Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2016/04/05 17:43

Funcionario del Congreso era quien llevaba millonaria suma en vehículo oficial

Luis Javier Rojas Morera, hijo de la jefe financiera del Senado, es investigado por llevar $613 millones en efectivo. Habla el congresista para el que trabajaba Rojas.

Luis Javier Rojas Morera. Foto: Archivo particular / La Nación

Un giro inesperado dio el caso sobre la captura de un hombre que transportaba en un vehículo oficial 613 millones de pesos en efectivo. Se confirmó que se trata de Luis Javier Rojas Morera, miembro del grupo de apoyo legislativo del representante a la Cámara por Casanare Alexander García (La U), e hijo de la jefe financiera del Senado, Magdalena Morera.

El escándalo inicio en la mañana de este martes cuando las autoridades reportaron que dieron un gran golpe a una estructura delincuencial que aprovechó un vehículo oficial para transportar grandes sumas de dinero producto de actividades ilícitas.

Inicialmente se dijo que el detenido era un hombre apodado como el ‘Flaco’, que hace tiempo venía siendo objeto de seguimientos porque había sospechas, derivadas de interceptaciones telefónicas, de que servía a una bacrim, para mover el dinero ilegal.

Sin embargo, a la historia se sumó un nuevo capítulo. Desde el Congreso, el propio presidente del Senado, Luis Fernando Velasco, confirmó que el detenido era Luis Javier Rojas Morera, hijo de Magdalena Morera. La Cámara, por su parte, confirmó que Rojas Morera pertenece a la UTL del representante García.

El joven, un politólogo de la Universidad Javeriana, fue conducido a los juzgados de Paloquemao para la audiencia de legalización de captura e imputación de cargos.

En el desarrollo de la diligencia judicial, la Fiscalía pidió medida de aseguramiento en su contra por los delitos de lavado de activos, enriquecimiento ilícito y cohecho. De igual forma, el fiscal del caso reveló que el detenido ofreció 100 millones de pesos al alto oficial del Ejército que lo detuvo.

"No es posible que esta persona no dé explicación razonable sobre la procedencia del dinero y ofrezca dinero, eso quiere decir que está dispuesto a lo que sea", señaló el fiscal del caso durante la audiencia.

Por su parte, el abogado defensor dijo que a su cliente no le dieron tiempo para explicar la procedencia de la plata. "Estamos en la plena disposición de mostrar el origen lícito del dinero. Es un ciudadano que goza de una reputación importante y la Fiscalía nos ha indicado que no tiene antecedentes judiciales. No tiene intención de fallar a la justicia y si lo desean no saldrá del país".

Tras escuchar a las partes, el juez 36 de garantías resolvió dictar prisión domiciliaria a Luis Javier Rojas Morera. "Se sintió acorralado por la actividad del Estado, abordó al Ejército y le hizo dos ofrecimientos en dos oportunidades y eso es constitutivo del delito de cohecho, por lo que se ordena la prisión domiciliaria", señaló el jurista.

Sobre el vehículo de placas OBH 651 de Bogotá, en el que se movilizaba el joven, se estableció que ya no pertenece al Congreso y que fue vendido en un remate, pero los documentos no han sido actualizados y por ello la tarjeta de propiedad sigue a nombre de la corporación. Es decir, sigue siendo un vehículo oficial.

En la investigación participó inteligencia militar, apoyada por la Administración para el Control de Drogas de los Estados Unidos y el CTI de la Fiscalía General de la Nación, tropas del Batallón Guardia Presidencial y el Batallón de Fuerzas Especiales Urbanas N°.3, de la XIII Brigada de la Quinta División. Todo un operativo institucional.

Habla el congresista

Al final de la tarde, el representante a la Cámara Alexander García se pronunció ante estos hechos. Dijo que está dispuesto a someterse a cualquier investigación de los organismos de control, con el ánimo de aclarar que no tiene ninguna relación con las actuaciones del servidor público en mención.
 
Asegura que Luis Javier Rojas fue vinculado a su Unidad de Trabajo Legislativo en agosto de 2015, y para esa época todos sus antecedentes no registraban ninguna inhabilidad. Sin embargo, tras su detención, el respresentante decidió que asuma su defensa por fuera de su grupo de trabajo.
 
“Desconozco las actividades que adelantaba el señor Rojas por fuera de su horario laboral y mucho menos la procedencia del dinero que, de acuerdo a información de distintos medios de comunicación, llevaba consigo. Es bueno aclarar que este funcionario no era conductor, sino que cumplía labores afines a su formación profesional como politólogo. Reitero mi disposición de atender cualquier requerimiento de llegarse a presentar, toda vez que nada tengo que ver con los hechos investigados”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.