Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/06/08 18:57

Se frustró audiencia en la CIDH por el asesinato de la periodista Silvia Duzán

La FLIP denunció que el caso fue retirado de la programación oficial de las sesiones del organismo en Chile, por cuenta de la inconformidad de los representantes del Estado colombiano.

Silvia Duzán fue asesinada en la noche del 26 de febrero de 1990. Foto: Archivo SEMANA

Este miércoles todo estaba listo para que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), celebrara una audiencia pública en Chile, donde, entre otros temas, tocaría el caso del asesinato de la periodista Silvia Duzán en febrero de 1990 en Cimitarra (Santander), a manos de grupos paramilitares de Puerto Boyacá.

El proceso en esa comisión se desarrolla para establecer la responsabilidad del Estado colombiano en ese crimen. El caso ha quedado en la más completa impunidad a pesar de que la periodista María Jimena Duzán, hermana de Silvia, reveló en el libro Mi viaje al infierno,  los nombres de los presuntos responsables: tres agentes de la Policía que terminaron siendo declarados inocentes por la justicia colombiana.

En su relato, la columnista de SEMANA también contó cómo, cuando el Estado creía por fin descubrir a los autores materiales, ellos ya habían sido asesinados años atrás.

El caso, que fue llevado a la CIDH tendría la audiencia donde estaban requeridos los representantes del Estado colombiano. Pero, según informó la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), dichos funcionarios manifestaron su inconformidad con que se desarrollara esta cita. La diligencia fue cancelada y retirada de la programación oficial.

“La impunidad del crimen sitúa en la CIDH una gran expectativa de justicia ante la inoperancia de las autoridades colombianas para investigar y sancionar a los responsables durante los últimos 26 años.  La cancelación de la audiencia  afecta esa expectativa en un caso emblemático contra la libertad de prensa en Colombia”, dijo la FLIP.

En este sentido, la fundación invitó al gobierno de Colombia “a cumplir con sus compromisos internacionales y atender a las citaciones sobre casos de violencia contra la prensa donde se investigue la responsabilidad del Estado”.

Duzán fue asesinada en la noche del 26 de febrero de 1990 cuando se reunió en el restaurante La Tata, en Cimitarra con tres líderes de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare (ATCC): Josué Vargas, Saúl Castañeda y Miguel Ángel Barajas, quienes estaban amenazados por las Autodefensas. Los cuatros fueron ultimados.

La periodista se encontraba haciendo un documental para Canal 4 de Londres acerca de la resistencia pacífica de los campesinos de Cimitarra. Con posterioridad a los hechos, la ATCC recibió el Premio Nobel Alternativo de la Paz.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.