Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/13/2013 12:00:00 AM

Cinco avales ponen a prueba a Carlos Fernando Galán

¿El jefe de Cambio Radical sacrificaría el caudal electoral de cinco candidatos cuestionados?

A menos de un mes de que los partidos políticos deban inscribir sus candidatos a Senado y Cámara, los jefes de las colectividades ocupan la mayor parte de su tiempo definiendo las fichas que presentarán para las elecciones del 9 de marzo del año próximo.

Unas elecciones en las que está en disputa las mayorías parlamentarias, en unos casos, y la supervivencia política, en otros.

Este último es el caso de Cambio Radical, el partido del exministro de Vivienda Germán Vargas Lleras. Su reto inmediato será mantener la votación del 2010, que superó los 800.000 votos, pero que tan solo le significó ocho curules en el Senado.

Ahora, con el listón de 450.000 votos, que es el umbral para mantener la personería jurídica del partido, Cambio anda buscando el mayor número de votos en las regiones para al menos mantener su representación política en el parlamento.

Y aunque en las elecciones todos los votos son importantes, Cambio Radical enfrenta un dilema. Varios de los candidatos que se han acercado a tramitar el aval de este partido, que pueden representar una importante votación, llevan a cuestas la herencia de ser familia de dirigentes condenados por nexos con paramilitares.

Carlos Fernando Galán lleva dos meses al frente de Cambio Radical Cuando asumió la presidencia de la colectividad se comprometió ante el país a que adelantaría una gran depuración de sus listas de candidatos, más aún cuando este partido fue uno de los más golpeados por las investigaciones judiciales contra congresistas a los que se les descubrió nexos con los paramilitares.

En principio, cuatro son los avales que ponen a prueba el compromiso de Galán. Uno de ellos es el de Luz Estella Cáceres, hija del exsenador Javier Cáceres, quien fue condenado por la Corte Suprema de Justicia por la parapolítica.

Cáceres se convirtió en el 2010 en el mayor elector de Cambio Radical con algo más de 80.000 votos, un caudal electoral, concentrado en el departamento de Bolívar, que estaría representado en su hija.

Y aunque Luz Estella aportó los documentos para demostrar que tiene las calidades para obtener el aval, el hecho de ser hija de Javier Cáceres pone en un dilema a Cambio Radical.

Fuentes del partido le dijeron a Semana.com que Galán se daría la pela y le negaría el aval. Lo cual afectaría a los otros dos familiares de dirigentes condenados por parapolítica.

Se trata de José Luis Pinedo Barros, hijo del exsenador Miguel Pinedo, quien fue capturado en 2008 precisamente cuando ostentaba la condición de congresista de Cambio Radical. Los otros casos son los de Raúl Vives, hermano de Luis Eduardo Vives Lacouture, además del de Viviana Blel, hija del exsenador Vicente Blel.

Otro reto para Carlos Fernando Galán es el del empresario de Santander Freddy Anaya, quien pidió aval para ser candidato a la Cámara, y a quien el jefe paramilitar Ernesto Báez señaló de ser cercano a las Autodefensas y que se habría beneficiado económicamente de las decisiones de aliados políticos.

El jefe de Cambio Radical tiene en las próximas horas la decisión. En la balanza está el compromiso de depurar las listas del partido, pero por el otro sacrificar unos votos que serían determinantes para la supervivencia de la colectividad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.