Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/7/2013 12:00:00 AM

Protagonista de espectacular fuga es inocente

Alexánder Urrego se escapó en medio de una balacera en septiembre pasado. La decisión es de un Tribunal.

A dos meses de la cinematográfica fuga que protagonizó el preso Alexánder Urrego, durante una cita odontológica en un centro de servicios médicos, el Tribunal Superior de Bogotá ratificó la determinación en la que se declaró inocente del cargo de homicidio por la muerte del teniente de la Policía Mario Vianey Gamboa.

El agente del orden falleció en confusos hechos en el 2011, durante el asalto a una vivienda. En la misma decisión del tribunal, y por cuenta de ese hurto, Urrego recibió una condena a 40 años de cárcel.

El fugado estaba interno en la cárcel de La Picota en espera de la apelación a la sentencia por este caso, que en primera instancia lo halló culpable. Cuando fue arrebatado a los hombres del INPEC estaba siendo llevado a la sede de una EPS ubicada en el suroriente de la capital.

En el fallo, el magistrado Ramiro Riaño dio a conocer que para la sala que “existe duda sobre la autoría de homicidio”, por lo que ni Urrego ni las otras tres personas procesadas junto a él podrían ser condenadas por la muerte del teniente. Su determinación fue absolverlos nuevamente por la conducta de homicidio agravado.

El magistrado también declaró inocentes a Pablo Javier Gómez, Nelson Galindo, Francisco Ruiz García de las conductas de homicidio en grado de tentativa y hurto calificado y agravado.

El fallo ordenó el envío de copias para que continúe la investigación por la muerte del teniente y en adelante cualquier nueva prueba sea realizada por el CTI de la Fiscalía, dado que las indagaciones se dirigen contra la Policía Nacional.

Se busca establecer si es verdad que el oficial murió durante un falso operativo que sólo buscaría su deceso.

Durante la lectura de la determinación, el magistrado estimó libar orden de captura en contra de Urrego Guerrero, para hacer efectiva la condena impuesta por la sala penal.

También se sugirió el cambio de fiscal para que en adelante sea un nuevo funcionario el que indague sobre cómo y quién provocó la muerte del teniente Gamboa.

El primer fallo

Los cuatro hombres capturados por presuntamente ser responsables del atraco ocurrido el primero de septiembre de 2011 Ciudad Montes, en el sur de Bogotá, habían sido sentenciados a 47 años de cárcel en marzo pasado por el juez noveno especializado. La condena había sido apelada por la defensa de los procesados, la Fiscalía y el representante de las víctimas.

En ese entonces el juez los halló responsables de los delitos de homicidio en grado de tentativa, porte ilegal de armas de fuego de uso exclusivo de las Fuerzas Militares, porte ilegal de armas y municiones, concierto para delinquir, secuestro simple, hurto calificado y agravado, simulación de investidura, receptación, falsedad marcaria y disparo de arma de fuego contra vehículo.

En el fallo proferido por el juez de primera instancia al igual que el Tribunal, se consideró que había duda sobre que los cuatro procesados tuvieran responsabilidad en la muerte del teniente de la Policía, quien falleció de un disparo y dentro de su vehículo, por lo que en esa oportunidad también los absolvió de la conducta de homicidio agravado.

El impacto contra el suboficial, según la investigación, se produjo a muy corta distancia, por lo que no habría podido provenir del enfrentamiento de los atracadores con la Policía.

Durante la determinación de segunda instancia el magistrado Riaño recordó que fue el teniente Gamboa el que se encargó de dirigir el operativo en el que participaron 20 policías más, esto por cuenta de una información en la que se daba a conocer que en ese barrio se realizaría un hurto en una vivienda.

La muerte del teniente se ha convertido en todo un misterio, dado que no se ha podido establecer lo que realmente sucedió en su caso y de dónde provino el disparo que le segó la vida. Los análisis de los forenses han demostrado que el impacto pudo haber sido proporcionado desde el interior del vehículo en el que se movilizaba el policía, junto a otro de sus compañeros.

El Instituto Nacional de Medicina Legal determinó que el teniente falleció a causa de un disparo “recibido de atrás hacia adelante, de derecha a izquierda y de abajo hacia arriba”. La conclusión de la entidad es que el disparo se produjo a menos de un metro de distancia.

La determinación en contra de Urrego, de 36 años, se profiere mientras continúa prófugo de la justicia y sin rastros de su paradero.

Por presuntamente ayudarlo a escapar fueron capturados cuatro miembros de una misma familia a los cuales la Fiscalía les imputó cargos y un juez los privó de la libertad. Sin embargo, la situación ha sido criticada al considerar que las personas podrían haber sido utilizadas dentro del plan de escape sin saberlo y se ha señalado a otro de sus parientes como presunto cómplice de la huida.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.