Viernes, 2 de diciembre de 2016

| 2015/12/12 21:00

"No hemos sido tímidos para restituir tierras"

Tras la eventual firma de la paz, la restitución de tierras será una pieza fundamental para lograr una reconciliación verdadera.

Sin actores armados ilegales en el campo se podrá llegar a zonas donde hoy es difícil la restitución.

Colombia cuenta con una institucionalidad sólida, que además de restituir las tierras está rompiendo con el ciclo de la informalidad en la tenencia de la propiedad en el campo, y entrega recursos para recuperar la productividad y dejar más recursos en manos de los campesinos”, aseguró Ricardo Sabogal Urrego, director general de la Unidad de Restitución de Tierras (URT).

Para Sabogal Urrego, son grandes los desafíos que enfrenta la política de restitución de tierras. La presencia de actores armados ilegales, cultivos ilícitos y minas antipersonal son algunos de los factores que se enfrentan a diario en el proceso y asegura: “No hemos sido tímidos para responder a los desafíos que nos impone aplicar esta ley en medio del conflicto y con un trabajo decidido y articulado con la fuerza pública, la Rama Judicial y varias entidades del Ejecutivo hemos logrado que más de 180.000 hectáreas estén en manos de cerca 20.000 colombianos. Estamos listos para consolidar la paz”.

Al finalizar 2015, el balance que deja la Unidad de Restitución de Tierras es la respuesta al 48 por ciento de las solicitudes que se encuentran en zonas habilitadas para llevar a cabo el proceso y ante un eventual escenario de posconflicto, en 2016 la cifra puede alcanzar el 60 por ciento.

Una política que según la entidad no termina con la entrega del predio, sino la asignación de recursos para proyectos productivos; la gestión ante entes competentes para condonar o exonerar el pago de las obligaciones tributarias a quienes por años sufrieron los embates de la violencia y órdenes a diversas entidades para lograr una reparación integral.

Según Sabogal, la política ha logrado llegar a regiones donde el Estado jamás había hecho presencia, y de firmarse la paz la justicia llegará a regiones en que por más de 50 años la ley fue impartida por actores armados ilegales. “En los lugares donde antes mandaban los grupos armados ilegales ahora serán los jueces de restitución y de la República los que dirimirán los problemas”, indicó.

Sin actores armados ilegales en el campo, se podrá llegar a zonas donde hoy es complicado el proceso de restitución. Caquetá, Cauca, Nariño, Putumayo, Guaviare y sur del Tolima son los departamentos que el gobierno tiene en la mira, para que una vez logrado el acuerdo se puedan iniciar los reclamos.

“Aunque se acabe la confrontación armada serán muchos los rezagos de la guerra, pero la experiencia que hemos alcanzado en estos años nos permitirá llegar al territorio con grupos técnicos consolidados, metodologías validadas y una articulación interinstitucional sólida que nos permitirá avanzar con mayor celeridad”, concluyó Sabogal.

Conozca la agenda de cada evento en ForosSemana.com. Inscripciones en: www.forossemana.com, (1) 6073007 y 018000–517744 (línea gratuita nacional). @Forossemana – www.facebook.com/ForoSemana.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.