías de Bogotá 2009 (…) es de anotar que el Consorcio Vías del Distrito ejecutó la totalidad del contrato, terminando la obra el 30 de octubre del 2012”.

Se entiende de la explicación de la Fiscalía que aunque el anticipo no se invirtió en la obra por la Unión Temporal Vías de Bogotá 2009, el Consorcio Vías del Distrito reintegró los dineros con la ejecución del contrato una vez recibe la cesión.

Lo acordado

En el preacuerdo al que llegó Gómez con la Fiscalía, el primero acepta los delitos de peculado por apropiación a favor de terceros, interés indebido en la celebración de contratos y cohecho propio. Además, la pena que recibirá será de 10 años de prisión y una multa que le impondrá el juez de conocimiento a quien le sea asignado el caso.

“El señor Julio Gómez, al someterse a la justicia con la firma de este acuerdo, ha mostrado su intención de colaborar delatando acciones delictivas que han afectado la administración pública, así como a los autores de las mismas”.

Se destaca además que a través del principio de oportunidad conseguido por el delito de concierto para delinquir, el excontratista servirá como testigo de cargo, aportando documentos y orientará las investigaciones sobre el tema.
 
Finalmente, se indica que los representantes del IDU como víctimas manifestaron quedar satisfechos si se conoce la verdad, la cual para la Fiscalía se da a través de la colaboración de Gómez con la justicia, evento que se cumpliría con la pena de 10 años de cárcel que deberá pagar y la reparación, que será fijada por el juez en una audiencia.

Para la Fiscalía, tal y como lo dijo en el momento de imputarle cargos, Julio Gómez, junto con funcionarios y contratistas, “se interesó de manera indebida principalmente en las etapas precontractuales, influyendo en la elaboración de pliegos y pliegos de condiciones. Lo que produjo que se violaran los principios que gobiernan la contratación pública”.

Según el ente investigador, Gómez, en complicidad con Emilio Tapia y el abogado Álvaro Dávila, recomendaba la designación de funcionarios ante el IDU con el fin de que les quedara más fácil incluir o suprimir requisitos, lo que les permitía tener el manejo de la aceptación o no de los proponentes. Esta y muchas intervenciones en al menos nueve contratos habrían llevado a Gómez a aceptar colaborar con la Fiscalía.

La última palabra en el tema la tendrá el juez. De ser aprobado el preacuerdo, Gómez se convertirá en uno de los testigos más fuertes de la Fiscalía para afrontar el largo camino que al parecer le queda al ‘carrusel’. Pero si, por el contrario, existen reparos sobre lo pactado entre la entidad investigadora y el procesado, habrá un nuevo revés difícil de superar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×