Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2015/08/24 18:02

Fiscalía les declara la guerra a las denuncias absurdas

La justicia se congestiona por personas que piden investigaciones contra la reina Isabel de Inglaterra o contra los extraterrestres. Proyecto busca evitar este problema.

La entidad le otorga a los fiscales herramientas poder archivar los casos de denuncias absurdas. Foto: Archivo SEMANA

Para todos los colombianos es una verdad a puño que la justicia está sobrecargada. Son tantas las horas para interponer una denuncia, tanto el tiempo de espera para que llamen al acusado a una audiencia y tantos los detenidos que están esperando que alguien les defina su suerte, que el tema ya no es una novedad. Lo que no se sabe es que gran parte de esa congestión no es culpa del sistema, sino de las personas.

De los 2.134.139 procesos que adelanta en este momento la Fiscalía, el 60 % tiene que ver con denuncias de hechos que no debería llevar esa entidad. Muchas personas acuden a ese organismo para pedirle que investigue temas que no le corresponden, como asuntos que tienen que ver más con la jurisdicción civil pues les deben una plata, o la administrativa porque fueron despedidos de un cargo, etc.

Pero hay otro grupo que simplemente hace denuncias absurdas. La Fiscalía registra con asombro los casos de una señora que pidió que investigaran a la reina Isabel de Inglaterra pues, según ella, había incurrido en un delito por haber permitido el matrimonio de su nieto el príncipe William con Kate Middleton. Otra persona pidió que investigaran a los extraterrestres que merodeaban por su casa.

En el contexto que vive la justicia, ese tipo de denuncias hace mucho daño. Los fiscales tienen que abrirles expedientes a todos los casos que llegan y hacer un trámite para poder archivarlos, que incluye, por ejemplo, llamar a las personas para que desistan. Otro grupo de ciudadanos que llenan la Fiscalía de expedientes son los que hacen las denuncias pero luego se arrepienten porque arreglan el problema por las buenas. Sin embargo, no van a la entidad para pedir que cierren el caso y el tema sigue ocupando tiempo de los funcionarios.

Esta situación ha hecho que a los 5.000 fiscales que tiene el país les lleguen 270 casos. Los lugares donde más se ponen este tipo de denuncias son en Bogotá y en las ciudades de la costa Caribe. Esto sucede en gran parte por el desconocimiento que tiene la ciudadanía de lo que hace la Fiscalía. Actualmente la reforma al Código de Procedimiento Penal que se tramita en el Congreso busca hacer más estricto el proceso de denuncia para evitar estos problemas.

En el texto está consignado que “La denuncia, querella o petición se hará verbalmente, o por escrito, o por cualquier medio técnico que permita la identificación del autor, dejando constancia del día y hora de su presentación y contendrá una relación detallada de los hechos que conozca el denunciante. Este deberá manifestar, si le consta, que los mismos hechos ya han sido puestos en conocimiento de otro funcionario. Quien la reciba advertirá al denunciante que la falsa denuncia implica responsabilidad penal”.

La reforma agrega que “En todo caso, se inadmitirán las denuncias, querellas o peticiones especiales en las que el hecho denunciado no cumpla los requisitos de tipicidad objetiva o cuando el hecho no haya existido”. También estipula que “los escritos anónimos que no suministren evidencias que permitan encausar la investigación serán rechazados por el fiscal”.

Por último, les otorga a los fiscales una herramienta muy importante para poder archivar los casos, en esos momentos en que las personas simplemente desisten de ellos pero no avisan a las autoridades. La nueva norma determina que “si transcurridos seis meses, el fiscal, luego de realizar las correspondientes indagaciones, no ha podido verificar la información suministrada por el escrito anónimo, lo archivará”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.