Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/28/1990 12:00:00 AM

¿FUJIMORI O HARAKIRI?

Mientras Gomez tiene a Pastrana y a Lloreda contra la pared, el partido se acerca mas y mas hacia el precipicio.

Alvaro Gomez se esta saliendo con la suya. Entendiendo por la suya no la llegada a la Presidencia de la Republica, cosa que nunca ha estado en juego en esta ocasión, sino la venganza contra el ex presidente Misael Pastrana que es el proposito real de su actual candidatura.
!Y que venganza! Pocas veces en la historia politica contemporanea alguien se ha podido sacar un clavo como el que se esta sacando Gomez Hurtado. Humillado desde hace años por las mayorias pastranistas, su fuerza parlamentaria y, en consecuencia, su poder habia venido disminuyendo gradualmente. Tanto que inmediatamente antes del lanzamiento de esta candidatura, por primera vez en su vida Alvaro Gomez estaba haciendo el ridiculo.
Todas las jugadas politicas anteriores a su lanzamiento daban la impresion de que Gomez se negaba a no tener un papel que jugar en la vida publica, y que estaba dispuesto a un suicidio politico antes de aceptar esta realiclad .

Hoy Alvaro Gomez tiene a todos sus enemigos contra la pared. El auge de su campaña es lo unico emocionante de estas elecciones ya que el triunfo abrumador de Cesar Gaviria siempre se ha dado por descontado.
Segun las encuestas mas confiables, Gomez le va a ganar a Lloreda por un margen amplio. El resultado del Centro Nacional de Consultoria es: Gaviria, 60.1%; Gomez, 18.3%; Lloreda, 13%; Pizarro. 4.3% Y el de Caracol es: Gaviria, 61.4%; Gomez, 15.7%; Lloreda, 9.7%; Pizarro, 5.8%. Aunque hubo una gran controversia alrededor de estas encuestas, particularmente de la segunda, el debate no ha girado alrededor de su validez sino de sus implicaciones politicas. Y como la barrida de Gaviria el pasado 11 de marzo reivindico a las encuestas ante la opinion publica y la clase politica, todo el mundo da por hecho el triunfo de Gomez sobre Lloreda.

El triunfo, en realidad, no es tanto sobre Rodrigo Lloreda como sobre Pastrana. Que una candidatura ridiculizada inicialmente hasta por los mismos alvaristas, en quince dias este casi doblando a la candidatura ·-oficial del Partido Social Conservador, con toda la legitimidad que implican el apoyo de Pastrana y de Betancur, y el voto de las mayorias en la convencion estatutaria, le dan cierta validez a los comentarios alrededor de un Fujimori colombiano. Aunque seria mas exacto decir el Fujimori del conservatismo. La victoria, sin embargo, sera pirrica, porque si se trata de analogias japonesas, en todo esto hay algo de harakiri. Fuera de ganarle a Lloreda y humillar a Pastrana, Gomez se encontrara con una votacion cercana a la mitad de 2'800.000 votos que saco en las ultimas elecciones. Y esto frente a un Cesar Gaviria de alrededor de 5 millones de votos.

La humillacion es tan grande para Pastrana que le ha tocado recoger velas en su decision de no regresar a Colombia hasta despues de las elecciones presidenciales. Esta decision habia tenido su origen en un distanciamiento con Lloreda, como consecuencia de un discurso del candidato en la plaza de Ciron. En esa ocasion Lloreda dijo, dirigiendose a Gomez y a Pastrana "Ponganse de acuerdo y dejenme trabajar".

Esto le produjo una pataleta a Pastrana, quien arregló maletas y anuncio un viaje largo. Palabras mas palabras menos, con esto el ex presidente dejaba saber que el no se consideraba un estorbo de nadie y entonces que se las arreglaran sin el. La aparicion del Fujimori godo cambio todo esto. Ante la posibilidad de una derrota por cuenta de Alvaro Gomez, las diferencias de Pastrana con Lloreda son insignificantes. Los dos estan metidos en el mismo barco y el barco se esta hundiendo. Lo único que se le ha ocurrido hasta la fecha al ex presidente es el ofrecimiento de renunciar a la dirección de su partido ante notario si es necesario, con tal de evitar la división. Pero esto no es mas que una frase y la realidad es que el ex presidente esta totalmente arrinconado. Lloreda, por su parte, no ha podido hacer nada diferente de manejar con dignidad este golpe bajo. Su candidatura, que habia sido considerada seria hasta el momento, acabo convirtiendose en el instrumento de la venganza de Gomez contra Pastrana.

Pero, ¿como sucedio todo esto? Disidencias en Colombia al fin y al cabo siempre ha habido. Pero, disidencias que le ganen a las candidaturas oficiales, nunca. En esto hay dos explicaciones. La primera es que Gomez y Lloreda son personajes de calibres politicos diferentes. El uno es un general y el otro, a pesar de ser candidato oficial, es un coronel. Dos candidaturas, periodico propio, hijo de Laureano, etc., han hecho que Gomez Hurtado haya estado en la primera plana de la vida publica durante cuarenta años. Habia adquirido el estatus de jefe natural de su partido, lo cual en Colombia es comparable con el estatus de ex presidente. Lloreda es un politico brillante y joven, pero para la opinion publica, frente a Gomez era una pelea de toche con guayaba madura. Es exactamente lo mismo que hubiera sucedido si el candidato oficial de la convencion hubiera sido Rodrigo Marin y la disidencia la hubiera montado el ex presidente Misael Pastrana Borrero. El candidato oficial de la convencion tampoco hubiera tenido chance. La unica medicion de fuerzas justas seria Gomez contra Pastrana o Marin contra Lloreda. Pero el cruce no funciona.

Pero, algo tiene que haber ademas de esto, porque la verdad es que la candidatura de Gomez esta funcionando muy bien y la de Lloreda no tanto. La unica interpretacion seria que toda esta coyuntura ha servido para expresar una rebelion del partido conservador contra la jefatura de Misael Pastrana. Quince años de jefatura han llevado a una personalidad napoleonica en el ex presidente y a un Waterloo en los ultimos resultados electorales. Como las jefaturas politicas solo pueden ser medidas por un criterio, que son los resultados electorales, la decadencia gradual del partido conservador bajo la jefatura de Pastrana solo puede llevar a la conclusión de que su gestion ha sido un fracaso. Hoy la situacion es tan grave que el problema no es tanto que solo un poco mas del 30% del Congreso sea conservador, sino que las encuestas demuestran que sólo el 10% de los colombianos se identifica con ese partido. Por esto no es tan sorprendente que los electores godos cogieran esta, que es la primera oportunidad que les dan, para rebelarse contra ese estado de cosas y expresar su insatisfacción.

Que es lo que esta proponiendo Gómez. Concretamente nada. Si la mejor plataforma electoral que ha habido en esta campaña es la de Lloreda, la peor seguramente es la de Gomez. No tanto porque sea mala sino porque no hay. Gomez lo unico que le esta presentando al electorado es una imagen: la de Alvaro Gomez. Esto representa un gran cambio frente a su ultima candidatura ante Virgilio Barco cuando ofrecia el oro y el moro.
Ese toque populista y el exceso de ofertas concretas fueron muy perjudiciales y el hijo de Laureano sufrio por segunda vez la mayor derrota en la historia del partido conservador. En esta oportunidad Gomez no ofrece nada fuera de un gaseoso acuerdo sobre lo fundamental y su imagen de hombre de derecha. Esto, sin embargo, parece ser suficiente y curiosamente hasta ahora nadie le ha exigido mas. Por otro lado, Alvaro esta manejando el marketing de su campaha mejor que nunca.

El logotipo del arco iris es efectivo, sus apariciones en television, aunque una gota postizas, han sido muy impactantes. Ha contado con la suerte de que los medios de comunicación, que siempre se entusiasman con las peleas, le han dado igual o mas pantalla que a Lloreda. Todo esto combinado con la innovación del tarjetón, por medio del cual el elector ya no necesita intermediarios que le entreguen el voto, permiten anticipar que todas las expectativas de Gomez se cumpliran.

¿Que pueden hacer Pastrana y Lloreda ante esta coyuntura? Casi nada. Un rumor que circulaba al cierre de esta edición era el posible retiro de la candidatura de Rodrigo Lloreda invocando la falta de garantias que existe y que quedó ratificada, una vez mas, con el asesinato de Carlos Pizarro. Esta posición no esta exenta de justificación, pero no podria disfrazar el hecho de que lo que esta de por medio no es tanto la supervivencia fisica como la supervivencia politica de los candidatos que lo piden. Gaviria y Gómez que, probablemente, estan en mayor peligro que Lloreda, tendrian, con ese argumento, mas derecho a pedir el aplazamiento de las elecciones o anunciar su retiro, y ninguno de los dos esta interesado ahora que estan en subienda. Por tanto, si los pastranistas y Lloreda deciden retirar la candidatura, la sensación seria que no es tanto por miedo a Pablo Escobar como por miedo a Alvaro Gómez.
Lloreda, que ha mostrado una gran dignidad en todo este proceso, es consciente de esto y hasta ahora no ha dado el menor indicio de que tiene la intención de retirarse. Su candidatura puede estar fracasando pero en todo caso no es por culpa de el, que no ha hecho sino cumplir con su deber.

Pero independientemente de si Pastrana se deja contar o se corre, el problema que vendria despues es el mismo: ¿que hacer con la división conservadora? ¿que hacer con la jefatura? Aunque Gómez le gane a Lloreda, el pastranismo seguira siendo mayoria sobre el alvarismo en el Congreso y, por tanto, en cualquier convención. Y no sólo mayoria, sino una mayoria que detesta a Gómez por haberse tirado la fiesta. De ahi que la jefatura de Alvaro no parezca viable aunque la disidencia triunfe sobre el oficialismo. Para Pastrana sera casi imposible quedarse en la jefatura si todas sus fuerzas sumadas representadas en su candidato son derrotadas por una candidatura disidente de un mes. Lo unico claro es que el futuro del partido conservador no puede ser mas incierto pues a pesar de la división, Pastrana y Gómez tienen algo en comun: los dos prefieren que se hunda el partido antes de que les gane el otro.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.