Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/09/13 22:06

Proponen "frente latinoamericano" contra la ideología de género

México está promoviendo la unión de países como Colombia, Panamá y Perú, para contrarrestar “pensamientos y libertades” como el matrimonio gay y la educación sexual con contenidos LGBTI.

Marcha del 11 de septiembre en México, contra el matrimonio igualitario. Foto: EFE

“Papá + Mamá = Familia Feliz”. “Sin familia no hay patria”. “Dios creó al hombre y a la mujer. No a la ideología de género”. Estos mensajes se repitieron en cientos de pancartas que miles de mexicanos exhibieron el sábado 10 de septiembre en las calles de su país. En varios estados se realizaron marchas en contra de la iniciativa del Gobierno de legalizar el matrimonio homosexual en toda la nación, y a favor de “la familia”. La llamada “ideología de género” también se coló en las protestas.

Los mensajes que se leían en esta movilización no distan mucho de las arengas que repitieron los miles de colombianos que salieron hace un mes a las calles del país a protestar contra el Ministerio de Educación y sus cartillas de educación sexual. El centro de ambos es la defensa del “concepto de familia tradicional”.

Y esa discusión no sólo se está dando en Colombia y México. En países latinoamericanos como Panamá, Perú, Guatemala y El Salvador, el fantasma de la “ideología de género” es protagonista de los debates sociales y políticos. Tanto así, que México está liderando una iniciativa para conformar un “frente latinoamericano por el derecho a la vida y a la familia”.

Podría leer: Exmagistrados se oponen al referendo sobre la adopción por parejas gay

Muy pronto se dará el primer paso para que esa idea se vuelva realidad. El 24 y 25 de septiembre se reunirán en el DF líderes de organizaciones sociales, políticas y religiosas de varios países, para empezar a darle forma. Al frente de esta idea está el movimiento mexicano Iniciativa ciudadana por la vida y la familia.

“La ONU se ha encargado de promover en el mundo la ideología de género. Esta afirma que no eres hombre o mujer porque biológicamente está determinado, sino que te haces hombre o mujer de acuerdo a lo que la cultura prevaleciente determine”, le dijo a Semana.com Benjamín Rivera Leos, doctor en teología y líder de este movimiento.

Según Rivera, organizaciones internacionales como la ONU están trabajando por expandir esta ideología en el mundo. Y como resultado de esa “estrategia” se están impulsando iniciativas como la aprobación del matrimonio gay en México, o como la inclusión de la homosexualidad en los libros escolares. “La ONU ha logrado entrar al mundo de los pensadores, de la literatura, de los medios masivos y de las redes sociales, para impulsar su ideología. Han sido muy inteligentes para desplegar sus estrategias y tienen mucha plata para hacer lobby en los foros internacionales, donde se toman las decisiones”.

Le recomendamos: Senado aprobaría el referendo contra la adopción por parejas homosexuales

Como existen grupos conservadores y religiosos en todo el continente con la misma creencia, la organización que lidera Benjamín Rivera pretende unir fuerzas y crear un solo frente de batalla. Por eso, fue el mismo Rivera quien contactó hace unas semanas a Ángela Hernández, diputada colombiana por el partido de la U, para que los acompañara en las movilizaciones.

Hernández, diputada de Santander, fue una de las protagonistas del debate que se vivió en el país hace un mes por las cartillas de educación sexual del Ministerio de Educación. Ella abanderó la teoría de que el Gobierno quería “imponer la ideología de género” en los colegios, a través de estos manuales. Y estuvo tan activa en las redes sociales llevando este mensaje, que los mexicanos supieron de ella y la contactaron a través de Facebook.

“Me contactó el PES (Partido Encuentro Social). Me enviaron tiquetes y llegué a México el 31 de agosto, un día antes de que se realizaran las primeras marchas”, le contó a Semana.com la diputada Hernández. Y continuó: “Cuando salió el tema de las cartillas en Colombia pensé que la ministra (de educación Gina Parody) por tener esa tendencia (es homosexual declarada), estaba motivando todo. Pero cuando recibí esa llamada de México entendí que está pasando lo mismo en toda la región. Se trata de una agenda que creó la ONU para traer este tipo de pensamientos y libertades a nuestro continente, provocando un descalabro moral a la sociedad”.

Le recomendamos: Más prejuicios que argumentos

Ángela Hernández estuvo en las primeras movilizaciones que se realizaron en México el pasado 1 de septiembre. En sus redes sociales, aparecen fotos de la diputada con una bandera de Colombia y una camiseta en defensa de la familia, acompañando las manifestaciones. “México defiende la familia. Las fronteras se abren para unirnos en una sola voz”, señaló en Twitter. Ella es una de las invitadas al foro que se celebrará a finales de este mes en México, para poner sobre la mesa la creación del “frente latinoamericano por el derecho a la vida y a la familia”.

Otro invitado de honor es Panamá, donde está encendida la polémica por un proyecto de ley sobre educación sexual. Los bandos son los mismos: por un lado están los grupos religiosos y conservadores, que defienden que la educación sexual es un tema exclusivamente familiar. Y del otro lado están los grupos laicos y civiles que exigen que el sistema educativo se involucre en el tema, como lo plantea el proyecto de ley 61.

Cuando en Colombia estalló la polémica de los manuales escolares y la “ideología de género”, la ONU también fue el blanco de las críticas. Muchos de los opositores de estas ideas, señalaron que la organización quería imponer una “agenda transnacional” en los colegios.

Consulte: Ideología de género, el caballo de batalla del No al plebiscito

En ese momento la ONU, a través del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), señaló que no existe una “ideología” detrás de sus acciones sino “un consenso mundial de los países miembros de las Naciones Unidas (…) en torno a un objetivo común: garantizar los derechos humanos de todas las personas, incluyendo aquellas que han sido discriminadas en razón de su género, su orientación sexual o su identidad de género: mujeres, y personas LBGTI”.

En lo mismo insiste el abogado César Rodríguez, director de Dejusticia. “La agenda de los derechos humanos de la ONU, es la agenda de los tratados y las normas sobre derechos humanos que los estados del mundo han aprobado a lo largo de los últimos 70 años”. Rodríguez enfatiza que no existe una “agenda propia de la ONU”, ni “una cartilla”, sino un sistema internacional de derechos humanos que esta organización tiene el deber de aplicar.

“El principio antidiscriminación es uno de los principios fundamentales de ese sistema internacional de derechos humanos. El objetivo es evitar las aberraciones que se dieron en el pasado con poblaciones como los indígenas, las mujeres, las negritudes”, aseguró Rodríguez.  

El concepto de “ideología de género”, que ha sido rechazado por académicos y satanizado por organizaciones conservadoras y religiosas, está apalancando la creación de un frente latinoamericano “en defensa de la familia y la vida”. Y en contra de temas como el matrimonio y la adopción homosexual, la educación sexual con contenidos LGBTI y el aborto.

Más allá de la respetable libertad de creencia que motiva a estas organizaciones, preocupa su pretensión de ignorar los derechos adquiridos por la comunidad LGBTI y culpar a la ONU de querer adoctrinar a un continente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.