Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/20/2017 12:11:00 PM

¿Por qué es tan grave que la ganadería en Colombia use más tierra de la que debería?

Según el Igac el ganado se está devorando tanto a las áreas más productivas para cultivar como a los ecosistemas estratégicos. Estas son las cifras.

La ganadería en Colombia ocupa más tierra de la que debería, los suelos tienen una excesiva sobrecarga pecuaria. Las cifras reveladas por el  Instituto Geográfico Agustín Codazzi (Igac) son al menos inquietantes: en el país 14 millones de hectáreas son destinadas a ganadería neta aun cuando solo 2,7 millones son aptas para tal fin.

“Sin ser alarmistas, junto con la erosión y la deforestación, la ganadería es una de las principales enfermedades para el suelo. El constante pisoteo del ganado causa serios problemas de compactación en los terrenos, los cuales tardarían cientos de años en ser recuperados”, explicó Juan Antonio Nieto Escalante, director del Igac.

Puede leer: Así están destruyendo a la serranía de La Macarena con la ganadería

La situación es preocupante en casi todo el país. En 27 departamentos se utiliza más tierra de la que se debería para la ganadería al ‘rojo vivo’, es decir la destinada únicamente para el pastoreo intensivo, semiintensivo o extensivo.

(Compare los siguientes mapas: en el primero se muestra la cantidad de tierra que es usada para la ganadería en el país (color rosado), mientras que en el segundo se señala la que es apta (color amarillo))

En Colombia los departamentos con más cantidad de tierras aptas para la ganadería no son los que más tierra destinan para ello. Por ejemplo, Casanare tiene 780.000 pero solo usa 622.000. En contraste está Bolívar que dobla sus posibilidades: tiene capacidad para 314.000 y utiliza 615.000 para ganadería.

Además, hay cinco departamentos que no tienen ningún porcentaje de tierras aptas para la ganadería, sin embargo se destinan miles. Estos son Quindío (27.000), Guanía y Vaupés (5.500), y Amazonas (3.600).

El caso de Córdoba también es alarmante, su tierra apta para ganadería es de 142.000 y utiliza 1,2 millones. Con Antioquia sucede algo parecido, utiliza 1,3 millones cuando solo son aptas 139.000 hectáreas.

Las consecuencias medioambientales del mal uso del suelo son preocupantes. “El ganado se ha convertido en un común denominador en los páramos y humedales, afectando así estas importantes recargas de agua. Además, se ha dejado a un lado la agricultura por la ganadería, lo que causa que las tierras más arables se vuelvan áridas y pierdan su capacidad para poder cultivar”, explicó Nieto Escalante.

Consulte: ¡Se están tirando el suelo!

Dichas preocupaciones han llevado a plantearse metas para mitigarlas. La Unidad de Planificación Rural Agropecuaria (Upra) se propuso reconvertir las áreas de ganadería extensiva en sus metas para 2018.

Por su parte, la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegan) le aseguró a este portal que, aunque saben que son parte del problema, quieren servir también como solución.

“Nosotros también queremos ser parte de la solución de ganadería más sostenible, desde el manejo del suelo, las aguas, herramientas de arreglos y los pastoriles que permiten liberar áreas que no son aptas para la ganadería”, explicó Juan Carlos Gómez, coordinador técnico del proyecto Ganadería Colombiana Sostenible.

Además, aseguran que de la ganadería viven 500.000 familias, de ellos el 80 por ciento tiene menos de 50 cabezas. “Esto nos pone en escenarios más complejos, no solo ver el uso del suelo sino por el factor social, finalmente quienes desarrollan esa actividad son seres humanos que viven de ello”, aseguró Gómez.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.