Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/17/2014 12:00:00 AM

Amenazas a investigadores del Space resultaron falsas

Un auxiliar de la Fiscalía de Medellín no pudo demostrar la veracidad de las intimidaciones.

Se trata de un auxiliar de la Fiscalía de Medellín que no tuvo cómo demostrar la veracidad de las amenazas. Sus propios compañeros temen por su salud mental.
 
Hace tres días varios funcionarios de la Fiscalía de Medellín comenzaron a sospechar de la versión de uno de sus compañeros que decía, en medio del desespero, que estaba seguro de que lo iban a matar.
 
El denunciante es uno de los asistentes que trabajaban en la investigación que un fiscal adelanta por las muertes de 12 personas en el edificio Space, cuya torre 6 se desplomó en octubre del año pasado.
Dentro de ese proceso, la Fiscalía en días pasados les imputó el delito de prevaricato por acción a los excuradores de Medellín Carlos Ruiz y Eliney Francis Llanos, por su presunta responsabilidad en la expedición de licencias a favor de la constructora Lérida CDO.
 
Pues bien, la alerta se esparció por todo el palacio de justicia José Félix de Restrepo cuando el investigador comenzó a decir que había sido objeto de amenazas de muerte. El relato del funcionario también se centraba, insistentemente, en la idea de que iba a ser secuestrado.
 
Antes de que el hombre interpusiera la denuncia, fiscales con varios años de experiencia hablaron con él para brindarle el apoyo y tomar las medidas que fuese necesario para proteger su vida.
 
Sin embargo, las respuestas del funcionario afectado evidenciaban inconsistencias que fueron inmediatamente comunicadas a su familia. La versión de las amenazas y del secuestro generó confusión en los fiscales, según uno de ellos, porque tenían un origen muy ambiguo. “Muchas de las cosas que decía no eran coherentes a la luz del sentido común”, dice un fiscal que pidió a SEMANA la reserva de su nombre.
 
Otra persona que estuvo en contacto con el investigador dice que vio a su colega experimentar una suerte de delirium tremens. “Antes de que pusiera la denuncia le sugerimos que aceptara ser remitido a urgencias siquiátricas. Y que fuera un profesional el que lo valorara. No porque estuviera loco, sino porque temíamos por su salud mental. Ningún funcionario ni nadie está exento de padecer de una crisis”, dice.

La mayor preocupación entre los compañeros del investigador eran las consecuencias que podía acarrear una falsa denuncia por amenazas, que en todo caso no serán descartadas definitivamente hasta que un experto en salud mental valore al funcionario.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.