Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2016/08/01 23:25

Las graves denuncias contra el nuevo director de Fonade

Dos confesos paramilitares implicaron desde la cárcel a Ariel Alfonso Aduen Ángel de haber colaborado con la estructura delictiva de Rodrigo Mercado Peluffo, alias ‘Cadena’.

Aduen fue alcalde de Corozal en 1998-2000 y profesor de la Cecar y de la Universidad de Sucre. Foto: Fonade y Universidad de Sucre.

Ariel Alfonso Aduen Ángel fue asigando el pasado 19 de julio como nuevo director del Fondo Nacional de Desarrollo Económico (Fonade), a pesar de las denuncias y dudas que surgieron una vez su hoja de vida fue publicada en la página de Presidencia de la República.

Primero se advirtió que llegaba a esa entidad como cuota política de Bernardo ‘Ñoño’ Elías, uno de los senadores costeños que más han apoyado el gobierno Santos. Fuentes consultadas por Semana.com afirmaron que Aduen es gran amigo del expresentante a la Cámara y gobernador de Sucre, Eric Julio Morris, condenado por parapolítica y suegro del senador Elías. Después, algunos cuestionaron si Aduen tenía la experiencia para dirigir una entidad que maneja más de 1,6 billones de pesos y que es fundamental para el desarrollo de todas las regiones del país, a pesar de que tiene una larga lista de estudios y cargos.

Es licenciado en Ciencia Sociales de la Universidad de Pamplona, abogado de la Corporación Universitaria del Caribe (Cecar), especialista en Administración de Programas de Desarrollo de la Universidad de Cartagena, magister en Educación de la Universidad del Norte, especialista en Derecho Administrativo de la Cecar y candidato a Magister en Derecho de la Universidad Sergio Arboleda.

Pero sin duda, las denuncias más serias en su contra señalan que habría sido colaborador del Bloque Héroes de Montes de María, temido grupo paramilitar comandado por Rodrigo Mercado Peluffo, alias ‘Cadena’, quien sembró el terror en Sucre y una parte de Córdoba.

Según denuncias conocidas por Semana.com, Samir Antonio Otero de la Ossa, hombre de confianza de Cadena y encargado de manejarle sus cuentas, dijo desde la cárcel que Aduen era “financiador y colaborador de las Autodefensas Unidas de Colombia” y que “era el encargado de facilitar información de personajes que molestaban mucho en ese pueblo (Corozal) para luego darles de baja”.

Aduen fue alcalde de Corozal en 1998-2000 y profesor de la Cecar y de la Universidad de Sucre (donde aspiró a ser rector). Fue asesor de la Gobernación de Sucre durante las administraciones de Salvador Arana y Jorge Eliécer Anaya Hernández, condenados por parapolítica. También fue asesor del gobernador, Jorge Carlos Barraza Farak.

Las acusaciones contra Aduen fueron ratificadas por Luis Fernando Barreto Martínez, otro miembro de esas autodefensas, quien en un correo enviado a la Presidencia de la República dijo que el exalcalde fue uno de los principales colaboradores de los paramilitares en Corozal y que gracias él pudieron dominar la región.

“Personalmente acompañé al político Aduen a las reuniones con el comandante paramilitar para coordinar acciones en la región de hacer limpieza en el pueblo de Corozal y sus alrededores, al igual que el exalcalde, le aportaba dinero para el sostenimiento de las autodefensas”, escribió (ver correo). Barreto también dijo que cuando Aduen fue funcionario de la Universidad de Sucre, Cadena le pidió infiltrar a personal de las autodefensas, algo que habría aceptado.

Estas denuncias ya empezaron a hacer trámite en la Fiscalía de Sucre. En un oficio dirigido a Carmenza Bustos Porto, directora de la Sección de Fiscalías de Sucre, Juan Pablo Paternina Torres, asesor del despacho del vicefiscal general de la Nación, le pide investigar los señalamientos hechos por Barreto (ver carta).

Semana.com habló con Otero de la Ossa, quien desde la cárcel ratificó sus denuncias y confirmó que Luis Fernando Barreto también fue miembro de las autodefensas al mando de Cadena.

Desde la semana pasada, Semana.com trató insistentemente de comunicarse con el nuevo director de Fonade. Incluso, por petición de la entidad, se le envió un cuestionario que tampoco fue contestado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.