| 2015/10/19 21:24

Se agota la chequera de la Fiscalía

Semana.com conoció una sorpresiva circular interna que restringe viajes de los funcionarios. Se acaba el dinero para viáticos y tiquetes. Algunos deberán viajar por tierra.

Un reporte de la entidad indica que hasta la fecha se han gastado 39.000 millones de pesos en viátocos. Foto: Archivo particular

Hace dos meses el país vivió una intensa polémica por cuenta de los millonarios contratos que la Fiscalía entregó en asesorías a la politóloga Natalia Springer, que a la postre, según advirtió la interventoría de algunos de esos proyectos, no le aportarían mucho a esa entidad en la lucha contra la criminalidad.

También fueron motivo de escándalo los contratos entregados a otros expertos, como el exjuez español Baltazar Garzón, a exmagistrados de las altas cortes y a periodistas.

El tema creció como la espuma pero pronto se apagó, entre otras cosas, porque sería la Comisión de Acusaciones la encargada de investigar al fiscal general por posibles irregularidades en el otorgamiento de esos contratos.

Muchos, entonces, creyeron que la Fiscalía tenía una amplia chequera para cumplir con sus objetivos. Y, con ese saldo a favor en caja para su funcionamiento, pocos se imaginaron que otros rubros se podrían ver afectados.

Pues bien, ahora se sabe que habrá un sensible recorte en los gastos de viajes y viáticos. El asunto no es de poca monta porque se trata de las misiones de fiscales e investigadores dentro y fuera del país en innumerables procesos.

Lo cierto es que miles de funcionarios tendrán que ajustarse el cinturón. Semana.com conoció una circular interna, expedida el pasado 15 de octubre bajo el radicado 0051 y firmada por la directora nacional de apoyo a la gestión, Marcela María Yepes. En el documento, la funcionaria les advierte a los principales despachos del orden central y a las direcciones y subdirecciones seccionales acerca de la austeridad en el gasto de viáticos y gastos de viajes.

Yepes señala que dado el agotamiento que a la fecha comienzan a presentar algunos rubros, incluido el de viáticos y viajes, se “hace necesaria la política de austeridad que maneja la entidad”.

La circular hace una advertencia: “Las comisiones deben obedecer a una programación acorde con las necesidades de la misión en la que se determine el mínimo de funcionarios que deban desplazarse y el mínimo número de días que la comisión demande (…) con el correspondiente ahorro de gastos por viáticos y tiquetes aéreos”.

En otro punto, la directriz asegura que, salvo situaciones urgentes de carácter excepcional, “no se deben programar comisiones de servicio que generen viáticos en fines de semana o vísperas de festivos”.

También les dice a los funcionarios del ente investigador que deben informar cuando no utilicen un tiquete aéreo y advierte que no autorizará el pago de penalizaciones por cambios en los horarios de vuelos.

Pero hay un punto que llama la atención y que redundará con la seguridad de los investigadores. En la directriz se indica que los desplazamientos que se deban efectuar desde Bogotá a las seccionales de Villavicencio e Ibagué se deberán realizar por vía terrestre, salvo las situaciones que así lo exijan.

El tema cayó muy mal entre un grupo de funcionarios de dirección, que ven cómo se empieza restringir el trabajo misional. “Ahora es que no hay plata para viajes de trabajo. Pero mucho se ha gastado en ese rubro y en otros. Ahora las unidades deberán apretarse el cinturón dizque porque ya no hay recursos”, dijo un alto funcionario.

Lo dice porque hace pocas semanas, cuando estalló el escándalo de los millonarios contratos entregados a Natalia Springer, exmagistrados y periodistas, algunos medios se fijaron en el capítulo de un desmesurado gasto en viajes.

En septiembre pasado, El Tiempo señaló que en lo que va corrido de la administración del fiscal Eduardo Montealegre, se han pagado más de 22.000 millones de pesos en tiquetes nacionales e internacionales a la firma Escobar Ospina S. A. S., que en el último tiempo se ha ganado las tres últimas licitaciones de la entidad.

Esa misma firma que en el pasado se llamaba Calitour fue duramente cuestionada luego de que se supo que era propiedad de la esposa del entonces director de gestión de la Policía, coronel Marino Escobar, quien tenía oficina en la misma Dirección General y también el monopolio de los tiquetes aéreos de la institución.

Según los datos que aparecen en la Sección Financiera y Contable de la página oficial de la Fiscalía, a la fecha la entidad ha gastado en viajes y viáticos 39.000 millones de pesos. De ellos, 38.000 millones corresponden a viajes en el interior del país y 845 millones en viajes al exterior.

Alerta por crisis


Semana.com consultó al sindicato de la Fiscalía sobre el asunto y Álvaro Márquez, su presidente, habló sin tapujos: “Esta reducción lo que hace es que se merme la operatividad de la investigación porque el investigador pasa de comisión de una ciudad a otra consiguiendo pruebas. Si hay una austeridad de ese nivel, se reducirá el resultado de las investigaciones que tendrán que esperar el rubro y viáticos del próximo año para comenzar con su ritmo normal”.

Márquez aseguró que el tema del presupuesto se debe planear mejor, a menos que esos rubros estén siendo invertidos en otros gastos.

Semana.com intentó hablar con la directora nacional de apoyo a la gestión de la Fiscalía, pero no contestó la llamada. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.