Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/19/2017 10:44:00 AM

"Es inaceptable quitarle funciones de sanción a la Procuraduría": Carrillo

El procurador general rechazó la propuesta de la Misión Electoral que impediría que ese organismo pueda inhabilitar a los elegidos por voto popular. Así va el Foro Semana sobre la corrupción.

“Habrá impunidad si no hay cambio”. Así lo afirmó en su conferencia el presidente de Transparencia Internacional, José Ugaz, también moderador del primer panel del foro “La corrupción en Colombia: la peor forma de violencia” que se está desarrollando en el hotel Marriot de Bogotá, organizado por Foros Semana, Transparencia por Colombia y Caracol Televisión.

Impunidad, porque las dinámicas corruptas han cambiado: los actores tienen cada vez más cuotas de poder político y económico, la cantidad de recursos que movilizan es inmensa, por lo cual el impacto sobre los derechos fundamentales es enorme. Por este motivo, en Transparencia Internacional llaman al fenómeno “gran corrupción”. El problema es que, como sostuvo Ugaz, esta normalmente permanece impune, porque además se produce a través de redes bien organizadas o a veces también por medio de aparatos de crimen organizado.

En efecto, según cálculos de la entidad, la corrupción cuesta no solo billones sino trillones de dólares alrededor del mundo. Calculan que por evasión fiscal a nivel global se pierden al año 3 trillones de dólares, y un trillón de dólares en pagos de sobornos. Con lo que cuesta la corrupción, se podría erradicar la pobreza extrema en todo el globo (valdría 65 billones de dólares) e incluso sería posible otorgar salud universal (80 billones de dólares) y seguirían sobrando miles de millones para dedicar a lo bienestar social en el mundo.


Edgardo Maya, Néstor Humberto Martínez, José Ugaz y Eduardo Carrillo. Foto Guillermo Torres / SEMANA

Según el ranking de percepción de corrupción de Transparencia Internacional, el promedio del continente americano entre 0 y 100 (0 siendo un país con ninuna corrupción y 100 un país totalmente corrupto) es de 44. Pero eso no significa que la región esté bien rankeada. El promedio mejora gracias a los bajos niveles de corrupción de Canadá, Estados Unidos y algunas islas anglosajonas, pero si se mira solo los países latinoamericanos, solo tienen menos de 50 puntos Uruguay y Chile, históricamente los únicos en América latina que no se rajan en percepción de corrupción. Sin embargo, el caso más preocupante es Venezuela, que el año pasado por primera vez llegó a los peores niveles del continente e incluso del mundo, acercándose a los llamados estados fallidos como Sudán del Sur y Somalia.

Por estos graves niveles de corrupción en América latina, Ugaz sostuvo que en la región no solo son necesarias más leyes, porque en efecto como países santanderistas ya existen muchas, sino sobre todo se necesitan medidas preventivas y jueces y fiscales especializados en anticorrupción.

Por ese motivo, al comenzar el panel, Ugaz le dijo al procurador Fernando Carrillo, al contralor Edgardo Maya y al fiscal Néstor Humberto Martínez que “no basta tener a los mejores si no hay una fórmula que permita enfrentar a un rival tan complejo y grave como la gran corrupción”.

Al respecto, el procurador Carrillo expresó que “es lamentable vanagloriarse que estamos ganando la batalla contra los violentos pero la estamos perdiendo frente a los corruptos”. Y lanzó una crítica acida: rechazó la propuesta de la Misión Electoral de quitarle competencia a la Procuraduría para sancionar a los elegidos popularmente. 

Agregó que por el contrario, se debe reforzar las herramientas de los procuradores nacionales y también la fortalecer la cooperación internacional judicial.

Por su lado, el fiscal Martínez resaltó la importancia del “triángulo virtuoso” entre el periodismo independiente, una sociedad civil fuerte y organismos judiciales competentes para hacerle frente a la corrupción elaborada que compromete a funcionarios de todos los niveles. Desde el ente acusador, afirmó que se debe priorizar la acción estatal contra la corrupción, por lo cual con el plan Bolsillos de Cristal se han investigado ya 266 casos de corrupción que involucran casi 1 billón de pesos.

Físcal Néstor Humberto Martínez. Foto Guillermo Torres / Semana

No obstante, para la Fiscalía es sumamente importante el papel de la ley criminal, para así lograr disuadir a los delincuentes y que no se repitan más casos de elefantes blancos como la infraestructura deportiva de los juegos nacionales en Ibagué y el edificio de la Policía Metropolitana en Bogotá. Además, se refirió al escándalo de Odebrecht, en el cual el búnker tiene 11 líneas de investigación, y que es uno de los casos prioritarios del país. Pero Martínez se declaró "frustrado" frente a la cooperación judicial internacional.

Por último, el contralor general Edgardo Maya hizo énfasis en que constitucionalmente, "la Contraloría tiene una falla: llega después del hecho de corrupción porque no puede haber control previo". Por eso la herramienta principal para combatir la corrupción es el pliego tipo para las compras estatales, pues "el sector privado es tan responsable de la corrupción como el sector público". 

En desarrollo.. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1834

PORTADA

El peligro inminente de los otros grupos violentos

La bomba del Andino deja claro que terminada la guerra con las Farc aún quedan otros grupos armados. ¿Cuáles son y qué peligro representan?