Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/15/2013 12:00:00 AM

Las tres derrotas de Pacho Santos

El ex vicepresidente aceptó la convención nacional del movimiento para definir candidato presidencial.

Aunque el ex vicepresidente Francisco Santos es el precandidato uribista que lidera las encuestas de intención de voto, en su corta historia al interior del Uribe Centro Democrático sólo ha conquistado derrotas. Incluso promovidas por el propio expresidente de la República Álvaro Uribe. 

La primera derrota que sufrió Francisco Santos fue cuando el expresidente Uribe y los demás dirigentes del Centro Democrático le dieron un portazo a su propuesta de que se debería elegir el candidato único del movimiento mediante una encuesta.

Consciente de su posicionamiento en la opinión pública. Y más aún de la invisibilidad que tenían sus otros contrincantes, la fórmula de la encuesta era la que más lo favorecía. Esa fue la primera disputa entre los precandidatos.
 
Óscar Iván Zuluaga defendía la fórmula de que fuera una convención del nuevo movimiento la que eligiera el candidato. Zuluaga, exministro de Hacienda de Uribe, ha sido considerado como el ‘consentido’ del expresidente y confiaba en que por esta vía su candidatura fuera fortalecida.
 
Pero a la par de estas dos propuestas, los entonces precandidatos Luis Alfredo Ramos, Juan Carlos Vélez y Carlos Colmes Trujillo se impusieron en que la fórmula debería ser mediante una consulta interna que se desarrollaría el mismo día de las elecciones parlamentarias del año próximo. Esta fórmula, respaldada por el expresidente Uribe, favorecía ampliamente a Ramos, quien era el que mayores resultados había obtenido cuando se había hecho contar en las urnas.
 
Pero las cosas cambiaron. Con la orden de captura contra Ramos, el más fuerte de los precandidatos, y la renuencia de Juan Carlos Vélez por pertenecer, aún, al Partido de La U, la baraja quedó reducida a tres precandidatos: Santos, Zuluaga y Holmes.
 
Y aunque todo parecía armonía, la primera fisura se produjo cuando en la lista de candidatos al Senado fue incluido el polémico José Obdulio Gaviria. La situación generó el primer roce entre los precandidatos, pues Óscar Iván Zuluaga pidió a Gaviria tener el gesto de renunciar al Senado para no afectar el Centro Democrático, mientras que Santos no sólo respaldó a José Obdulio, sino que cuestionó la lealtad de Zuluaga con el expresidente Uribe.
 
La tensión se superó, pero a los pocos días se presentó el nuevo pulso.
 
En una decisión que sorprendió a todos en el Centro Democrático, Francisco Santos decidió inscribir el comité promotor de recolección de firmas para respaldar su propia aspiración presidencial. Era una de las alternativas que se cocinaban al interior del movimiento de Uribe, que cada uno de los tres precandidatos se inscribiera por un grupo significativo de ciudadanos y hacer una consulta entre los tres precandidatos.
 
Pero la decisión de Santos, que fue calificada como “oportunista” por sus contrincantes directos, generó un nuevo conflicto que tuvo que ser resuelto por el propio expresidente Uribe. El pasado lunes, en Rionegro, reafirmaron que habría consulta, pero bajo el mismo paraguas del Centro Democrático. Francisco Santos se vio obligado a retirar el comité promotor que había bautizado ‘Con Uribe, confianza en Colombia’.
 
Pero el más reciente pulso se generó cuando el pasado domingo Semana.com reveló un chat de Francisco Santos en el que amenazaba con renunciar al Centro Democrático si se decía que el candidato presidencial se escogería mediante una Convención Nacional del movimiento, en lugar de la consulta previamente acordada.
 
Desde hace varios días, los uribistas aún analizan si ir a la consulta el próximo 9 de marzo sería dar una amplia ventaja al presidente Juan Manuel Santos, quien el próximo 25 de noviembre podría convertirse en candidato, si decide ir por la reelección.
 
Incluso, cuando Juan Carlos Vélez renunció a su precandidatura y asumió la jefatura de debate del movimiento, propuso encontrar un mecanismo para acelerar la escogencia del candidato único.     
 
Pero todo reventó cuando fue el propio expresidente Uribe quien propuso el mecanismo de la Convención, una propuesta que en principio rechazó Francisco Santos, quien confía en que en las urnas barrería con las precandidaturas de Zuluaga y Holmes.
 
Pero este martes, en una reunión entre los tres precandidatos, Santos desistió de su amenaza de salirse del Centro Democrático y aceptó someterse a la Convención. Así se consumó la tercera derrota.
 
En diálogo con Semana.com, el jefe de debate del Centro Democrático, Juan Carlos Vélez, explicó el acuerdo. El próximo 25 de octubre los precandidatos presentarán sus propuestas y la dirigencia del movimiento, el cual  decidirá, esta vez en forma definitiva, cuál será el mecanismo para escoger el candidato único.
 
Aunque Santos aceptó la convención, aún cree que en ese escenario no tendría plenas garantías, pues entre los ‘pesos pesados’ del movimiento, el nombre de Óscar Iván Zuluaga es el que más simpatiza.
 
“A la convención se la va a consultar si está de acuerdo o no con continuar con la consulta. Si no ocurre así, se someterá a decisión el nombre del candidato presidencial”, dijo Vélez al señalar que hubo “plena disposición” de todos los precandidatos, incluido Francisco Santos. “Las situaciones y los impasses fueron resueltos y Francisco Santos va para adelante en este proceso y va a participar en la convención. No puso condiciones, fue una reunión muy amable, todos participaron de la mejor manera, no hay malestar ni inconformidad. Y esto es producto de un consenso que siempre ha existido entre os precandidatos”, agregó Vélez.
 
La convención nacional del Centro Democrático será la próxima semana.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.