Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/28/1991 12:00:00 AM

FUEGOS ARTIFICIALES

El contrabando de armas desde Nicaragua tendría más que ver con la subversión en Centroamérica, que con la guerrilla en Colombia.

EL TONO CON EL CUAL SE habló la semana pasada de las vinculaciones de grupos de delincuentes colombianos con el contrabando de armas descubierto en Nicaragua ha pasado en pocos días del calor al frío. Las primeras informaciones vinculaban al M-19 con la operación, porque una de las personas detenidas en Managua, Jorge Armando Monge, había sido militante de ese movimiento. Pero al finalizar la semana estaba completamente descartada cualquier relación entre el grupo que encabeza Antonio Navarro Wolf y el intento por traficar con un lote de armas poderosas, pertenecientes al ejército sandinista.
Hasta el final de la semana pasada no había ninguna claridad acerca del destino del arsenal. Las pistas se buscaban, entonces, siguiendo el rastro de aquellos grupos de delincuentes que necesitan de ese tipo de armamento, más que evidencias concretas de la participación de ellos en el contrabando. Esto ha producido, por lo tanto, una serie de hipótesis sobre lo que se podría estar fraguando.

El hecho de que uno de los detenidos sea colombiano ha hecho que los investigadores fijen la atención en dos grupos específicos: la Coordinadora Guerrillera y el cartel de Medellín.

Fuentes del Gobierno manifestaron a SEMANA que desde hace dos años y medio las fuerzas militares colombianas han tenido un fortalecimiento notorio de su capacidad ofensiva, principalmente por la adquisición de helicópteros de combate y transporte de tropas, con la finalidad principal de combatir la subversión. En las administraciones de Virgilio Barco y César Gaviria se ha pasado de 18 helicópteros de estas características a un total de 70, lo que ha mejorado la capacidad de operación militar frente a la guerrilla. El armamento decomisado en Nicaragua, misiles tierra-aire SAM 7 y SAM 14, lanza-granadas y granadas antitanque, corresponderían a las necesidades de la Coordinadora Guerrillera desde el punto de vista militar. Además, fuentes de inteligencia sostienen que desde hace varios meses han sido interceptadas comunicaciones de radioteléfono en las que los guerrilleros hacen frecuentes referencias a un
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.