Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/12/2006 12:00:00 AM

Gasolina extra

La desmovilización de los paramilitares no asegura que dejen de controlar el robo de gasolina. Este año han saqueado más de 30 millones de dólares en combustible.

Hace algunas semanas el Bloque Central Bolívar (BCB) de las autodefensas recibió un duro golpe. El grupo de hidrocarburos de la Dijín y la Fiscalía logró capturar a una de las personas que para ellos es clave en el control que tiene este grupo en el robo de gasolina en Barrancabermeja. Se trata de Carlos Enrique Serna, alias 'Pipe' quien, según las autoridades, maneja las finanzas del Bloque Conquistadores de Opón y que era buscado por los delitos de concierto para delinquir, hurto de hidrocarburos, paramilitarismo y homicidio. Pese al júbilo con el que se recibió la noticia en el puerto petrolero, esta es sólo una más de las acciones con las que el gobierno lucha contra este delito, que en lo corrido del año ya deja 30 millones de dólares en pérdida. El BCB y las Autodefensas del Magdalena Medio, grupos comandados por alias 'Julián Bolívar', Ernesto Báez, Ramón Isaza y 'Botalón', próximos a desmovilizarse, son quienes manejan la mayor parte de este negocio ilegal en el Magdalena Medio, donde se registra el 50 por ciento de los robos del país. Desde el año 2000 se calcula que las pérdidas de Ecopetrol por este ilícito superan los 300 millones de dólares. La mayor parte de estos hurtos ha sido en las cinco líneas de los poliductos Galán-Sebastopol y Galán-Chimitá, los más importantes de la petrolera nacional. Dentro del proceso de desmovilización, la Ley de Justicia y Paz no contempla castigos para el robo de gasolina. Según el defensor del Pueblo en Barrancabermeja, Jorge Gómez Lizarazo, "una de las críticas recurrentes a la ley de alternatividad penal es que no desarticula las estructuras económicas de las autodefensas". Por eso los carteles del hurto de combustibles siguen campantes como antes de las negociaciones de paz con el gobierno. El margen de ganancia del negocio es extraordinario. María, vendedora de combustible robado, explicó a SEMANA que "una válvula pirata no cuesta más de 500.000 pesos y en pocos minutos logra llenar un carro tanque de 5.000 galones", que se comercializa en 10 millones de pesos en municipios como Puerto Boyacá, Puerto Parra y Puerto Araújo, por hombres de las Autodefensas del Magdalena Medio, al mando de 'Mojarra', el 'Albino' y 'Plinio'. En Puerto Berrío, Puerto Nare y Puerto Triunfo, el robo lo controla el frente Pablo Emilio Guarín, al mando de 'don Lucho', 'César' y 'Raúl'. Además, la gasolina robada es un importante insumo para la producción de droga. En las consultas de SEMANA al Ejército, la Policía y la Defensoría del Pueblo, coincidieron en el cálculo de que "el 80 por ciento del total del combustible robado va para el narcotráfico", principalmente a los laboratorios que hay en el sur de Bolívar. Según las autoridades, los nuevos jefes a cargo de este 'negocio' son alias 'Piraña' o Daniel Felipe al mando de los bloques Fidel Castaño y el Wálter Sánchez en Barrancabermeja y Puerto Wilches, alias 'Carlos' al mando de los Vencedores del Sur de Bolívar y Jaime Patón, jefe del Conquistadores del Opón. A pesar de las pérdidas, las medidas del gobierno han logrado controlar hasta cierto punto este delito. Mientras en 2002 se robaron 7.270 barriles diarios, en lo corrido del año se calcula que roban 1.700 barriles día. Según cifras oficiales, sólo en 2005 se han capturado en flagrancia 640 personas que deberán pagar de seis a 10 años de cárcel, y se iniciaron 100 procesos de extinción de dominio, principalmente a automotores y fincas usadas por los paramilitares para transportar o instalar sus válvulas. Sin embargo, estos logros en el Magdalena Medio, han disparado el robo en otras zonas de influencia del narcotráfico, como el Valle del Cauca. Las autodefensas, más allá de la desmovilización, no parecen tener mucho interés en desmontarse de este lucrativo negocio. "No confiamos en que acabará el hurto", dijo a SEMANA el coronel Jorge Humberto Murillo, comandante del Cuerpo Elite de Hidrocarburos de la Policía. Mientras tanto, el país, por cuenta de los paras y los vacíos de la Ley de Justicia y Paz, seguirá perdiendo millones de dólares al año.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.